CB43644.DNG

La navidad es como bien sabemos todos una fecha familiar y de regocijo en la que las emociones están a flor de piel y en la que (por alguna extraña razón que aún desconozco) nos encanta tratar de ser mejores personas y querer a todo el mundo. Esta es la principal y probablemente única razón por la que un director con tanto encanto como David Franken haya perpetuado este debacle emocional que dispara directamente a bocajarro a tu espíritu navideño.

Tras dirigir una película tan fresca e inteligente como fue El Diablo viste de Prada (2006), (film que dicho sea de paso se ha convertido con el paso del tiempo en el manual laboral de referente de la era contemporánea) Franken vuelve a pinchar la fibra sensible del público como ya lo hiciera con la lacrimógena Una Pareja de Tres (2008), pero esta vez con mucha menos sutileza y mimo.

Belleza Oculta según dicen es el peor estreno en la carrera de Will Smith,  y si te preguntas el por qué, la respuesta es muy evidente: el público no es tan tonto y no quiere que jueguen con sus emociones de una manera al menos no tan obvia.

CB40594.DNG

La película presenta una historia que juega con la idea del realismo mágico y la capacidad para obrar milagros en navidad, para contar el día a día de un alto ejecutivo que lleva dos años en total shock emocional tras haber perdido a su hija de 8 años en una dura y agonizante enfermedad. Este señor es Howard Inlet , un Will Smith jugando a ser buen actor que frunce mucho el seño  y que  llora con una facilidad que ríete tú de Viola Davis, mientras sus compañeros y amigos en el trabajo deciden hacer algo para que él reaccione y pase página de una vez por todas. Pero este plan traerá consigo la inesperada intervención del tiempo, la muerte y el amor, materializados en personas que harán ver a Howard que la vida sigue pese a su dolor.

Un discurso bonito  ejecutado por un reparto magnífico en el que destacan Hellen Mirren, Keira Knightley, Edward Norton y una siempre magistral Kate Winslet (el indudable mejor personaje y subtrama de la cinta) que aportan la suficiente credibilidad y nivel al film para contrarrestar lo pésimo de su sobrevalorado actor y estrella protagonista.

Belleza Oculta juega indiscriminadamente con nuestras emociones para tratar de hacernos creer que más allá de nosotros existe un plan superior y poderoso que puede cambiar el mundo y revertir cualquier mal en una nueva razón para sonreír cada día. Todo aderezado con un festival de frases grandilocuentes y miradas al horizonte bajo la lluvia de Nueva York en diciembre, que no hacen más que forzarte a llorar a la vez que evidencian su ineficaz capacidad para hacer las cosas con la calidad que se esperaba de su director y de un reparto que no sirven de comparsas de Will Smith. Algo que funciona como descarado gancho ya que del primero al último de los actores le sobrepasa en encanto y en habilidades interpretativas, lo cual resulta más que evidente pues entre todos tienen casi más premios Oscar de los que se entregarán durante la próxima ceremonia de este año.

CB10520.dng

El último y desesperado intento de Franken por rentabilizar las festivas fiestas en honor del Señor, conforma  una especie de postal navideña, bonita y llamativa que te atrae a la vista, pero que luego no es más que otra facilona felicitación que aprovecha la ocasión para recordarte que por muy mal que estés, la navidad es una fecha que merece que sonrías y vuelvas a creer en algo, sea lo que sea mientras sea mágico.

2.5_estrellas

Título original: Collateral Beauty Director: David Frankel Guión: Allan Loeb Música: Theodore Shapiro Fotografía: Maryse Alberti Reparto:    Will Smith, Edward Norton, Kate Winslet, Michael Peña, Naomie Harris, Helen Mirren, Keira Knightley Distribuidora: Warner Bros. Pictures Fecha de estreno:  23/12/2016