Third-Man

Que una película que se estrenase hace hoy 65 años siga siendo tan trepidante como el primer día, no es fácil. Y eso es precisamente lo que consiguió El tercer hombre. La unión perfecta entre Carol Reed y Orson Welles nos regaló uno de los mayores clásicos del cine negro de todos los tiempos, rodada en una Viena que acababa de sufrir los estragos de la Segunda Guerra Mundial, estamos ante una película inolvidable. Aprovechamos este día para descubrir diez cosas sobre la película que a lo mejor no conocíais.

Título original: The Third Man
Director: Carol Reed
Fecha de estreno: 31 de agosto de 1949 (Reino Unido)
Premios:

– 1 Premio Óscar (Mejor fotografía en B&N: Robert Krasker). 3 nominaciones (Mejor director, Mejor montaje, Mejor fotografía).

– 1 Premio BAFTA (Mejor película británica). 2 nominaciones (Mejor película británica, Mejor película).

– Gran Premio en el Festival de Cannes: Carol Reed.

► Orson Welles huyó de los ayudantes de producción y del asistente de dirección Guy Hamilton mientras viajaba por Europa, cuando se suponía que debería estar en la localización de la película en Viena. Durante la ausencia de Welles, Carol Reed tuvo que usar a numerosos dobles de cuerpo de Welles, incluyendo al propio Hamilton, que tuvo que ponerse un sombrero y un abrigo acolchado para aproximarse al tamaño de Welles. Éste finalmente llegó al rodaje, pero con dos semanas de retraso.

► El departamento de policía de Viena tiene una una unidad especial para patrullar el sistema de alcantarillado de la ciudad, para vigilar la red de túneles en la que se escondían delincuentes que habían huido de la ley y también para proteger bienes robados, drogas, etc. Los actores que interpretan a policías en la película eran en realidad miembros de esta unidad.

► Siempre ha habido rumores de que Welles escribió todos los diálogos de Lime e incluso de que se hizo cargo de la dirección de sus propias escenas. Todos los involucrados en la película, incluyendo el propio Welles, afirmaron que la película la dirigió completamente Carol Reed. Welles sí que dijo que sí escribió gran parte del diálogo de Lime, pero ésto era una invención. La aportación de Welles fueron las quejas de Lime sobre sus problemas estomacales, que fueron invenciones, y el famoso reloj de cuco.

► La gran noria en la que montan Martins y Lime fue construida en 1897. Sigmun Freud afirmó haberla utilizado para inducir el mareo en los pacientes mientras que experimentaba con la cocaína como tratamiento.

► Cuando Welles finalmente llegó a Viena, se negó a filmar en las alcantarillas. Debido a sus protestas, varios sets que reproducían las alcantarillas se tuvieron que reconstruir en Inglaterra a la vuelta del rodaje.

► Cary Grant fue considerado para el papel de Harry Lime. Aunque finalmente no se quedó con el papel, cuando el rodaje volvió a Londres visitó con frecuencia el set de rodaje.

► Entre 1951 y 1952, Orson Welles protagonizó una serie de radio llamada La vida de Harry Lime, en la que seguía las primeras aventuras de su personaje en la película.

► Orson Welles dijo que cuando accedió a interpretar a Lime, se le ofreció elegir entre un sueldo o un porcentaje de las ganancias. Welles eligió el sueldo, pero más tarde se arrepintió ya que el éxito de la película fue tal que sus ganancias habrían sido mucho mayores.

 Carol Reed quería a James Stewart para el papel de Holly Martins, pero David O. Selznick le insistió en que se quedase con Joseph Cotten, que tenía contrato con la productora en ese momento.

► La escena que muestra los últimos momentos de vida de Harry Lime y extiende sus dedos hacia la libertad a través de una rejilla de la alcantarilla, fue sugerida por el propio Welles. Las manos que aparecen en ese plano son en realidad las de Carol Reed.