THE BOOK OF LIFE

Cómo la ha liado la academia este año en la categoría de animación ¿eh? Sabéis a lo que me refiero: La LEGO película se ha quedado fuera. La que es, probablemente, la mejor película de animación del año y una de las mejores de la década ni siquiera puede optar a la estatuilla. Tras varios días de manifestación pacífica y asambleas en las principales ciudades del país denunciando esta injusticia, ya estaba recogiendo las pancartas de ‘Michael Keaton quiere a LEGO Batman’ y ‘Sin LEGO no hay JUEGO’ cuando tuve la oportunidad de asistir al pase de El Libro de la Vida. De acuerdo. Desde aquí quiero convocar otra marcha multitudinaria para que la Academia explique por qué tampoco está nominada la segunda mejor película de animación del año. En serio. Mira que me gustó Big Hero 6, e incluso Cómo entrenar a tu Dragón 2, pero… ¿Qué ha pasado con esta maravilla? Estoy seguro de que a los académicos no les gusta comer tacos. Es la única razón coherente que encuentro para estas dos carencias.

El Libro de la Vida es una película que sorprende y que encuentra su Santísima Trinidad en el estilo de la animación, lo arriesgado de su historia y una banda sonora que está muy chida. Las increíbles texturas que conforman el diseño de personajes y de los escenarios dan a la película la identidad que necesita y aumentan la sensación de irrealidad de la historia, de que la leyenda que estás viendo transcurre en un pequeño teatro de marionetas que cobran vida ante tus ojos. Para mí es inevitable recordar la estética de videojuegos como Puppeteer o, sobre todo, Little Big Planet con el que, además, también comparte la estética de la festividad mexicana del Día de los Muertos en uno de sus niveles más conseguidos. No en vano, la película recuerda a un videojuego en sus ‘jefes finales’: bestias a cada cual más grande e infernal que aseguran el ‘más difícil todavía’ al que tienen que enfrentarse sus protagonistas.

THE BOOK OF LIFE

La historia no se queda atrás y, a pesar de su sencilla apariencia, recoge varios mensajes que pueden no ser del agrado del público más conservador. Más allá del folklore del Día de los Muertos y de la bonita historia de amor entre los tres protagonistas, la película se declara abiertamente antitaurina y la defensa de no matar al toro es una constante en el personaje Manolo, el joven torero que debe lidiar entre seguir la costumbre familiar o luchar por sus propias metas. Personalmente, este mensaje junto con el carácter independiente y el rechazo de la mujer florero de la protagonista, me parecen grandes aciertos que, además, dan un plus de originalidad a una historia que podía haberse quedado en un nivel mucho más superficial. Lo único que desentona un poco es ese prólogo alargado que conecta el mundo “real” con la leyenda mexicana que, aunque posiblemente sea necesario, no resulta lo suficientemente carismático para competir con el conjunto.

Por último, no se puede pasar por alto la grandiosa labor del argentino Gustavo Santaolalla, que compone un score lleno de ritmos mexicanos que encaja a la perfección con la lista de canciones que se interpretan a lo largo de la película. Canciones propias y versiones de guitarra de algún que otro improbable éxito contemporáneo (I Will Wait de Mumford & Sons, Can’t Help Falling in Love With You de Elvis Presley e incluso Creep de Radiohead) conforman un gran repertorio que termina de redondear el mojo de la película y sirve como guinda en el delicioso pastel sensorial que resulta ser en su totalidad.

THE BOOK OF LIFE

Para cerrar, y por si a alguien le queda alguna duda, El Libro de la Vida es un amasijo de virtudes y una pequeña joya de la animación que merece la pena ser disfrutada en pantalla grande, a pesar del enorme retraso con el que llega a nuestro país, y es, sin duda, mi recomendación personal para niños y mayores que creen que hay vida más allá de Disney y Dreamworks.      

4.5_estrellas

Ficha técnica:

Título original: The Book of Life Director: Jorge R. Gutiérrez Guión: Jorge R. Gutiérrez, Douglas Langdale Música: Gustavo Santaolalla Distribuidora: Fox Fecha de estreno: 20/02/2015