Capitan

Se podía esperar que la nueva cinta de la factoría Marvel hiciera un primer fin de semana bastante potente, pero la verdad es que Capitán América: El soldado de invierno ha arrasado literalmente en el box office estadounidense de la primera semana de abril. La película protagonizada por Chris Evans y Scarlett Johansson ha recaudado más de 96 millones de dólares en su primer fin de semana en Estados Unidos, vapuleando al que fue la mejor entrada en cartelera de la pasada semana: Noé. La cinta de Darren Aronofsky ha recaudado un total de 17 millones en su segunda semana, menos de la mitad de lo que recaudó en su estreno. La nueva película del Capitán América está llamada a ser una de las grandes superproducciones del año y una de las películas con mejor rendimiento en taquilla, de momento en su primera semana casi llega a los 100 millones. La película es una verdadera joya del cine comercial reciente que el público norteamericano no se ha querido perder, buena cuenta de ello es que la nueva película de Marvel ha supuesto el mejor estreno de la historia en el mes de abril.

En el tercer puesto, tras Noé, se afianza Divergente, que en su tercer fin de semana ha logrado 13 millones de dólares. Le siguen God’s Not Dead, El gran hotel de Budapest y El tour de los Muppets, con recaudaciones inferiores a 10 millones. Está claro que el estreno que ha acaparado toda la atención del público ha sido el de Capitán América: El soldado de invierno, pues no encontramos ninguna otra debutante entre las 10 más vistas del fin de semana. Tras la obra de Anthony Russo y Joe Russo, la mejor debutante ha sido Frankie and Alice, drama psicológico protagonizado por Halle Berry que ha cosechado 350.000 dólares en su estreno en 171 salas. 

La mejor media del fin de semana ha recaído en Breathe In, película dirigida por Drake Doremus, director de la magistral Como locos. La película de Doremus ha recaudado poco más de 35.000 dólares en 35 salas de cine en su segunda semana en cartelera.

capturada