null

La “Casa de las Ideas” (como se autodenomina Marvel Comics y su ramificación cinematográfica Marvel Studios) ha sabido conectar con niños y adultos con películas cargadas de acción desbordante y humor desenfadado, forjando así su sello de calidad para los más fanáticos del género superhéroes. La repercusión que conlleva el estreno de una película de esta productora es tal que cada año se nos ofrece una media de dos películas o tres al año, todas ellas destinadas a obtener unas cifras de taquilla mucho más que respetables.

Después del éxito de Capitán América: Civil War, le toca el turno a otro esperadísimo estreno de la Casa: Doctor Strange, una película que oscila entre el Harry Potter más macarra y el Origen de Nolan más alucinógeno (si cabe). Protagonizada por Benedict Cumberbatch, Chiwetel Ejiofor y Tilda Swinton y con Scott Derrickson en la dirección, narra la transformación de un médico que, tras un fatal accidente y con la ayuda de un grupo de guerreros-magos místicos, es entrenado en las artes de la magia astral y temporal para forjarse como maestro hechicero y enfrentarse a un conjunto de magos renegados (capitaneados por el magnífico, aunque desaprovechado en esta ocasión, Mads Mikkelsen).

null

Podría decirse que, de todas las películas de Marvel, nos encontramos ante la más ambiciosa, especialmente en el ámbito visual. El diseño, la escenografía y los virtuosos efectos especiales en las secuencias de acción son, sin lugar a dudas, lo más destacable de la película, aunque en cierto momento, la sobrecarga frenética de tanta pirotecnia visual pongan a prueba la resistencia del espectador. Por otra parte, la imaginación desbordante, tanto de los cuantiosos escenarios como del universo (o universos) creado(s), sería un punto a favor, sin duda, de no ser porque la película cuenta con poco menos de dos horas en las que condensa una cantidad ingente de información, lo cual crea como resultado una confusión constante y una sensación de encontrarse en tierra de nadie.

Mientras que en películas como Guardianes de la Galaxia, James Gunn dotó a sus personajes de un notable interés y creó un entorno de comicidad para una trama que, alejado este elemento, poco podría tomarse con verosimilitud, en Doctor Strange, aun con un elenco de actores, cuyo trabajo de dotar de carisma a todos sus descuidados (por guión) roles, es inmenso, no se siente frescura, ya que sobresale el humor metido con calzador y el poco cariño hacia la caracterización de los personajes. La labor de Benedict Cumberbatch en el papel del atribulado doctor Stephen Strange es encomiable, pero en una trama menos infructuosa puede llegar a ser realmente fascinante.

null

Armada con unos efectos especiales delirantes y vanguardistas pero con un guión un tanto rancio, Doctor Strange es un tropiezo de una productora que sabe ofrecer calidad (en mayor o menor medida, todo sea dicho) dentro del campo del género de superhéroes.

1_estrella

Título original: Doctor Strange Director: Scott Derrickson Guión: C. Robert Cargill, Scott Derrickson, Jon Spaihts Música: Michael Giacchino Fotografía: Ben Davis Reparto:    Benedict Cumberbatch, Chiwetel Ejiofor, Rachel McAdams, Mads Mikkelsen, Tilda Swinton, Benjamin Bratt, Michael Stuhlbarg, Scott Adkins Distribuidora: Walt Disney Pictures Fecha de estreno:  28/10/2016