Sin City

Y tenemos tortazo, uno sonado, fuerte, pero ¿inesperado? Posiblemente no. Sin City 2: Una dama por la que matar, por fin ha llegado a las carteleras estadounidenses, después de postponerla largo tiempo, de llegar incluso a retrasarla un año desde su fecha de estreno programada para el pasado verano. Y llega a unas alturas en las que parece que a nadie le importaba, la película de Robert Rodríguez que tiene un presupuesto de unos 70 millones de dólares ha conseguido unos pírricos 6,5 millones de dólares en su primer fin de semana, lo que la dejan como la octava película más vista de estos tres días. Una cifra desastrosa y que la condenará como uno de los grandes fracasos del año. La película de Rodríguez no tiene distribución en España, y viendo estas cifras es posible que al igual que ocurriese con Machete Kills, acabe estrenándose directamente en vídeo, si es que llega.

¿Y que deja el fracaso de Sin City 2? Pues a Guardianes de la galaxia y a Ninja Turtles repartiéndose todo el pastel. La cinta de Marvel vuelve a copar el número uno en su cuarto fin de semana, consigue 17,6 millones y ya lleva más de 250 en Estados Unidos y cerca de 500 en todo el mundo. A las tortugas producidas por Michael Bay tampoco les va nada mal, cerca de 17 millones más, y se aproxima a los 150 en terreno americano, mientras que ya ha pasado de los 200 a nivel mundial.

Si decido quedarme, drama adolescente protagonizado por Chloë Grace Moretz cierra el podio, consigue unos estupendos 16,3 millones de dólares, con un presupuesto de 11 millones. Posiblemente las aspiraciones de la cinta fueran otras bien distinta, pero viendo lo desastroso de las críticas, han sabido venderla en verano y además dar un pequeño golpe.

Otro estreno se cuela entre las diez más vistas de la semana, se trata del drama deportivo When the Game Stands Tall protagonizado por James Caviezel, y que cuenta la historia real del manager Bob Ladouceur, que consiguió 151 triunfos consecutivos entre 1992 y 2003. La película consigue 9 millones que la llevan a un estimable quinto puesto.

Love is strange, película de temática homosexual protagonizada por John Lithgow y Alfred Molina y dirigida por Ira Sachs, realizador de la aclamada Keep the lights on, consigue la mejor media por copia de la semana, consiguiendo 127.000 dólares en 5 salas, una media de más de 25.000 dólares por copia. Además la película ha cosechado estupendas críticas, así que habrá que estar pendiente de ella de cara a los premios.

taquilla