Kelly Reilly

Estados Unidos siempre fue un país de un fuerte carácter religioso, algo que seguramente se incentivase aún más tras los terribles ataques del 11 de septiembre de 2001. La presencia de las creencias religiosas en la cultura americana han estado siempre presentes, pero cada vez lo hacen con una presencia mayor, y últimamente el cine de carácter religioso, no solo está cogiendo una importante posición dentro de la industria, sino que además, resulta verdaderamente temible el carácter de adoctrinamiento que éste empieza a tener. En los seis meses que llevamos de año, tres películas cristianas han irrumpido con fuerza en la taquilla americana, haciendo números de escándalo, primero fue el remontaje de la serie La biblia, titulado Son of god que pasó de los 60 millones de recaudación, al igual que hiciera la película God’s not dead. Mayores son aún los números que ha conseguido la película El cielo es real que ahora llega a nuestros cines, y que está a punto de pasar los 100 millones de recaudación, cifras desorbitadas para una película que apenas costó 12 millones de dólares, y que parecen empezar a mostrar cierta tendencia en el cine norteamericano a la realización de estas películas.

El cielo es real está basada en una historia verdadera, y cojamos esto con pinzas, al menos los más escépticos. Tras una operación de urgencia de apéndice, en la que el hijo de un pastor de la iglesia metodista estuvo al borde de la muerte, éste empieza a relatar todo lo que vivió durante el proceso de la operación donde fue al cielo y habló con el mismísimo Jesucristo y con personas fallecidas, cercanas a su familia, de las que ni debería saber de su existencia. Esto ocasionará un fuerte debate en la comunidad religiosa del pequeño pueblo de Nebraska en el que habitan. La confirmación de la existencia del cielo, también trae los temores de la existencia de un infierno. Y sobre todo, múltiples preguntas, ¿Cómo es posible que este pequeño visitase el cielo cuando en ningún momento llegó a estar muerto? El principal problema con el que uno se topa en El cielo es real es la ausencia de debate, vamos, que se presenta como algo así como una tertulia de El gato al agua, en la que todos sus tertulianos discuten mucho aunque estén diciendo todos lo mismo. El niño ha visitado el cielo, cuesta creerle, sí, pero al final todos acaban rendidos a la palabra del señor. Algo que acaba por resultar especialmente irritante.

Greg Kinnear;Kelly Reilly

La existencia de estas películas se justificaría mucho más si en ella se abriera el abanico a la opinión, a los motivos de porque ocurre esto, a debatir la fe interna de sus protagonistas, pero no hay lugar para ello. Todo es como un gran sermón. El buen pastor, al que da vida Gregg Kinnear es un tipo especialmente bueno, como un enviado de Dios, está hasta arriba de facturas, pero aun así, no tiene problemas en trabajar en miles de empleos (todos para el bien comunitario, ya sea de entrenador en la escuela, carpintero, bombero o sobre todo pastor), muchas veces sin ver un solo duro, sólo por ser buen samaritano. Parece que Dios le pone a prueba en todo momento, se rompe una pierna, le aparecen piedras en el riñón y que también quiere llevarse a su hijo. Y sólo, por un momento, parece que este cuestione la existencia de Dios y que éste le ponga continuamente a prueba, pero se pasa demasiado rápido. Si Dios le pone a prueba, es únicamente para que las supere, para que sea cada día mejor con la comunidad que le rodea.

El cielo es real es únicamente una película dirigida al público más beato. Al que necesita asistir continuamente sermón, no hay nada aquí, de las profundas dudas sobre la fe que existían, por ejemplo, en el Noé de Darren Aronofsky. No, lo que cuenta aquí el realizador Randall Wallace, es un cuento absolutamente empalagoso, lleno de un buenrrollismo exagerado que acaba produciendo una reacción diabética, no dista mucho del sermón que podría dar el párroco de cualquier iglesia cristiana en la función de un domingo. Así que: Amén.

Ficha técnica:

Título original: Heaven Is for Real Director: Randall Wallace Guión: Chris Parker Música: Nick Glennie-Smith Fotografía: Dean Semler Reparto: Greg Kinnear, Kelly Reilly, Thomas Haden Church, Connor Corum, Lane Styles, Margo Martindale, Jacob Vargas Distribuidora: Sony Fecha de estreno: 19/06/2014