Cuando Paul Feig estrenó La Boda de mi mejor amiga, se generó una reacción desorbitada. Nunca entendí muy bien porque venía esta reacción, con una comedia que me pareció larguísima y estirada, y con una fachada feminista, que escondía un deleznable mensaje machista. Lo peor de todo es que era una comedia sin gracia, que desperdiciaba del todo el talento de una gran cómica como Kristen Wiig, y los únicos momentos que realmente me llegaban a resultar divertidos era en los que salía un totalmente desatado Jon Hamm. Es posible que el éxito de aquella, sumado al gran tirón de sus dos protagonistas, hayan propiciado que Cuerpos Especiales se haya convertido en todo un éxito en Estados Unidos. Pero esta vez las reacciones han sido mucho menos entusiastas que con aquella, y en la opinión de un servidor, sólo confirma lo que ya se venía viendo. Porque Cuerpos Especiales viene a ofrecer lo mismo que La Boda de mi mejor amiga, una comedia larga y sin demasiada gracia, en la que tan solo algunos chistes consiguen sonsacar una leve sonrisa, algo que no es suficiente, para evitar que miremos el reloj constantemente durante sus dos larguísimas horas de metraje.

La historia que nos cuenta Cuerpos Especiales nos la conocemos de memoria, la hemos visto mil y una veces en cualquier buddie movie. Sandra Bullock es una agente especial muy estirada, a la que pocos soportan, siempre trata de hacer todo bien, y sabe que es la mejor y se lo restriega a los demás. Melissa McCarthy también es una policía excepcional, pocos se atreven a toserla, porque con su genio desmedido y su lengua viperina, sólo te puede buscar algún problema. Sus medidas, poco ortodoxas, entrarán en colisión con las de la Bullock cuando las dos tengan que trabajar juntas para desenmascarar a un peligroso criminal. Por supuesto, las dos que son completamente diferentes, y tan solo tienen una cosa en común. Están completamente solas, nadie se acerca a ellas, y es algo que forma parte de su vida y han aceptado con normalidad. Pero en el transcurso de la investigación, no sólo tendrán que aprender a soportarse la una a la otra, si no que su amistad crecerá, y se harán inseparables, hasta el punto de convertirse en las mejores amigas. Obviamente, de ahí no pasa, aunque la película pida a gritos la consumación de una relación lésbica, es algo que todavía no está demasiado bien visto en los despachos de Hollywood.

Si hay algo bueno que se puede decir de Cuerpos Especiales es que sus dos protagonistas tienen una gran química. Las dos se limitan a hacer lo que mejor saben hacer, Bullock es una listilla bastante torpe. Precisamente uno de los mejores chistes de la película viene precisamente de su carácter, cuando nada más llegar a la comisaria, da por hecho conocer cualquier camino, equivocándose a cada giro de esquina. Y Melissa McCarthy una malhablada, que aunque tenga un gran corazón, no puede dejar de decir tacos. Ambas se entienden a la perfección, y evitan que la película sea un desastre mayor, haciendo un equipo que pese a todo, acaba resultando ligeramente entrañable. Pero nada más hay que se salve a la película de ser terriblemente insufrible. El problema no está en que nos conozcamos el desarrollo al dedillo, y que este se cumpla siguiendo el manual paso a paso como si se construyera un mueble de Ikea. Si no que para ir llegando a él, la película recorre sus pasos una y otra vez, dejando una tediosa sensación de reiteración, se repiten los sospechosos, se repiten los chistes, y sí, se repiten los bostezos.

No me sorprende realmente que Cuerpos Especiales sea una película horrible. Comparando con La boda de mi mejor amiga, es posiblemente que incluso ésta salga ganando. Jamás llegaré a comprender a qué se debieron las reacciones positivas de aquella película, ni mucho menos, que demonios pintaba Melissa McCarthy estando nominada al Oscar. Pero parece que el tiempo da la razón y que Paul Feig abre con esta nueva película los ojos a aquellos que vieron dios sabe el qué. Cuerpos Especiales es tan estúpida como prescindible, una película que realmente, ya hemos visto en numerosas ocasiones, y tampoco se esfuerza por presentar nada nuevo.

Título Original: The Heat Director: Paul Feig Guión: Lee Eisenberg, Katie Dippold, Gene Stupnitsky Música: Michael Andrews Fotografía: Robert D. Yeoman Intérpretes: Sandra Bullock, Melissa McCarthy, Dan Bakkedahl, Michael Rapaport, Marlon Wayans, Tony Hale, Thomas F. Wilson, Brandon Richardson, Taran Killam, Nathan Corddry, Kaitlin Olson, Demián Bichir, Bill Burr, Michael McDonald Distribuidora: Fox Fecha de Estreno: 25/10/2013

  • Paola Monter Uribe

    En lo personal, la película de cuerpos especiales me ha encantado, pues la escribió uno de mis guionistas de comedia favoritos: Gene Stupnitsky, quien también escribió la serie Hello Ladies, la cual les recomiendo mucho, pues es divertida y muy entretenida.

  • Telescopio_HD

    opino algo parecido, es la primera pelicula en mi vida que no logro terminar, y eso que intente que me agradara, trate de sonreir y nunca lo logre, hice todo lo posible pero lo unico que gane fue que me diera vergüenza ajena. La peor pelicula de comedia que e visto en mi vida, no se que le vieron los de rotten tomatoes que le da más de 60% de aprobación, pero desde entonces ya no los tomo en cuenta, porque a mejores peliculas que esta las han tratado como bodrios ¿y al verdadero bodrio lo premian?