EL_PASADO_©_Carole_Bethuel_09

Hurgar en el pasado, reabrir viejas heridas te puede cambiar la vida por completo, puede que para bien y puede que para mal. Nuestras acciones en el pasado pasan factura en algún momento, en cualquier instante, por ello echar la vista atrás puede ser un arma peligrosa capaz de acabar con la estabilidad de una familia. De alguna manera, esto es lo que ocurre en El pasado, donde vemos como la paz de una familia pende de un hilo cuando un secreto pasado resurge en el seno familiar.

Ya en su anterior película, Nader y Simin, una separación, el iraní Asghar Farhadi nos demostró que es un gran contador de historias familiares. En El pasado Farhadi vuelve a inmiscuirse en el estamento familiar para escarbar en sus más oscuros terrenos, aunque de una manera distinta. Si en Nader y Simin Farhadi nos contaba la historia de un matrimonio con aspiraciones diferentes en la vida y que querían poner fin al mismo mediante el divorcio, en El pasado el director iraní vuelve a recurrir al divorcio como tema principal, aunque solo es un pretexto para contar la amarga historia que esconde tras la familia afectada. No es tan importante el divorcio en sí en El pasado como en Nader y Simin, más bien el iraní lo usa como una especie de mcguffin para hablarnos del turbulento drama familiar que soportarán los personajes de la película en el momento en que salga a relucir la verdad que esconde El pasado.

La película está soportada por cuatro pilares personificados en los cuatro personajes principales del film. En primer lugar, Marie a la que interpreta una extraordinaria Bérenice Bejo. Marie es el nexo de unión entre el resto de personajes de la película, ella es el personaje en torno al cual gira todo. Una mujer complicada, que tiene dos hijas de diferentes padres y que a la que parece costar bastante encontrar una estabilidad de pareja, puesto que cambia de marido cada cierto tiempo. Quiere casarse con Samir, pero para ello ha de divorciarse de Ahmad. Su mala relación con su hija mayor, Lucie, es el desencadenante de la inevitable tormenta que asola a El pasado.

EL_PASADO_©_Carole_Bethuel_02

Samir es el nuevo novio de Marie, un hombre cuya esposa se encuentra en coma por intento de suicidio. Tiene un niño pequeño, Fouad, que se muestra rebelde tanto con su padre como con su madrastra. Samir, al que encarna de manera notable Tahar Rahim, es un buen hombre pero también un ser atormentado por su propio pasado, un pobre diablo al que sus errores pretéritos repercuten en su presente por falta de valor y honestidad.

En tercer lugar encontramos a Ahmad, al que interpreta magistralmente Ali Mosaffa. Ahmad es a su vez el apaciguador que llega con la idea de calmar la tensión familiar entre Marie y Lucie, pero que al mismo tiempo es el incita a Lucie de manera involuntaria a abrir esa caja de pandora que saca a relucir todos los trapos sucios de esta singular familia. Ahmad es un gran hombre, es honesto y cariñoso. Actúa como árbitro entre su ex mujer y su ex hijastra y se muestra amable y atento con Fouad, un niño con el que nada tiene que ver.  

Por último, Lucie a la que interpreta la joven Pauline Burlet. Ella es la encargada de abrir esa caja de pandora que guarda dentro un oscuro secreto capaz de destrozar a toda la familia. Su mala relación con Marie y Samir llega a su punto más álgido con la llegada de Ahmad, a la que la adolescente adora. El acercamiento de Ahmad a la chica, que le insta a que resuelva sus problemas con su madre acaba siendo el detonante para que se abra la caja y ya no haya vuelta atrás.

EL_PASADO_©_Carole_Bethuel_12

Esa tensión acumulada soportada por los cuatro personajes se resquebraja de tal manera que, una vez rota, el estatus familiar queda completamente desolado. La verdad duele, y más una verdad oscura venida desde el pasado, pero no sacarla a la luz puede pudrir a todos los afectados por dicha verdad. Puede que esa sea la lectura principal que el director iraní quiera revelarnos en su última película. De todas formas, no parece que Farhadi intente realmente aleccionar sobre nada, no busca culpables en su película, más bien son los propios personajes los que se señalan con el dedo los unos a los otros quitándose lastre de encima. Farhadi prefiere no tomar parte en la cuestión sobre quien es culpable o no, deja que sea el propio espectador el que sea juez de la película y el destino de sus personajes. Es por ello que El pasado es una película tan brillante e inteligente, pues su director nos la cuenta de manera que no nos pretende contar ninguna moralina, si no un excelente drama familiar con varias lecturas, dependiendo del enfoque de cada personaje. Una auténtica proeza la de Asghar Farhadi, tanto en el guión como en la dirección de la película.

El pasado solo hace confirmar que con su director, Asghar Farhadi, estamos ante uno de los realizadores más interesantes de la actualidad. Con sus dos últimas películas se confirma como un verdadero maestro del drama familiar. Está claro que su anterior obra, Nader y Simin, es una de las películas más extraordinarias de los últimos años, y El pasado, pese a no llegar a esas cotas de calidad que tenía la ganadora del Oscar a la Mejor película extranjera en 2012, es una obra sobresaliente y desoladora. Un relato brutal bien contado y magistralmente interpretado por un elenco que cumple con nota. Llega con retraso a nuestros cines y no consiguió nada en los pasados César, pero no cabe duda que El pasado es una de las producciones más extraordinarias del pasado año.

4_estrellas

Ficha técnica:

Título original: Le passé Director: Asghar Farhadi Guión: Asghar Farhadi Fotografía: Mahmoud Kalari Reparto: Bérénice Bejo, Tahar Rahim, Babak Karimi, Ali Mosaffa, Pauline Burlet, Elyes Aguis, Jeanne Jestin, Sabrina Ouazani, Valeria Cavalli Distribuidora: Golem Fecha de estreno: 16/04/2014