Projekt: "ZWEI LEBEN_TO LIV"

El mejor thriller alemán desde La vida de los otros”. Comprendo que lo que el marketing pretende es que la gente compre el producto sin prestar atención a la posible decepción que pueda generar el excesivo entusiasmo de las consignas que mueven a la compra, pero eso no me quita el derecho a decir que aquellos que esperen disfrutar de Dos vidas tanto como hicieron con la obra maestra de von Donnersmarck quedarán muy probablemente frustrados. Hay una relación temática entre ambas películas (los desmanes de la Stasi en la RDA durante la Guerra Fría), pero ahí finalizan los paralelismos.

Es una lástima que la promoción de la cinta se empeñe en inflar las expectativas, ya que por lo demás este Dos vidas, segunda película de Georg Maas, constituye un esfuerzo estimable en su modo de narrar las tribulaciones ficticias (pero ambientas en el contexto histórico de los niños noruegos con sangre alemana que fueron robados por el nazismo y trasladados a Alemania) de Katrine, quien vive en Noruega con su esposo, su hija y su nieta sin sospechar que su vida va a dar un gran giro cuando un abogado les pida a ella y a su madre que participen como testigos en contra del estado noruego en un juicio a favor de los niños de guerra, categoría a la que Katrine pertenece. A partir de aquí iremos conociendo, a través de la alternancia de secuencias de acción “actual” con flashbacks que resultan un tanto confusos, los secretos ominosos de la vida de Katrine y su relación con la Stasi.

Projekt: "ZWEI LEBEN_TO LIV"

Digo que los flashbacks resultan confusos y lo digo casi como elogio, si es que tal cosa es posible. Hay una regla de oro en el cine de misterio y/o suspense (género al que, junto a otros, se adscribe Dos vidas) según la cual puedes despistar como quieras al espectador mientras las imágenes no le mientan. Y en obediencia a esta regla de oro la película asume el carácter lioso de esos flashbacks en aras de la honestidad con el espectador. No comentaré más al respecto, pues entraríamos en el tenebroso terreno del spoiler, pero baste decir que la asunción de esa debilidad me parece el punto más admirable de esta película. Había que tomar una decisión, y esa fue la de sacrificar parte de la claridad exigible, demandando del público un esfuerzo adicional y confiando que dicho esfuerzo se verá recompensado más tarde cuando -al descubrir la verdad- el espectador agradezca tanto la propia explicación como el hecho de que las imágenes no le hayan traicionado. Me gustan las películas que no solamente explican los misterios que van creando (parece lo mínimo exigible pero cada vez hay más que no lo hacen, confiadas quizá en que ni público ni crítica admitirán jamás que no han entendido una película por miedo a ser tachados de idiotas), sino que además transmiten la sensación de que toda la confusión en que temporalmente te sumieron estaba más que justificada. Es el caso de Dos vidas.

Los flashbacks a los que me refiero se nos ofrecen en una fotografía diferente a la de las escenas del “hoy en día” de la película, resultando ambas fotografías de gran belleza. Aquellos que habitualmente se sientan irritados por el comentario “esta película tiene una fotografía preciosa”, por considerarlo snob o gafapastoso, tendrán que lidiar esta vez con el comentario “Esta película tiene dos fotografías preciosas”.

Por lo demás, y aunque en algunos momentos nos pierda en su trama (pero luego nos recupera), la película logra transmitir la atmósfera opresiva que pretende, en  particular en una secuencia de enorme intensidad que homenajea a El acorazado Potemkin con tanto acierto como De Palma en Los intocables de Elliot Ness, o incluso más. Las interpretaciones de Juliane Köhler, Sven Nordin y la mítica Liv Ullmann son también de calado. Cabe discutir no obstante la necesidad de ese final.

En resumen: no es La vida de los otros. Pero es una película estimable.

Ficha técnica:

Título original: Zwei Leben (Two Lives) Director: Georg Maas, Judith Kaufmann Guión: Georg Maas, Christoph Tölle, Ståle Stein Berg, Judith Kaufmann Música: Christoph Kaiser, Julian Maas Fotografía: Judith Kaufmann Reparto: Juliane Köhler, Ken Duken, Liv Ullmann, Sven Nordin, Julia Bache-Wiig, Rainer Bock, Thomas Lawincky, Klara Manzel, Vicky Krieps Distribuidora: Karma Films Fecha de estreno: 11/07/2014