VIOLETTE_17.jpg_rgb

“La fealdad en una mujer es un pecado mortal. Una mujer bella queda condicionada por su belleza. Una mujer fea queda condicionada por su fealdad.” Así empieza Violette y así se engloba una de las ideas centrales que plasma la película a través de las dos personajes principales: la evolución de la mujer como ser humano y el desenlace con su, por aquel  entonces, condición de “otredad”.

La película narra la etapa más sombría de la polémica escritora Violette Leduc. Como para todos, la infancia es una etapa determinante en el carácter de un ser humano, aquello que delimitó a Violette fue su condición de hija bastarda. Violette vive en unas condiciones deplorables, para cubrir sus necesidades se dedica al estraperlo. Se ha exiliado de la guerra y finge ser mujer de su amigo Maurice. Maurice (también escritor) es el primer personaje que influye en la vida de Violette, la incita a que canalice toda su furia y resentimiento con una pluma y un papel. Violette se lanza a escribir. Adorna el rechazo que obtuvo de su madre en su infancia y el rencor que le guarda por ello, descubre la escritura como una vía de escape a la realidad que le sobrepasa y le aturde. Poco después, casualmente se topará con un libro de Simone de Beauvoir, La invitada, y su admiración hacia el descaro de la escritora hará que Leduc origine un encuentro fortuito para entregar su primer manuscrito, La asfixia.

10446449_10203115117377292_413278565_n

Así nacerá el vínculo entre ambas escritoras. Simone será para Violette una especie de mentora, pero aún así, las cosas no serán fáciles para la desdichada y emocional Violette Leduc. Su carrera como escritora estará llena de trabas (como para cualquier primerizo) y su estilo intrépido y vigoroso le dificultará el camino al reconocimiento.

La película se divide en diversos episodios; nombres que corresponden a personas, lugares o palabras que han definido la vida de Violette. La idea de dividirlo de este modo, le surgió a Martin Provost a medida que el rodaje avanzaba, para otorgarle a la cinta y al espectador una trama más estructurada y rendir homenaje a todo aquello que influenció a lo largo de la vida de Violette: todas las personas nos construimos a partir de las relaciones que vamos recogiendo a lo largo de nuestra vida. El argumento se enriquece también, a través de pequeñas sutilezas que mantienen al filme totalmente cohesionado. Escenas que, en principio, parece que no tengan importancia, puntualizan detalles que confecciona el director con cierta maestría, transmitiendo su interés y su implicación con la historia que ha decidido contar. Asimismo, los sueños juegan un papel valioso en la trama, muestran deseos y miedos que nos acercan a la humanidad de los personajes y al curso de su vida.

Las interpretaciones de ambas actrices están a la altura de unos personajes tan carismáticos y contradictorios como son Violette Leduc y Simone de BeauvoirEmmanuelle Devos atribuye al personaje todo aquello que pide; la desesperación, la soledad, la constante reclamación de falta de cariño… Martin Provost consigue que su actriz principal se comprometa íntegramente con el film, logrando la misma implicación que Yolande Moreau nos brindó en su interpretación como Séraphine.

10439709_10203115117417293_555944438_n

Los aspectos técnicos de la película cumplen con las expectativas que se marcan. Martin Provost junto a su director de fotografía Yves Cape cuidan al detalle la estética de la época. La banda sonora, de la mano de Arvo Pärt, acompaña el film y se acopla con la historia: no predomina pero tampoco es una carga.

Nos tropezamos con una única pega, la duración del film. La parte de vida que elige contarnos el director sobre Violette se prolonga en exceso y concibe un cansancio hacia la constante miseria del personaje, hubiera bastado menos tiempo para entender la frustración de nuestra protagonista. La evolución de Violette queda demasiado concentrada hacia los últimos 15 minutos de la cinta.

Pero no hay duda, lo que tenemos que tener en cuenta es que Violette no es sólo una película que se centra en la biografía de una escritora con una vida complicada, es un homenaje a Violette Leduc y al amplio terreno literario que descubrió a un gran número de mujeres, hablando de sus experiencias sexuales abiertamente y mostrando el rechazo al ser una hija no deseada. Una película que garantiza un buen entretenimiento y la posibilidad de conocer a un personaje tan paradójico y olvidado como Violette Leduc.

 Ficha técnica:

Título original: Violette Director: Martin Provost Guión: Martin Provost, René de Ceccatty, Marc Abdelnour Fotografía: Yves Cape Reparto: Emmanuelle Devos, Sandrine Kiberlain, Catherine Hiegel, Olivier Gourmet, Olivier Py, Jacques Bonaffe Distribuidora: Golem Fecha de estreno: 13/06/2014