A estas alturas resulta inevitable ver a Noah Baumbach como una de las piezas claves dentro del cine independiente americano. Desde Frances Ha tanto la crítica como el público se han rendido a sus pies. Pero lo cierto es que ya antes de eso había firmado películas tan interesantes como Greenberg o, especialmente, Una historia de Brooklyn en la que retrataba de una forma magistral los problemas que acarrea para los menores el hecho de crecer en una familia desestructurada. Desde entonces, rodeado de personajes estrambóticos, bohemios, o que simplemente rehusaban crecer, Baumbach ha sido un cineasta que se ha dedicado a documentar de forma crítica y precisa los avatares de una juventud que no sabe crecer por mucho que pretenda hacerlo, algo que le une a Lena Dunham como los que posiblemente sean los dos cineastas que mejor han sabido retratar la juventud de la segunda década del Siglo XXI.

Una vez más, en Mistress America, se vuelve a centrar en esta caótica juventud incapaz de crecer, para ello se centra en dos figuras femeninas, dos chicas que están a punto de convertirse en hermanas. Una joven de dieciocho años que no encuentra su lugar en la universidad, y una treintañera fracasada que se cree la reina de la noche y capaz de comerse el mundo solo por su carisma. Baumbach usa estas dos figuras para mostrar el peligroso idealismo que corrompe a la juventud mitificando a aquellos que no han conseguido nada y que simplemente se creen capaces de hacerlo. Porque precisamente esa es la presencia del personaje de Brooke, al que da vida la siempre sensacional Greta Gerwig, una tipa sin empleo, que presume de no tener carrera ni de necesitarla, con la cabeza repleta de grandes ideas pero incapaz de llevar ninguna de ellas hasta el final, porque aún sigue anclada en la cruel adolescente que solía ser. Brooke vive a su ritmo, no tiene horarios ni restricciones, ve la vida como un vehículo para su disfrute que siempre se mueve al ritmo que ella marca, son estos hechos los que hacen que para Tracy (maravilloso descubrimiento el de Lola Kirke), Brooke se convierta en una especie de musa. Como escritora en ciernes que es se piensa que observarla es simplemente una excusa para tener material de escritura, sin embargo, no solo se convierte en un objeto de adoración, sino que poco a poco va mutando y contagiándose de su peligrosa actitud.

MA_076_SG_0938_1

Pero quizá lo más destacable de Mistress America se encuentre en su propio tono. Baumbach jamás ha ocultado que sus referencias provienen del cine europeo y de Allen (especialmente de sus comienzos). Pero esta vez eleva su fórmula al máximo Mistress America no solo es heredera directa de la formula alleniana más clásica y de la comedia de enredo francesa, sino que trae a la palestra una actualización de la más clásica y disparatada screwball clásica. Así, actualiza a los personajes sofisticados de la comedia de los años 30 en un mundo donde la élite radica en el número de seguidores que tienes en Twitter. Explota al máximo la confusión y el disparate, en alguna escena realmente tan descacharrante como la de la lectura del relato de Tracy, tan divertida como profundamente llena de matices. Y mientras que toca un tema que claramente muestra que le preocupa es capaz de realizar la que sin duda es la película más divertida de su filmografía.

No cabe duda de que Noah Baumbach es uno de los cineastas más a tener en cuenta en el panorama del cine independiente americano. Trae consigo un cine que rezuma pasión por el séptimo arte y en el que las referencias de las que bebe son obvias, pero que jamás trata de plagiar, sino que es capaz de traer a su propio terreno y dotarlas de una visión propia. Una visión tan propia como la que tiene de esa juventud que retrata con mimo y con cierto tono de preocupación, a la que estudia y recrimina, pero siempre buscando el foco de entendimiento. Mistress America es una película tan hilarante y divertida, como preocupante. Pero tan bien es una película tan bonita y llena de corazón como solo un cineasta que ama lo que está contando conseguiría hacer.

4.5_estrellas

Ficha técnica:

Título original: Mistress America Director: Noah Baumbach Guión: Noah Baumbach, Greta Gerwig Música: Dean Wareham, Britta Phillips Fotografía: Sam Levy Reparto: Greta Gerwig, Lola Kirke, Matthew Shear, Jasmine Cephas-Jones, Heather Lind, Michael Chernus, Cindy Cheung, Kathryn Erbe, Dean Wareham Distribuidora: Twentieth Century Fox Fecha de estreno: 20/11/15