1360084787_before_i_go_to_sleep-oo

No confíes en nadie es una adaptación de una novela de S.J. Watson que se publicó en 2011. La novela en nuestro país no tuvo especial éxito, pero en otros países llegó a ser un best-seller. Parece ser que la adaptación no es totalmente fiel al libro, cambian algunas cosas que hacen diferente la historia, el film juega con algunos detalles que en la novela no están, detalles que ratifican el tópico de que el espectador es más ingenuo que el lector. Por mi parte no me he topado con el libro, así que juzgaré desde la perspectiva de espectador “ingenuo”.

Lo que me llamó más la atención del cartel de No confíes en nadie (y lo que llevará a muchos a entrar en la sala) fue que ahí estaba Nicole Kidman, a la que siempre he tenido especial cariño, puede ser porque aparece en una de las películas que más visionados he dedicado en mi vida, o no sé… Lo cierto es que por mucho aprecio que le tenga, cuando el rostro de Kidman aparece en cartel nunca podemos apostar sobre seguro, puede darse el caso de que borde un papel en una espléndida película, o por el contrario, como está pasando últimamente; toparnos con films totalmente olvidables que no están, en un principio, a la altura de la categoría de la actriz. Es el poder que tiene preocuparse por la elección de proyectos en los que se quiere participar o no. Este film, a pesar de tener un planteamiento interesante para un thriller, no se coloca entre las grandes interpretaciones de la actriz. No por ella, sino porque la película acaba siendo mediocre y fallida en muchos aspectos.

Before-I-Go-To-Sleep-DI-1

Aunque la trama se presenta bastante atractiva. La historia se desarrolla a partir de las condiciones que sufre Christine, mujer de 47 años, que tuvo un accidente en su juventud. Y a causa de dicha circunstancia no consigue recordar nada después de lo que pasó. Cada día se levanta y ha olvidado completamente lo que sucedió en el día anterior. Pero algo cambia en la vida de Christine cuando empieza a hacerse preguntas. Esta premisa es la que consigue que durante los primeros 10 minutos de la cinta estés bastante interesado, pero la dificultad de un thriller no radica en atrapar en sus primeros minutos. No es ningún mérito que quieras saber qué pasa con Christine tal y como se plantea, es más bien una ventaja de sinopsis. El mérito hubiera sido saber mantener la incógnita, pero el film cae en algo muy común en los thrillers del montón, tratar al espectador como una persona con pocas luces.

Se me ocurre una comparación bastante reciente (por el hecho de que ambas historias se desarrollan a partir de matrimonios) que destaca todos los defectos de No confíes en nadie, pongamos en contraposición a Gone girl de Fincher. Justo lo que se halagó de Gone girl en su momento, es lo que se criticará de No confíes en nadie. Fincher sabe cómo mantener al espectador dentro de la película durante todo el metraje, y juega con diferentes tramas secundarias que acaban por ser necesarias sin desviarse de la principal. Ese es el fallo de No confíes en nadie, se centra en la presunta angustia que debe sentir el espectador y no va más allá, no aprovecha para profundizar en nada más, sigue una línea con pequeñas alteraciones que acaban aburriendo y hacen que la película de 90 minutos sea bastante más pesada que las dos horas largas de Fincher.

Before-I-Go-To-Sleep-Trailer

Entre el elenco de actores está la ya antes mencionada, Nicole Kidman que converge correcta en su papel, aunque a veces cueste creer algunas cosas de su personaje, el problema sobre todo, reside en las exigencias de guión, que perpetran un personaje cansino en sus gestos y acciones. Colin Firth, jugando el papel de marido, tiene sus momentos acertados y otros en los que ni él ni nosotros sabemos muy bien dónde está. La película, en general, tarda mucho en condensarse, y cuando lo hace, se precipita. Justo cuando debería darse más tiempo para estimular de alguna forma, entonces todo se acelera. Rowan Joffé apuesta por sobre explicar cosas y rompe el posible vínculo que se había creado en un principio entre el espectador y el personaje. Algunas escenas, que no deberían, acaban teniendo cierto tono ridículo. Incluso el cierre final se encuentra entre una de ellas. Siendo así un gran hándicap para la propia película, ya que sales con la sensación de que lo que has visto te ha gustado menos de lo que quizás te había podido gustar la cinta antes de esa escena.

No confíes en nadie es una película hecha a medias, es otro de los innumerables ‘quiero y no puedo’ que existen en este género y en muchos otros. Un intento que se presenta con cierto gancho en nuestra cartelera, que quizás guste a unos pocos que vayan a echar la tarde al cine, pero no hará amistad con la crítica ni con los que apreciamos un poco este arte.

2_estrellas

 

Ficha técnica:

Título original: Before I Go to Sleep Director: Rowan Joffé Guión: Rowan Joffé Música: Ed Shearmur Fotografía: Ben Davis Reparto: Nicole Kidman, Mark Strong, Colin Firth, Anne-Marie Duff, Dean-Charles Chapman,Jing Lusi, Adam Levy Distribuidora: DeAPlaneta Fecha de estreno: 13/02/2015