Seguimos nuestro repaso a lo que nos puede acontecer el festival de Cannes. Hoy os hablamos de otras 13 películas que vienen precedidas por el sello de sus directores, algunos de los más importantes del panorama actual como Paul Thomas Anderson o Naomi Kawase, directores que aún tienen mucho que decir como Wim Wenders, Ken Loach o Clint Eastwood, o nuevos valores a la alza con Bennett Miller, Mike Cahill o Ryan Gosling. Ésta es la segunda parte de nuestro especial de las apuestas para Cannes (aquí podéis leer la primera).

Everything will be fine de Wim Wenders

Everything will be fine

Otro de los que suele ser habituales en la costa azul es Wim Wenders, y no se puede quejar de palmares, ganó la Palma de Oro por Paris, Texas. El FIPRESCI por esta última y por En el curso del tiempo, el premio al Mejor director por El cielo sobre Berlín y el Gran Premio del Jurado por ¡Tan lejos, tan cerca!. A excepción de Pina, que se estrenó en Berlín, sus anteriores trabajos han sido estrenados en Cannes. Everything will be fine cuenta la historia de un escritor que intentará seguir son su vida tras golpear y matar a un niño con su coche. Además cuenta cn reparto para quitarse al sombrero con James Franco, Rachel McAdams y Charlotte Gainsbourg. Al igual que Godard, Wenders podría ser de los primeros en hacer ponerse a los periodistas la gafas en 3D en plena sección oficial.

Far from the madding crowd de Thomas Vinterberg

Far from the madding crow

Las dos veces que Thomas Vinterberg ha pasado por Cannes se ha llevado premio, con Celebración y hace apenas dos años con La caza, gracias a la que Mads Mikelssen se llevó el premio al Mejor actor. Nos da miedo el hecho de vuelva a rodar en ingles, aunque Dear Wendy era bastante curiosa, It’s All About Love era una película absolutamente horrible. Esta vez se acerca al drama de época para contar la historia de una campesina (Carey Mulligan) que se tendrá que debatir entre el amor de tres hombres. El atractivo reparto lo completan Juno Temple, Michael Sheen, Tom Sturridge y Matthias Schoenaerts. Esperemos que Vinterberg deje una obra a la altura de su última película, si no la vemos por Cannes, es apuesta segura para Venecia.

Foxcatcher de Bennett Miller

Foxcatcher

Foxcatcher era una de las apuestas para los Oscar del pasado año, pero ante la enorme cantidad de películas que se iban a pelear por los premios se decidió retrasarla alegando que no estaba lista. Aún sin fecha de estreno, no parece desde luego mala opción para que Bennett Miller se estrene en la costa azul. Aunque su nombre aún no sea demasiado grande, con tan solo dos películas ha estado nominado dos veces al Oscar y también consiguió colarse en la sección oficial del Festival de Berlín con su ópera prima Capote. Tiene un perfil que gusta en el festival y Foxcatcher tiene una pinta muy prometedora, la película está basada en la historia real del luchador David Schultz, que tras ganar la medalla de oro en Los Ángeles 84 fue asesinado por un multimillonario. Está protagonizada por Channing Tatum, Mark Ruffalo, Steve Carell, Sienna Miller, Anthony Michael Hall y Vanessa Redgrave. Multitud de estrellas para hacer las fotos mucho más bonitas. Es una de las películas en las que más confiamos para que se cuelen en sección oficial.

Francofonia: Le Louvre Under German Occupation de Aleksandr Sokurov

Francofonia

Realmente no sabemos mucho de la nueva película de Aleksandr Sokurov, tan sólo conocemos el título y que el pasado mes de octubre el Louvre se cerró durante un día para rodar la película, algo que apunta a que posiblemente podríamos encontrarnos ante un ejercicio cinéfilo tan innovador como El arca rusa. Veterano de Cannes, dónde además de presentar en su momento El arca rusa, también consiguió el FIPRESCI con Padre e hijo y el premio al Mejor guión por Moloch, parece bastante probable que la nueva película de Sokurov llegue a Cannes, más si tenemos en cuenta que es una película de origen claramente francés y que su realizador viene de ganar el León de Oro en Venecia por Fausto.

Futatsume no mado de Naomi Kawase

Futatsume no mado

Naomi Kawase vuelve al terreno de la ficción con Futatsume no Mado, una película que se rodó a finales del año pasado y que cuenta la historia de dos niños que viven en una isla. Después de ganar la cámara de oro con Moe no suzaku en 1997, Kawase ha pasado tres veces por sección oficial, con Hanezu no Tsuki, Shara y El bosque del luto por la que ganó el Gran Premio del Jurado, en un Cannes dónde suele ser habitual que siempre haya alguna película asiática dentro de la sección oficial, la película de Kawase tiene muchas opciones de ser elegida.

Grace of Monaco de Olivier Dahan

Grace of Monaco

Es la única película que ya podemos afirmar con rotundidad que estará en el certamen, porque es la única confirmada hasta la fecha. Grace of Monaco será la encargada de abrir el próximo festival, y lo hace, no exenta de polémica ya que su realizador Olivier Dahan ha acabado tirándose de los pelos con Harvey Weinstein por el montaje final de la película. No sabemos aún que montaje será el que se finalmente se vea en Cannes, pero sí que veremos por allí pasear a la botoxizada Nicole Kidman tratando de meterse en la piel de Grace Kelly.

