Darkman

Gracias a las dos primeras entregas de Posesión Infernal, Sam Raimi se convirtió en un director de culto Pero el realizador no sabía donde se metía cuando se dispuso a colaborar con los grandes estudios para producir Darkman. Aquel proyecto fue un verdadero infierno, pero visto el resultado, aquello mereció la pena. La película de Raimi se estrenó tal día como hoy hace 24 años, y repasamos diez datos sobre ella.

Título original: Darkman
Director: Sam Raimi
Fecha de estreno: 24 de agosto de 1990

Bill Paxton estuvo a punto de protagonizar la película. Paxton, que era amigo cercano de Liam Neeson, le comentó lo de la audición. Cuando Neeson consiguió el papel, Paxton se cabreó tanto que no habló a Neeson durante meses.

Sam Raimi quería que Bruce Cambell protagonizase la película, pero los productores no estaban seguros de si el actor podría ser suficiente para un papel de esas características.

► La película tuvo un montón de problemas detrás de las cámaras. El proceso de escritura fue agotador y hubo grandes batallas con el estudio en post-producción. Además Sam Raimi y Frances McDormand tuvieron varios enfrentamientos por diferencias creativos. El realizador dijo que ella era imposible de dirigir.

Joel y Ethan Coen, amigos cercanos de Sam Raimi, hicieron varias revisiones del guión cuando se terminó escribir. Aunque no aparecen acreditados.

► El proceso de montaje fue complicado y el primer montador dejó la película por culpa de una crisis nerviosa. Los ejecutivos de Universal estaban desesperados por ciertas partes salvajes de la película que insistían en que tenían que ser sacadas de la película. Raimi no estaba ag usto con el modelo de los estudios, le parecía lo contrario a hacer cine independiente, y que no se respetaba su trabajo de la misma manera. El director siempre ha achacado a la campaña de Universal que la película finalmente funcionase en taquilla.

► Tras el estreno de la película, se empezó a desarrollar una serie basada en el personaje de Darkman, pero ésta no llegó nunca a ver la luz.

► La historia de la película nació en un relato corto del propio Raimi, en el que rendía homenaje a las películas de terror de la Universal de 1930.

Liam Neeeson trabajó 18 horas al día con diez piezas de maquillaje, pero el actor estaba encantado con la idea de actuar debajo de una máscara y de todas las posibilidades que eso le daba. A Neeson también le encantaba el traje de Darkman, especialmente la capa. Lo más difícil de todo era hablar con dientes falsos, porque no quería que se movieran.

► El fetichismo por los dedos de Durant viene de la idea de Sam Raimi de que el personaje tuviera una marca personal que hiciera alusión a una formación militar. Esto también explica su buen desempeño con el lanzagranadas cuando dispara desde el helicoptero.

► Raimi dijo que para el papel de Darkman quería a alguien que pudiera interpretar a un monstruo con el alma de un hombre, que pudiera interpretar debajo de un montón de maquillaje. Que finalmente se decantase por Liam Neeson se debe a que el realizador vio en el actor el carisma de Gary Cooper.