TRB0280_TRL_v005.1012_R2

He alabado muchas veces en este espacio lo bien que lo ha hecho Marvel, posiblemente lo he hecho al hablar de cada nueva película. Y es que cada una suponía un paso adelante en todo lo que habían realizado hasta ahora. Quizá su capacidad de sorprendernos película a película nos ha hecho que nos tengamos que rendir a ellos y alabarlos como si esto supusiera una novedad. No, no lo es, y por eso esta vez no voy a repetir la misma retahíla de siempre. Sí, Marvel lo ha vuelto a hacer genial, pero lo novedoso sería lo contrario. Porque lo mejor de Los Vengadores: La era de Ultron, no es que sea tan buena como todos los productos que han salido de la división cinematográfica de la casa de las ideas, sino que una vez más se siente como una película completamente nueva. Un punto y aparte a todo lo que venía haciéndose anteriormente, su forma de ser es tan radicalmente distinta a cada cosa que ha hecho Marvel como ha ocurrido con cada una de sus películas hasta la fecha, y ese, sin lugar a dudas, es el mayor logro que Marvel está logrando con cada uno de sus filmes.

Whedon hizo suya la primera parte de Los Vengadores, evolucionó lo visto hasta el momento consiguiendo hacer un espectáculo coral donde cada personaje quedase perfectamente definido y todos fueran protagonistas de la misma película. En realidad, Los Vengadores: La era de Ultrón, no es más que una evolución de lo realizado en la primera película, una evolución tan ardua como sensata, porque el principal baluarte de esta secuela se encuentra principalmente en los prismas de profundidad a los que han sido llevado los personajes.

HVH2770_v016_028524.1024

No es casual la entrada en escena de la Bruja Escarlata, una mutante hija de Magneto (por cuestiones de derechos, aquí reciben el término de “mejorados”), capaz de meterse en la mente de las personas para mostrarles sus peores miedos. Quizá la ejecución de la táctica siga el camino más sencillo, pero cuando tienes que llegar al fondo de la mente de seis personajes distintos y hacer que una película de acción jamás pierda el sentido de la misma, esta acaba siendo la resolución más acertada e inspirada de todas. Y bien, aunque sea sencillo, esto también le permite a Whedon hacer a los  personajes humanos, elevarles a un grado de madurez bastante inédito en el cine de superhéroes (con la salvedad de algunas excepciones como Batman Begins, algo para lo que Nolan prácticamente prescindía de acción durante la primera hora de la película, o la reciente serie Daredevil, en el que el formato episódico también hacía más fácil explorar la psique de Matt Murdock), y permitir que su lucha vaya más del simple trazo heroico, sino que presente un cometido que al final acaba dotando a la acción de una rebosante emoción.

Pero en las casi dos horas y media que dura la película, una duración que pese a lo elevada de la misma se pasa volando, esta construcción de los personajes acaba prácticamente relegada a un segundo plano en pos del puro entretenimiento que ofrece la película y que, al fin al cabo, no deja de ser su verdadero sino. Su primera escena nos pone rápidamente en situación de que lo vamos a ver es lo que presenciamos en la batalla de Nueva York elevado al máximo, donde Whedon conecta el plano secuencia que presenciábamos allí, con uno nuevo en la apertura, que además sirve como perfecta presentación de todos los personajes. La película sigue avanzando con pie firme durante todo su metraje, pese a la sobrecarga de personajes con los que cuenta en el inicio, no tiene problemas en ir introduciendo poco a poco a cuatro nuevos personajes (incluyendo a Ultrón, el villano de la función), siempre con tino y precisión, no dejando que ninguno se quede jamás descolgado y dando a todos verdadera significancia a su rol. Esto es tan importante en la película, que incluso los dos personajes más dejados de lado en la primera entrega (Viuda Negra y Ojo de halcón), encuentran aquí su lugar.

AP-18438_R

No, pero la acción nunca se queda descolgada, y hay mucha mientras dura la película, pero toda tiene un significado que va más allá de lo gratuito, como esa vital lucha entre Hulk e Iron Man que ya pudimos presenciar en el tráiler en las calles de Wakanda (perfecto nexo de unión a los proyectos venideros de la factoría). Todo hasta llegar a su excelso clímax final y que consigue lo que parecía imposible, hacer que el de la primera entrega se quede corto al lado de este. Y es que Whedon consigue planificar las escenas a la perfección, estas están escritas con destreza y filmadas con verdadero pulso. El creador de Buffy cazavampiros, vuelve a demostrar ser un todoterreno y tener una de las mentes más imaginativas del séptimo arte.

Más allá de su diversión, más allá de su inteligencia, más allá del estupendo trabajo de sus actores, todos ellos rebosantes de carismas entendiendo a la perfección su cometido y cumpliéndolo con verdadero acierto. El triunfo de Los Vengadores: La era de Ultrón es el de dejar al espectador con ganas de más. De hacer que el disfrute se sienta corto y desee ver las próximas producciones (algo de vital importancia teniendo en cuenta que tienen un calendario cargado de estrenos hasta el 2019), ese sí es el verdadero éxito de la película. Una película que se erige como la quintaesencia del entretenimiento, algo que Marvel lleva haciendo durante los últimos años, y es que no es únicamente el hecho de que las mejores películas de superhéroes de los últimos años tengan su sello, sino el hecho de que los mejores blockbusters de los últimos años han salido de su factoría, y sí, también los más taquilleros, al fin y al cabo lo que el espectador busca es la completa evasión y estos señores han demostrado que saben cómo hacerlo. 

5_estrellas

Ficha técnica:

Título original: The Avengers: Age of Ultron Director: Joss Whedon Guión: Joss Whedon Música: Brian Tyler Fotografía: Ben Davis Reparto: Robert Downey Jr., Chris Evans, Mark Ruffalo, Chris Hemsworth, Scarlett Johansson, Jeremy Renner, Alexis Denisof, James Spader, Aaron-Taylor Johnson, Elizabeth Olsen, Thomas Kretschmann, Paul Bettany, Samuel L. Jackson, Hayley Atwell, Don Cheadle, Claudia Kim, Andy Serkis, Idris Elba, James Spader, Linda Cardellini, Anthony Mackie, Don Cheadle Distribuidora: Disney Pictures Fecha de estreno: 30/04/2015