Perdida

Perdida va de camino de convertirse en uno de los mayores éxitos de la filmografía de David Fincher, y es que el realizador tan sólo había pasado la frontera de los 100 millones de dólares con Seven, El curioso caso de Benjamin Button y Millennium: Los hombres que no amaban a las mujeres. En su segundo fin de semana, la película protagonizada por Ben Affleck repite en lo alto de la taquilla logrando 26,8 millones de dólares más, que la llevan hasta los 78 millones de dólares y una caida de apenas un 28% con respecto al fin de semana pasado. Cifras que sirven para cubrir su presupuesto, y que es posible que acaben doblándose, desde luego grandes números para un realizador que nunca ha sido un rompe taquillas.

Los estrenos copan gran parte del Top 10 de esta semana. Drácula: La leyenda jamás contada, nueva revisión del mito del personaje de Bram Stoker, en esta ocasión centrándose en Vlad Tepes, el príncipe rumano que inspiró a Stoker a escribir su novela, entra en la segunda posición con 23 millones de dólares. El podio le cierra Alexander y el día terrible, horrible, espantoso, horroroso, comedia de Disney con un reparto de lujo encabezado por Steve Carell que pincha logrando tan solo 19 millones en las más de 3.000 salas que se exhibía.

Mientras que Annabelle baja más de un 55% y con 16,3 millones se tiene que conformar con la cuarta plaza, otros dos estrenos entran entre las 10 más vistas de la semana. El juez, protagonizada por Robert Downey Jr. y Robert Duvall, consigue unos flojos 13,3 millones, que parecen demasiado poco para que la película consiga cubrir su presupuesto de 50 millones sin las ventas internacionales. El thriller erótico Addicted también se cuela entre las más vistas con unos meritorios 7,6 millones de dólares que la llevan a la séptima posición y una media de pantalla fantástica de 8.900 dólares en cada uno de los 846 cines que se exhibía. También tiene mucho mérito lo que consigue Meet the mormons, una película católica que se ha estrenado en 317 salas, y que ha quedado en undécima posición con 2,7 millones de dólares y 8.517 dólares por cine.

Pero la mejor media por pantalla de la semana es para St. Vincent, la película protagonizada por Bill Murray se ha estrenado en 4 cines logrando 121.000 dólares, un total de 30.000 dólares por copia. Tampoco le van nada mal las cosas a la ganadora de Sundance, Whiplash, que se estrenaba en 6 cines y ha logrado 24.000 dólares en cada uno de ellos para un total de 144.000 dólares.

taquilla