DSC_0019

Foto / Sergio Iglesias

Este viernes se estrena en cines Ahora o nunca, la nueva comedia española que parece dispuesta a repetir el éxito que ya alcanzara Ocho apellidos vascos. No en vano, su protagonista es el omnipresente Dani Rovira, esta vez emparejado con María Valverde y con un elenco de secundarios que prometen hacernos pasar un buen rato. Con motivo del estreno, hemos hablado con tres de los actores de la película: Joaquín Núñez, Jordi Sánchez y Melody.

¿Cómo fue rodar esos días en Ámsterdam junto a Dani Rovira?

Joaquín Núñez: Fue una alegría. Eso es… Unos paisajes tan exquisitos, un colorido, unas casas cada una con su color, ese puente y esa agua, ese frío… Pero un frío fresquito agradable.

Jordi Sánchez: El rodaje coincidió con el final del año, a mí me coincidió con el final de la serie (La que se avecina), el final de todo… Y encima antes de navidad, que ya te vas a ir a tu casa, te regalan una semana en Ámsterdam con esta gente, pues imagínate, fenomenal.

Melody, es tu primer trabajo como actriz, ¿qué es lo que más te ha llamado la atención del cine desde dentro?

Melody: Hay muchas cosas que me han llamado la atención y que me gustan. El cine me gusta porque uno interpreta personajes que no tienen nada que ver con uno mismo, o a veces sí. En este caso es verdad que yo con Irene tengo ciertos parecidos pero me gustan mucho, por ejemplo, los parones que hay cuando estamos grabando para hablar con los compañeros, para conocer gente nueva…

La mayoría de tus escenas en Ahora o Nunca transcurren en un autobús lleno de gente. ¿Cómo viviste ese rodaje tan multitudinario?

M: Eso es un show completamente. Hemos vivido una experiencia que es, vaya, adrenalina pura de bailar, de cantar, de chistes, de bromas, de todo… Era como una disco en el autobús, todos estábamos a tope bailando. Pero ha sido súper chulo. Y ha sido muy fácil porque todo el mundo teníamos ganas de que quedara muy bien. Todos estábamos muy integrados y lo queríamos hacer súper bien y que quedara muy natural. Y la verdad es que sí, que ha sido muy fácil porque cuando uno tiene una escena con tanta gente es un poco complicado pero todo el mundo estaba por la labor para que quedara estupendamente.

Primos, Tres bodas de más, La gran familia española, Ocho apellidos vascos, Ahora o nunca… Todas estas comedias españolas recientes tratan el tema de las bodas. ¿Qué nos pasa en España con las bodas?

J.N.: Yo creo que es un campo tan amplio que para los guionistas es súper rico. Sobre todo concretamente para los que han escrito Ahora o nunca. Ahí se han exhibido con todas las cosas que pueden ocurrir en una boda, que podría ser el subtítulo de Ahora o nunca. Porque ocurren muchísimas cosas, cosas tan inesperadas, cosas que te sorprenden tanto que dices “¿pero esto cómo va a ser?”… Y tantas pruebas para demostrar que al final el amor está por encima de todo.

M: Yo creo que estamos activando al público, a la gente, para que se case.

J.S.: Creo que una cosa te sugiere otra. Y que los guionistas, que son público normal, van a ver una peli y de ahí les surge una nueva.

Jordi, a pesar de ser conocido principalmente por tu papel en La que se avecina también escribes teatro, como la obra estrenada este año El eunuco. ¿Cómo compaginas esto y los rodajes?

J.S.: Pues la serie se graba seis meses al año y los otros seis meses estoy en Barcelona y junto a Pepa Antón Gómez, con quién escribo, quedamos en mi casa a las nueve de la mañana y hasta la hora de comer tacatacataca… Porque tienes material que entregar. Por ejemplo, para El eunuco teníamos una fecha de entrega porque había que estrenarla en el Festival de Mérida sí o sí. Así que tienes seis meses y le echas todas las horas que hagan falta.

¿Alguna ocasión en la que hayáis pensado “ahora o nunca”?

M: Yo creo que sí. No en el cine porque es mi primera vez, pero cuando he grabado un disco y por cuestiones de la compañía o de un arreglo que no me lo han entregado a tiempo o que hay que cambiarlo… Eso lleva mucho tiempo y empieza el “¿va a salir? ¿No va a salir? ¿Todavía no está preparado?” ¡Ahora o nunca, va a salir sí o sí! Yo lo he pensado muchas veces.

J.S.: Yo era ATS y cuando me dieron la plaza fija en la seguridad social me dijeron “mira, ahora te vamos a hacer fijo y vas a estar cuarenta y siete años aquí trabajando”. Y entonces dije “si no me voy ahora ya me quedo aquí”, y me fui.

J.N.: Yo llevaba treinta y cinco años haciendo teatro, escribiendo, dirigiendo espectáculos… Y cuando surge hacer mi primera película, Grupo 7, era una de “¿me meto de lleno en esto del cine o continúo con mi teatro particular?” y… ¡venga, tío! Ha sido una experiencia muy bonita esto del cine, luego entro televisión… Ha sido una apuesta muy buena de la que estoy súper satisfecho y muy contento porque es muy enriquecedor.