High and low de Mike Nichols

High and low

Más que una predicción esto es un tiro a ciegas por completo, porque no sabemos desde hace años en qué punto se encuentra el remake de El infierno de Odio de Akira Kurosawa que estaba preparando Mike Nichols. El caso es que se anunció a bombo y platillo que Nichols rodaría el guión que David Mamet había escrito para Martin Scorsese. Dos años después, nos enteramos de que Chris Rock (sí, como lo oyen, ¿y por qué?) estaba reescribiendo dicho  guión, y no hemos vuelto a saber nada más. Es una película que fácilmente se podría haber rodado en el mayor de los secretos, sobre todo porque gran parte de ella se desarrolla con el escaso decorado de una vivienda. Nichols nunca ha sido muy de festivales, y jamás ha estado en Cannes, si se atreve a tocar Kurosawa, no creemos que haya mejor sitio para intentar pasar el examen.

How to catch a monster de Ryan Gosling

How to catch a monster

Decían de Clint Eastwood que tenía solamente dos expresiones, una con sombrero y otra sin él. Y ahí está, a día de hoy, consagrado como uno de los más grandes directores que nos ha dado el cine. El “carapalo” por antonomasia del cine actual quiere seguir sus pasos y se pone por primera vez tras las cámaras. How to catch a monster (Cómo atrapar a un monstruo) es como se titula la primera película como director de Ryan Gosling y no hemos comprendido muy bien de que va por muchas sinopsis que hayamos leído, por eso creemos que es motivo más que suficiente para que la película se pasee por la alfombra roja de Cannes, posiblemente la sección oficial le venga un poco grande, pero Un certain Regard no sería mal lugar. El reparto, lleno de amiguetes es impresionante: Christina Hendricks, Matt Smith, Saoirse Ronan y Eva Mendes. Además, el propio Gosling también firma el guión.

I Origins de Mike Cahill

I Origins

Otra que paseó por Sundance fue I origins de Mike Cahill, su segunda película tras Otra tierra que por lo general gustó mucho (aunque a nosotros nos pareció poco más que un telefilm). La película cuenta la historia de dos científicos que hacen un descubrimiento que cambiará el mundo y está protagonizada por Michael Pitt y Brit Marling. Si va a Cannes, lo lógico es pensar que su lugar estaría en Un certain Regard.

Im Keller de Ulrich Seidl

Im Keller

Ulrich Seidl es de esos cineastas que andan a galope entre el documental y la ficción, después de terminar su trilogía Paraíso (cuya primera entrega se estrenó en el festival), el realizador se ha puesto a rodar Im Keller (En el sótano). Un documental con una premisa tan extraña que le viene como anillo al dedo al realizador y es que con él quiere representar las relaciones de los austriacos con sus sótanos y definir cuáles son las características específicas de los sótanos austriacos. Según la página oficial del realizador , la película está a punto de estar completada, por lo que no sería extraño que se presentase en la costa azul.

Inherent vice de Paul Thomas Anderson

Inherent vice

Somos entusiastas de Paul Thomas Anderson, todos, no creo que no haya nadie que no lo sea, y con cada película nos seduce más. Inherent Vice su próxima película, está basada en la novela de Thomas Pynchon y nos trasladará a finales de los años 60, un viaje de ácido en el que en un detective tendrá que resolver la desaparición del nuevo amante de su ex-mujer. Huele a cine negro, y el reparto, ojo, porque están: Joaquin Phoenix, Josh Brolin, Owen Wilson, Benicio del Toro, Reese Witherspoon, Martin Short, Jena Malone, Maya Rudolph y Eric Roberts. Creemos que casi seguro estará en Cannes, y la vemos también como la gran favorita para la Palma de Oro. A Anderson se le dan bien los festivales, por Cannes sólo pasó con Punch-Drunk Love por la que ganó el premio al Mejor Director. Un premio al que hay que sumar el Oso de Oro que ganó en Berlín por Magnolia y los premios al Mejor director ganados en Berlín por Pozos de ambición y Venecia por The Master. Lo dicho, confiamos en que esté en Cannes y confiamos en sus claras posibilidades, no sólo de ganar, sino de ser una de las películas del año.

Jersey boys de Clint Eastwood

Jersey boys

Clint Eastwood adaptando un musical es algo no muy habitual, y más teniendo en cuenta que viene directamente desde Broadway, aunque es más fácil pensar que se vaya a parecer a Bird que a Chicago. Jersey Boys se centrará en la carrera de Frankie Valli, al que dará vida John Lloyd Young, que ya le encarnó sobre las tablas. El reparto estarán también Christopher Walken y la hija del director Francesca Eastwood. Tiene como fecha de estreno el 20 de junio en Estados Unidos, y sus opciones de festival pasan únicamente por Cannes. De no saber ya la película inaugural, sería nuestra primera opción, pero teniendo en cuenta que Clint lleva sin pasar por la sección oficial del festival desde El intercambio, no descartamos tampoco que acabe entrando dentro de concurso.

Jimmy’s hall de Ken loach

Jimmy's Hal

Ken Loach vuelve de la mano de Paul Laverty para contarnos la historia de Jimmy Gralton un activista político que en los años 30 se convirtió en la única persona desterrada en la historia de Irlanda. Más allá de que Ken Loach suela presentar todas sus películas en el festival (ganó la Palma de Oro con El viento que agita la cebada), hay un motivo que nos lleva a pensar que es de las presencias más seguras en esta de edición, y es que el realizador ha afirmado que Jimmy’s Hall será su última película. Una lástima que uno de los grandes genios del cine se retire, pero esperamos que lo haga con una película a la altura de su carrera.