Justicia1

Hovik Keuchkerian es la caña, eso lo primero. Después, Justi & Cia es una película pequeña. En un año en el que el cine español está petándolo muy fuerte es estupendo que películas como esta, con menos pretensiones, no se achanten y se aprovechen del furor que ha surgido por el cine nacional. El primer largometraje de Ignacio Estaregui funciona y eso siempre es muy reconfortante. La película es un espejo fantástico de la realidad. Es una puerta a una dimensión paralela en la que alguien decide tomar cartas en el asunto de la corrupción, de la crisis, de las tomaduras de pelo con las que nos levantamos y nos acostamos cada día.

“Todo el mundo se queja, pero nadie hace nada”. Ese es el leit motiv de la historia y, sin duda, algo que más de uno hemos pensado en varias ocasiones. El mayor acierto de Justi & Cia es llevar a imágenes ese pensamiento, esas ganas de cambiar el mundo que todos frenamos instintivamente. Por eso Justino es un superhéroe. Y al fin y al cabo, Justi & Cia es una película de superhéroes. Como cualquier buena historia de origen, Justino se ve envuelto en una maraña de circunstancias trágicas que le llevan a tomar la decisión de impartir la justicia por su mano. Si te fijas en los detalles te darás cuenta: un hombre que ha perdido parte de su familia por los intereses egoístas de un villano; una justicia que no funciona y que no castiga a ese malhechor como es debido, ni a ningún otro en realidad; una motivación y un plan para que el bien prevalezca sobre el mal; un uniforme, un ayudante y un vehículo. No hace falta ser un lumbreras para darse cuenta de que Justino es el Batman español.  Un Bruce Wayne leonés, sin medios, pero con la misma convicción para arreglar las cosas.

Justicia2

Hovik, como ya dije, está estupendo. Es un tipo que nunca deja de sorprenderme. No le he visto boxeando, pero sin duda fue un buen cómico, es mejor poeta y, además, gran actor. No titubea al meterse en el papel de Justino y su voz y su forma física le hacen ganar enteros al personaje. Pero todo gran héroe necesita un sidekick, y Álex Angulo encaja perfectamente con este Robin jubilado que busca ese cambio en su vida con la filosofía del mejor tarde que nunca. Deja un papel para el recuerdo con un personaje adorable y que, creo yo, refleja bien como era él.

Estas son todas las claves para el éxito:  una cruzada quijotesca de Norte a Sur de la península para luchar contra los políticos que nos traen de cabeza, una interesante reflexión sobre cómo respondería la población a un par de personajes que intentan cambiar el mundo y un buen equilibrio entre la comedia y el drama durante todo el metraje. Es cierto que se sacrifica algo de realismo para dar margen a la historia y se mantiene a la policía siempre varios pasos más atrás (aunque a lo mejor esto si es realista, quién sabe). En definitiva, es una película para el momento y que sin duda acierta con su público objetivo: la gran mayoría de españoles que están hartos y que gustan de ver, aunque solo sea en la pantalla, como alguien da su merecido a todos esos chorizos. Sincera con sus aspiraciones y muy entretenida, Justi & Cia es cine español muy recomendable para evadirse y divertirse durante una hora y media.

Justicia3

Y una cosa más: os quedaréis con ganas de ver el vídeo de Youtube de un político tragándose todo el confeti pagado con dinero público.

4_estrellas

Ficha técnica:

Título Original: Justi&Cia Director: Ignacio Estaregui Guión: Enrique León, Borja Monclús Música: Luis Giménez Fotografía: Beltrán García Reparto: Hovik Keuchkerian, Álex Angulo, Antonio Dechent, Maria José Moreno, Santiago Melendez, Jorge Usón, Marta Larralde, Juan Manuel Lara Distribuidora: Splendor Films Fecha de estreno: 07/11/2014