Hace unos años la filmoteca española dedicó una retrospectiva a la figura de David Lynch. En ella, se emitió en su totalidad la serie Twin Peaks, dividida en diversas sesiones dobles y tripes a lo largo del mes. Éste es el primer recuerdo de cuando una pantalla venció a la otra y decidió fusionarse. El más claro ejemplo de la magnificencia que una serie, pensada para un viejo televisor de tubo, podía llegar a alcanzar en una pantalla de cine. Y el Festival de Series es un evento que llega para recordárnoslo, el cine y la televisión se estrechan la mano, y no hay lugar más oportuno para disfrutar de la televisión que una sala de cine compartida con multitud de seriefilos.

El Festival de Series no son sólo series, en los halls de los Cines Proyecciones, y también en sus salas, tienen lugar multitud de eventos. Talleres, coloquios, juegos… Todo relacionado con la pequeña (gran) pantalla, por supuesto. Pero nosotros elegimos las series, porque al fin y al cabo es lo que hemos venido a disfrutar.

Modern Family

Tengo la teoría de que las grandes series no son las piezas largas, sino las sitcoms de 20 minutos. Llegué a esta teoría mientras visionaba la fantástica Seinfeld, me di cuenta de que no había mejor forma de estudiar la sociedad de los años 90 que viendo la serie protagonizada por Jerry Seinfeld. Empezar el Festival gozando del estreno de Modern Family, una de las mejores comedias que existen en la actualidad, no es mala idea. Y aunque viendo el tamaño de las colas observo que el grueso del respetable prefiere la insulsa The Big Bang Theory, disfrutar de las peripecias de las familias Dunphy y Pritchett en pantalla grande me parece siempre una gozada difícil de rechazar. Y es cierto que Modern Family ha perdido un poco de la frescura con la que comenzó, pero su siempre divertido sentido del humor, su tono ácido y su preciso análisis de las convenciones de la familia actual siguen estando presentes en el inicio de su sexta temporada.

The Middle

Tras el final de Modern Family hay espantada en la sala, somos pocos los que nos quedamos a ver el estreno de la nueva temporada de The Middle, posiblemente por desconocimiento. The Middle siempre ha estado a la sombra de Modern Family, sufrió el lastre de estrenarse a la vez que la serie creada por Christopher Lloyd, pero es una pena su desconocimiento ya que se trata de una serie liviana, de estructura más clásica, pero que se compenetra a la perfección con Modern Family. Su visión de la familia es menos idílica, sus personajes tienen incluso un punto rastrero, ven la familia como una institución forzosa en la que se impone su egoísmo. Comienza de manera excepcional esta temporada, con un capítulo realmente divertido y la confirmación de que ha sabido hacer que sus personajes crezcan sin perder la esencia original.

The Walking Dead

El fenómeno The Walking Dead es uno de esos que siempre me han creado cierta estupefacción. Dejé la serie cuando apenas comenzaba su segunda temporada, pero decidí aprovechar la oportunidad que ofrecía el Festival de Series para examinar su efecto. Y sin duda, crea furor. Una sala llena hasta los topes, adornada con extras caracterizados como zombies, que hacen las delicias de un público totalmente entregado ante el estreno del nuevo capítulo. Pero a mí me aburre, no es difícil posicionarse y seguir el capítulo, pero éste me parece anodino, una amalgama de géneros, entre el terror, el western, la acción y el drama que parece no saber encontrar el tono con el que quiere ser contada. Pero sobre todo, tiene un desarrollo pesado, carece de ritmo, algo que me parece incomprensible para una serie de esta índole.

South Park

Esperaba con ansias la proyección de South Park, y poco me importa que lo haga con capítulos de hace 5 temporadas, hasta ahora inéditos en España, su humor corrosivo sigue siendo divertido por mucho que los años pasen por ellos. Una pena que la sala se vacíe tras la presentación de unos Youtubers que doblarán los nuevos capítulos, cosa que me interesa bastante poco pues el doblaje original de la serie me parece magnífico. Que la serie por fin reciba el tratamiento que se merece en España es una noticia a celebrar, ya que, para quien esto escribe, estamos hablando de la mejor serie de animación de todos los tiempos.

Fargo

Acabamos la noche con Fargo, una serie que pude ver completa tras su emisión en Estados Unidos. Al contrario que la opinión general, siento que Fargo no es la serie perfecta que muchos han tratado de vender, y que pierde fuelle en su tramo final. Pero el piloto, capítulo que hemos podido ver, es otra historia. Me parece una auténtica maravilla así que no es mala oportunidad para recordarlo, en una sala bastante llena, seguramente, movidos muchos ellos por comentarios de terceros. A buen seguro que tras la emisión de este capítulo  muchos seguirán la serie que se acaba de estrenar en Canal + Series. Al fin y al cabo, ése también es uno de los cometidos de este Festival.

Y con esto cerramos, con la mirada puesta en mañana, que trae consigo uno de los grandes eventos del Festival y también la promesa de convertirnos en el auténtico Rey de las Series.