con_15_playa_dest-650x435

Todos nos acordamos perfectamente del bombazo que fue La isla mínima el año pasado. Una producción que, junto a los otros grandes estrenos del año, conseguía revitalizar el gusto por el cine español de calidad. La fotografía era preciosa, los actores estaban estupendos, el presupuesto era millonario y la ambientación te capturaba. Pero había algo con el guión que no me convencía del todo. La relación de los dos protagonistas y el contexto de la transición cuajaba perfectamente y era lo verdaderamente interesante de la historia. Porque, seamos sinceros, el caso en sí hacía aguas por todas partes. De acuerdo con que es un detalle menor pero sin embargo en muchos lugares la vendían como “la película” de cine negro española definitiva. Y no. El caso del asesinato empezaba fuerte pero luego era aburrido y dejaba de interesar. Por no hablar del anticlimático desenlace del mismo. Cómo era un caso simple, decidieron liarlo como unos auriculares en un bolsillo para darle algo más de enjundia.

¿Y por qué os cuento esto? Pues porque La playa de los ahogados es el reverso del calcetín. Fotografía simple pero cumplidora, actores notables pero sin destacar especialmente, una décima parte del presupuesto de la anterior y casi ningún trasfondo en la historia más allá del caso. Pero qué caso. Un aparente suicida aparece ahogado en la costa gallega pero hay indicios de que en realidad ha sido asesinado. Una pareja de policías (acertadísimo Carmelo Gómez y cumplidor sin más Antonio Garrido) investiga el caso y busca encontrar el culpable entre todo el abanico de secundarios que viven en el pueblo.

descargaVale, es procedimental a más no poder y cumple con todos los tópicos del cine negro. Pero a mí me parece un acierto total. La historia se limita prácticamente a los interrogatorios de los vecinos, las idas y venidas de los inspectores y las pequeñas pistas que surgen aquí y allá y que conectan el caso con uno que sucedió hace varios años. Con un ritmo pausado y lento el ovillo se desilacha y la historia avanza prácticamente sola hasta un desenlace satisfactorio y que ata bien todos los cabos. Simple, directo y sin adornos. Una historia que merece la pena y que, por todas las carencias que dije antes y que sí tenía su prima del año pasado, mucha gente dejará pasar. Es cierto que el aspecto de serie de televisión no ayuda y que, en ocasiones, el enfoque-desenfoque resulta cansino y digno de un trabajo universitario pero, al fin y al cabo, lo importante es que funciona a nivel narrativo y consigue meterte dentro de la historia. Como una buena novela negra (no en vano es una adaptación de una).

Con esto no quiero decir que La playa de los ahogados sea mejor película que La isla mínima, ni mucho menos. Quiero decir que las dos, teniendo ciertos puntos en común dentro del cine nacional, son muy disfrutables y diferentes porque lo que le falta a una lo tiene la otra y viceversa. La gran diferencia la encontraremos en la publicidad de esta nueva y, por ende, en los resultados de taquilla, que sin duda serán cuanto menos discretos. Yo os animo desde aquí a que dejéis de lado los prejuicios que a priori os puede provocar y, si es que podéis, deis una oportunidad a una película española de bajo presupuesto que surge a rebufo de La isla mínima pero que podría dejar en pañales a muchas otras producciones nacionales de éxito.

4_estrellas

 

Ficha técnica:

Título original: La playa de los ahogados  Director: Gerardo Herrrero Guión: Domingo Villar Música: Lucio Godoy Fotografía: Alfredo Mayo Reparto: Carmelo Gómez, Antonio Garrido, Tamar Novas, Celso Bugallo, Celia Freijeiro,Marta Larralde, Luis Zahera, Carlos Blanco, Pedro Alonso Distribuidora: Syldavia Cinema Fecha de estreno: 09/10/2015