o-IT-FOLLOWS-facebook

Una chica sale de su casa muy alterada. Estamos en un vecindario cualquiera de un lugar cualquiera, eso es lo que menos importa. La chica huye de algo. O de alguien. No podemos saberlo porque no vemos nada más que espacio vacío a su alrededor. Su acelerada evasión y ese nada al que mira constantemente nos confirma que algo la sigue. Y así es. David Robert Michell inicia de esta forma una historia que, en principio, parece tópica y con una premisa bastante simplona. Pero nada más lejos de la realidad. Con una estética contenida y un uso magistral de las piezas del juego este señor ha conseguido meterme miedo en la butaca. Miedo de verdad.

Podría hablar largo y tendido de las fuentes de las que se nutre It follows. De las películas de género de los ochenta, del cine de John Carpenter, de las ideas Lovecraftianas… Pero, siendo sinceros, no tengo la menor idea de nada de eso. Y no la tengo porque, sabe dios por qué, nunca he sido gran fan del cine de terror. Vamos, que me queda mucho por ver para poder hablar con propiedad de esto. Pero de lo que sí os puedo hablar es del acojone que Te sigue me ha hecho sentir. Una hora y media dentro de una pesadilla cualquiera, una de esas pesadillas recurrentes que reconoces cuando el sueño empieza y, lo que es peor, sabes que tendrás que afrontar hasta que tu cerebro se decida a despertarse. No exagero si digo que en más de la mitad de mis pesadillas algo me pisa los talones. Y cuando esto ocurre hay una sensación concreta, una presión en el pecho que se mantiene segundos después de abrir los ojos. Una congoja particular, que te llena de inseguridad y que, muchas veces, te deja con la duda de si deberías haberte parado, dado la vuelta y mirado a los ojos a esa representación de tus miedos. If follows te obliga a hacerlo. Y, como en esos sueños en los que tus pies están clavados al suelo, tu sólo puedes mirar a la pantalla y esperar lo mejor.

IT FOLLOWS

Mirando a través de los ojos de la sorprendente y prometedora Maika Monroe, la acompañamos en un descenso al terror más básico, alejado de screamers y subidas de tono que buscan provocar el grito fácil entre las preadolescentes. Aquí todo es lo que parece y eso es lo que asusta de verdad. Las escenas verdaderamente terroríficas son escasas pero la atmósfera que crea te mantiene en constante tensión, mirando por las ventanas o por  cualquier hueco que dé a campo abierto. Como si fueras un niño viendo un teatrillo y que grita al protagonista “¡Cuidado, ahí está!” cuando aparece el malo por detrás. La extraña banda sonora es una de las claves que dirigen tu miedo con maestría, con unos ritmos sintéticos que, al igual que todos los horrores que ves en pantalla, te siguen. El resto de matices sólo suman a la historia, como los amigos adolescentes de Jay y su constante descubrimiento de una lógica que en realidad no existe, pero que nosotros, como espectadores, también buscamos. Porque, al igual que con todos esos libros que estudian las pesadillas y que intentan racionalizar los miedos, nos sentimos seguros cuando creemos comprender algo. Una falsa seguridad que It follows rompe a martillazos cada vez que crees conocer las reglas del juego.

itfollows_091114_1600

Con todo el cine de terror comercial que llega a las salas, repleto de remakes, reboots, secuelas y demás parafernalia con el mecanismo de la caja con el payaso dentro, Te Sigue demuestra que el miedo es más primario que todo eso y que con un simple cuento pesadillesco puede hacer que mires detrás de ti cuando salgas del cine.

4_estrellas

Ficha técnica:

Título original: It Follows Director: David Robert Mitchell Guión: David Robert Mitchell Música: Disasterpeace Fotografía: Michael Gioulakis Reparto: Maika Monroe, Keir Gilchrist, Daniel Zovatto, Jake Weary, Olivia Luccardi, Lili Sepe, Linda Boston, Caitlin Burt, Heather Fairbanks Distribuidora: Surtsey Fecha de estreno: 29/05/2015