La casi siempre interesante categoría de Mejor película de habla no inglesa nos ofrece este año uno de los quintetos menos atractivos de los últimos años. Además, es de esas categorías que parecen tener ganador asignado, pero… ¿realmente tiene ya Ida el Oscar en el bolsillo? No hay que perder el ojo a la rusa Leviatán, que, para quien esto escribe, es la única película de las nominadas realmente sobresaliente. Aquí os contamos la situación de las nominadas.

Ida de Paweł Pawlikowski (Polonia)

301358_f114c8300ccb979b85c0b66dbff8a6b4

Es la décima nominación para el país polaco, y parece que por fin conseguirán materializarla, algo que no consiguió Andrzej Wajda en cuatro ocasiones, ni Roman Polanski con su primera película, El cuchillo en el agua. Ida viene con el prestigio ganado, algo de vital importancia en unos premios que en los últimos años han cambiado su forma de votación, dejando que cualquier miembro de la Academia pueda votar en la categoría y no solo los que acrediten haber visto las cinco. No soy un gran entusiasta de la película de Pawlikowski, aunque admiro sobre todo su belleza en el plano técnico, pero a todos le parece haber encantado. Arrasó en los Premios del Cine Europeo, ganó el BAFTA y además ha conseguido que su presencia vaya más allá que en esta categoría, logrando una nominación para su espectacular fotografía. Su victoria parecería completamente clara… de no ser porque perdió el Globo de Oro y el Critics’ Choice Award. Aún así sigue siendo la gran favorita y la rival a batir.

Leviatán de Andrey Zvyagintsev (Rusia)

cabd8037-22e6-4bc8-ba1e-254954518177-620x372

Rusia es una de las grandes en los Oscar ya que tras Francia, Italia y España el país con mayor presencia en los Oscar: 4 premios y 15 nominaciones (si sumamos los números de Rusia y la Unión Soviética, claro). Aunque hace ya veinte años desde que la fantástica Quemado por el sol consiguiera el último Oscar ruso. La trayectoria de Leviatán es muy similar a la de La gran belleza el año pasado. Se fue de Cannes sin premio, pero al final logró alcanzar más prestigio que la ganadora de la Palma de Oro. Además, ambas cuentan con dos jóvenes promesas del cine europeo que venían confirmando su talento y que han acabado dando el Do de pecho. Y es que cuando parecía que su presencia en la carrera sería testimonial ambas ganaron el Globo de Oro. Ahora bien, existe una diferencia. La competencia el año pasado era bastante menos dura. Estaban Alabama Monroe y La caza, pero ninguna de ella venía con el reconocimiento alcanzado por Ida. La película de Zvyagintsev me parece fantástica, y con diferencia la mejor de las nominadas. Existe una posibilidad remota de que gane, pero sería una completa sorpresa.

Relatos Salvajes de Damián Szifrón (Argentina)

relatos-salvajes-zoomnews

Es la séptima nominación para Argentina, que ya tiene dos premios en su haber, el último por El secreto de sus ojos hace cinco años. Lo que ha hecho Relatos Salvajes es impresionante, y aunque no comparto la pasión por la película, el simple hecho de lograr alcanzar la nominación con una comedia ya es un hito que en los últimos años sólo han logrado Amelie y, si me apuran Los chicos del coro (esa línea entre la comedia y el drama es tan fina que a veces no sabes en qué lugar situar a según qué películas). Con estos datos en la mano, y teniendo en cuenta que incluso Amelie gran favorita y con 4 nominaciones no consiguió llevarse el Oscar a casa (también es cierto que con el sistema de votación actual lo habría ganado sin problemas), el premio para Relatos Salvajes parece altamente improbable. Aún así, no la descartaría al cien por cien. En caso de que exista una amplia división de voto entre Leviatán e Ida, podría ser la película que se beneficiase, algo que ya le ocurrió precisamente a El secreto de sus ojos, cuando consiguió imponerse a La cinta blanca y Un profeta, las dos grandes favoritas de su año. Aún así, esta posibilidad es bastante remota.

Tangerines de Zaza Urushadze (Estonia)

mandariinid_tangerines_still

Es la primera nominación para el país estonio. Tangerines, que ha gustado mucho en Estados Unidos, y ha conseguido varias nominaciones cumple el perfil de esas películas nominadas que, pese a no haber destacado en Europa, encantan allí y acaban logrando el reconocimiento. De hecho, tiene algo que recuerda a otras ganadoras como En tierra de nadie de Danis Tanovic. Es una historia muy sencilla y muy humana, dónde en medio de la guerra, dos combatientes de ejércitos enemigos se ven obligados a convivir en casa de un recolector de mandarinas. La nominación es premio más que suficiente para la película menos conocida de la categoría. Desde luego, a Urushadze esta nominación le viene genial para que su nombre empiece a sonar en Europa o incluso, como ocurrió con los realizadores de Kon-Tiki, película de perfil similar, para hacer las maletas rumbo a Hollywood.

Timbuktu de Abderrahmane Sissako (Mauritania)

Timbuktu_01

Ha sido la primera vez que una película mauritana optaba a estar nominada al Oscar y, por lo tanto, la primera nominación para el país africano. Aunque al contrario que Urushadze, Sissako sí cuenta con cierto reconocimiento en Europa, su nominación resulta sorprendente, y se ha colado en última instancia dando la sorpresa y desbancando a otras favoritas como Fuerza Mayor de Ruben Östlund. Es sorprendente porque Timbuktú es la película menos accesible y con menos perfil de oscarizable de las otras cuatro nominadas y, sin lugar a dudas, lo delicado del tema que toca habrá sido un factor decisivo a la hora de nominarla. Pese al éxito conseguido en Francia, arrasando en las nominaciones a los César e imponiéndose en los Premios Lumiére, no tiene ninguna posibilidad en los premios de la Academia. 

Las olvidadas

Sin título-1

La ausencia de la mentada película sueca Fuerza Mayor de Ruben Östlund fue lo más sorprendente de las nominaciones del pasado mes de Enero. La película de Östlund fue la fija en las principales nominaciones de este año junto a Ida y Leviatán, y su presencia parecía segura. Una pena que finalmente se haya caído un filme superior a la mayoría de los nominados.

Pero en un año de nominadas bastante flojas, y comprendiendo que no hemos visto la mayoría de las películas enviadas a los Oscar, las ausencias de la belga Dos días, una noche de Los hermanos Dardenne que, para mayor incomprensión, ha logrado la nominación de Marion Cotillard, y de la canadiense Mommy de Xavier Dolan, resultan bastante sangrante. Con estas tres películas, además de las fija Ida y Leviatán, la categoría habría seguido teniendo el prestigio que ha venido acumulando en los últimos años, ya que hubiera nominando a las cintas más laureadas del año y referenciado a los directores más prestigiosos a nivel mundial. Sin embargo, estas dos películas no pasaron el primer corte. Algo que viendo algunas de las que finalmente sí han entrado, un servidor no alcanza a comprender.

¿Quién ganará?: Ida

¿La alternativa?: Leviatán