El cineasta húngaro Miklós Jancsó falleció el día de hoy. La muerte, que ha sido anunciada por la Asociación de cineastas húngaros, venía precedida de una larga enfermedad.

Jancsó nació el 27 de septiembre de 1921 en Vac, una pequeña ciudad al norte de Budapest, sus padres eran refugiados de Transilvania cuando Rumanía era aún parte de Hungría. Fue prisionero de guerra en 1945 y en 1946 se unió al partido comunista.

MJ

Jancsó fue conocido entre otras cosas por sus escenas sexuales. De hecho, las escenas de orgías que rodó en la película italiana Vicios privados, públicas virtudes, le valió una condena de 4 meses de cárcel y la prohibición de exhibir la película, aunque finalmente fue absuelto

Cuando esto pasó, Jancsó ya formaba parte de la élite del cine europeo. Muchos críticos le compararon con Ingmar Bergman y Michalangelo Antonioni. Películas como Los rojos y los blancos o Salmo rojo, por la que ganó el premio a la Mejor dirección en el Festival de Cannes, le valieron el unánime aplauso de la crítica especializada.

La última película de Jancsó fue So much for justice!, un nuevo drama histórico, tema predilecto del director, que se estrenó en 2010. A Jancsó le sobreviven su tercera mujer y cuatro hijos. Descanse en paz.