10536654_10203346310196968_1628133526_n

Un plan perfecto (Friends with Kids es su título original, no se la debe confundir con la película de Michael Hoffman de 2012) es una comedia romántica estadounidense, escrita y dirigida por Jennifer Westfeldt. La misma directora también co-protagoniza la película, y le da un papel a su marido John Hamm, conocido por el papel de Don Draper en la serie de televisión Mad Men. Cabe destacar que este film es la ópera prima de la directora.

La película relata la historia de un grupo de seis amigos: dos parejas formadas por Ben (John Hamm) y Missy (Kristen Wiig), e Alex (Chris O’Dawd) y Leslie (Maya Rudolph); y los dos solteros Jason (Adam Scott) y Julie (Jennifer Westfeld). Todo cambia cuando las dos parejas deciden formar sus familias y la amistad queda en un segundo plano. Cuatro años después, los amigos vuelven a reunirse. Jason y Julie ven los estragos que los niños les han causado a sus respectivos padres: están crispados, enfadados entre ellos y cansados. Visto esto, los solteros deciden tener un hijo sin meterse en una relación amorosa, pues ambos quieren tener un hijo y al ser solo amigos no tendrán que soportar los problemas de una relación. Así, se permitirán conocer a otras personas.

La película se divide en dos partes: la cómica y la dramática. La comicidad comprende prácticamente la primera mitad de la película. Se usa un humor algo gamberro y sin pelos en la lengua a la hora de decir obscenidades y alguna guarrada, aunque al espectador le agrada la pandilla de amigos y acabas riéndote con ellos. El drama empieza a desarrollarse a partir de la segunda mitad de la película, y la comicidad desaparece totalmente. Al principio del film creemos ver una comedia romántica distinta a cualquier otra y alejada de los tópicos de este tipo de películas. Pero con la llegada de la parte dramática, el filme acaba acercándose a estos tópicos y cayendo en ellos, haciendo que el drama sea más flojo que la parte humorística y provocando un final algo previsible desde mediados de película.

10543135_10203346318197168_85412900_n

La narración es ágil, sobre todo la primera parte de la película pasa muy rápido, en cambio, durante la parte dramática la película resulta algo más frustrante, cargante y pesada. Los aspectos técnicos no destacan aunque tampoco hay nada que objetar: la dirección, la fotografía o la banda sonora son correctos. Lo más destacable de la película es el reparto, todos los actores interpretan su papel como es debido, y transmiten sensación de verosimilitud y simpatía con el espectador. Desde los personajes principales de Adam Scott y Jennifer Westfeld, hasta secundarios como John Hamm o incluso Megan Fox ejecutan su papel con eficacia. El problema es que esa sensación de acercamiento hacia el público se va perdiendo progresivamente a lo largo del drama de la película, y, como he dicho, utiliza los tópicos de la comedia romántica.

Aún así, consigue hacernos sentir identificados en ciertos momentos, y transmitir de una manera sutil cómo debe ser tener hijos y lo que supone. Expone un tema común desde un punto de vista algo cómico y realista a la vez. Está bien plasmada esa relación entre padres e hijos, y como el amor de los padres puede destruirse por el agotamiento de los niños, el abandono de la parte romántica que implica tener que encargarse de un hijo; como un tema secundario.

En definitiva, nos encontramos ante una película que es divertida, simpática, algo diferente de las típicas comedias románticas, que cumple medianamente las expectativas, pero que se desinfla al paso de los minutos y acaba perdiendo su frescura y originalidad.

Ficha técnica:

Título original: Friends with Kids Director: Jennifer Westfeldt Guión: Jennifer Westfeldt Música: Marcelo Zarvos Fotografía: William Rexer Reparto: Megan Fox, Kristen Wiig, Jon Hamm, Maya Rudolph, Chris O’Dowd, Adam Scott, Edward Burns, Jennifer Westfeldt, Samantha Bee Distribuidora: Paycom Multimedia Fecha de estreno: 11/07/2014