A veces se dice que un buen reparto puede levantar una mediocre, e incluso mala, película. Esa afirmación es cierta, pero no aplicable a todos los casos. La fórmula de ‘Despedida de Soltera’ es sencilla, incluso tópica, pero aparentemente eficaz: un puñado de actrices con gancho y reconocidas a las que unimos un argumento contundente y simple: unas amigas son invitadas a la boda de una compañera de instituto de la que se burlaban y se proponen organizarla una despedida de soltera, ¿el resultado?, generalmente, una comedieta agradable y pasable que se olvida en el tiempo pero que hace pasar un buen rato al espectador. Erróneamente ‘Despedida de Soltera’ tira por otros derroteros, intenta complicar un argumento sin posibilidad de darle la vuelta y acaba cayendo en lo obvio ofreciéndonos hora y media de clichés escatológicos. Pese a ésto, el film no llega a molestar al espectador, se ve de manera agradable e incluso interesada.

‘Despedida de Soltera’ es una comedia de carácter muy teatral, ya que se adapta a partir de una obra de teatro, es una de esas comedias basadas en unos diálogos, que deberían ser, chispeantes y provocando una carcajada tras otra al espectado. Nos encontramos que ‘Despedida de Soltera’ no lo consigue del todo, por lo que su teatralidad se vuelve en su contra estropeando momentos a explotar en irritantes y caóticas escenas que se alargan de manera excesiva.

Otro fallo que podemos achacar a ésta cinta es su utilización, tan de moda actualmente, del recurrente humor escatológico y de carácter sexual que predomina a lo largo de su metraje, y, como se sabe, todo en abundancia es malo, haciéndola caer en baratas vulgaridades que deslucen un conjunto final que tira hacia lo tedioso más que hacia el divertimento sin pretensiones.

Para finalizar nos encontramos una serie de clímax dramáticos en cada historia paralela a mí parecer innecesarios pero funcionales y unos últimos quince minutos de actividad frenética que desembocan en un final feliz que bien podría acabar con un “…y vivieron felices y comieron perdices”. En definitiva, una película relativamente eficaz y relativamente entretenida, levantada por el trío de actrices protagonistas (Gran Kirsten Dunst) y unos secundarios que cumplen con numerosos poros abiertos que fácilmente podían haber sido evitados o tapados y ofrecernos una comedieta olvidable pero más disfrutable que la que nos ocupa hoy.

Lo mejor: Kirsten Dunst

Lo peor: Algunos momentos que caen en lo escatológico y grotesco

Título Original: Bachelorette Director: Leslye Headland Guión: Leslye Headland Música: Michael Wandmacher Fotografía: Doug Emmett Interpretes: Kirsten Dunst, Isla Fisher, Lizzy Caplan, James Marsden, Kyle Bornheimer, Rebel Wilson, Adam Scott Distribuidora: Vértigo Films Fecha de Estreno: 04/01/2013

  • La película me horrorizó. El problema fue que a Lizzy Caplan y Adam Scott ya se lo perdono todo, por separado e incluso juntos.

    Pero, como dije cada vez que alguien me preguntaba de qué iba la peli, es como ver a los amigos de borrachera brutal cuando tienes que volver a casa conduciendo tú. Eso me pareció, una fiesta a la que había llegado tarde y por mucho que me metiese en situación, no iba a conseguir nada bueno…

    Algunas cosas estuvieron bien, pero desde luego no entiendo que no haya cinco minutos para cambiarse de vestido si te vomitan encima, más siendo tan estupenda y teniendo otro incluso mejor del día antes.

    Como digo, lo único que me gustó de la peli fueron Caplan y Scott, aunque es cierto que Kirsten Dunst me molestó menos que en otras ocasiones.