Rosamund-Pike-Amy-Dunne

Antes de su estreno, recuerdo haber pensado que Perdida sería la nueva obra maestra de David Fincher. El destino me privó de la posibilidad de comprobarlo en una sala de cine, y ahora, muchos meses después, Twentieth Century Fox Home Entertainment me ha dado la oportunidad de disfrutarla en Digital HD, la mejor alternativa cuando el cine se convierte en una opción inviable. Y la experiencia no sólo ha sido grata a este nivel sino que aquel presentimiento que tuve meses antes del estreno de la cinta se ha cumplido: Perdida es la gran película que esperaba de David Fincher.

Me cuesta creer cómo una película como esta ha podido perder tanta fuerza con el transcurrir de los meses, pasando de ser una firme candidata a los premios de la Academia a conseguir únicamente una nominación para Rosamund Pike como Mejor actriz (muy merecida, eso sí). Probablemente la razón esté en que no es un filme fácil de premiar en los circuitos convencionales, ya sea por el género en el que se engloba el thriller, muy poco premiado a lo largo de la historia de los premios, o por su sentido del humor tan negro. Y aunque a estas alturas ya nadie duda de que los premios no son representativos de nada, no deja de entristecerme que este tipo de cintas, que rebosan calidad y, en este caso, se erigen como críticas de nuestro de tiempo, no tengan más presencia en esos escaparates a los que llamamos premios.  

Perdida comienza en el día del quinto aniversario de boda de Nick y Amy Dunne, cuando éste reporta a la policía que su esposa ha desaparecido misteriosamente. Pronto la presión policial y mediática hace que el retrato de felicidad doméstica que ofrece Nick empiece a tambalearse. Además, su extraña conducta lo convierte en sospechoso, y todo el mundo comienza a preguntarse si él mató a su esposa…

gone-girl-DF-01826cc_rgb.jpg

Cuando pienso en mi mujer, siempre pienso en su cabeza. Me imagino fracturando su hermoso cráneo, desentrañando su cerebro, intentando obtener respuestas a las preguntas primordiales de cualquier matrimonio: ¿en qué estás pensando? ¿Cómo te sientes? ¿Qué nos hemos hecho el uno al otro?…”. Con estas líneas tan perturbadoras comienza la película de Fincher, unas líneas narradas en off y pronunciadas por Nick mientras éste acaricia la cabeza de su mujer, recostada en su pecho. Al encarar la última de esas preguntas retóricas, la cabeza de Amy se mueve y ésta levanta la vista hacia su marido, es decir, hacia la cámara. Hacia nosotros. ¿Qué estará pensando Amy?

Este poderosísimo thriller psicológico mantiene al espectador en tensión continua durante sus casi 150 minutos de duración, en los cuales Fincher realiza una crítica realmente astuta hacia dos cuestiones fundamentales: el matrimonio y los  medios de comunicación. Sobre lo primero Fincher apunta directamente hacia temas como la incomunicación o la mentira para construir una visión desalentadora de la entidad del matrimonio en particular, y de la sociedad norteamericana en general.

La otra crítica presente en Perdida, mucho más hiperbolizada y quasi paródica, se centra en los medios de comunicación. Esos que hoy en día, gracias a la importancia que les ha dado una audiencia masificada, son capaces de moldear a la sociedad a su antojo, de guiarla ideológicamente hacia donde quieren y que carecen por completo de escrúpulos. Unos medios que pueden transformar la realidad a su conveniencia. Ahora los conceptos de ética y rigor no tienen valor alguno, y lo único que de verdad importa es tener a alguien a quien señalar, un verdugo con el que ensañarse y sobre el que la audiencia pueda descargar su ira. Porque eso, que no es otra cosa que morbo es, al fin y al cabo, lo que vende mejor hoy en día. En Perdida todo eso se refleja a la perfección en la figura de Nick Dunne, un hombre al que los medios manipulan a capricho y que se ve inmerso en un circo mediático del que sólo se puede escapar desde dentro, jugando a su mismo juego.

GONE GIRL, from left: Ben Affleck, Rosamund Pike, 2014. ph: Merrick Morton/TM & copyright ©20th

Este thriller, tan entretenido como inteligente, funciona muy bien ya no sólo por sus brillantes y famosos giros argumentales, que no dejan respiro al espectador, sino por la majestuosa tarea que realizan sus dos compositores, Trent Reznor y Atticus Ross, que acompañan las escenas más reveladores con una música inquietante, que acentúa el desconcierto y la perplejidad que, por seguro, sentirá todo el público. Esto, sumado a la impresionante atmósfera que Fincher consigue crear y a las incontestables actuaciones de la ya mencionada Rosamund Pike y Ben Affleck, hacen de Perdida una película fascinante, que con toda probabilidad permanecerá de manera impertérrita en la memoria de cualquier espectador, corroborando esa idea de que, efectivamente, Perdida es la nueva obra maestra de Fincher.  

¿Qué es el Digital HD?

Perdida se estrena hoy 11 de febrero en DVD y Blu-ray pero se puede disfrutar en Digital HD desde el pasado 9 de este mismo mes. Pero, ¿qué es eso del Digital HD? En La Cabecita te lo contamos: se trata de una nueva forma de disfrutar de las películas que se adapta a tu estilo de vida digital, ofreciéndote versatilidad y comodidad a un precio accesible. El Digital HD te permite un acceso anticipado para ver tus películas favoritas en alta definición a través de una variedad de dispositivos conectados en cualquier momento y en cualquier lugar. Con esta nueva forma de visionado tienes acceso exclusivo a tus películas favoritas, semanas antes de que salgan en DVD y Blu-ray (en títulos seleccionados). Los precios de Fox para que puedas ver los próximos títulos de Fox en DHD y cuál es el PVPR de la descargada digital, que es de 9,99, se pueden ver en www.foxdigitalhd.es.