765939

Cuando los Coen se ponen serios una gran controversia recorre los cielos de medio mundo, porque exceptuando Muerte entre las flores prácticamente todos los proyectos de los hermanos que no tocan la comedia (negra) han creado un acalorado debate entre los fans más incondicionales y los que no han visto plasmado su peculiar estilo en dichos filmes. No cabe duda de que el cine de los Coen ha evolucionado mucho en los últimos años, El hombre que nunca estuvo allí (2001) puede considerarse un punto de inflexión en la carrera de este dúo cinematográfico, fue la última película en la que disfrutamos plenamente de ese subgénero que tan bien manejan y tanta gloria les ha dado. A partir de entonces, Joel e Ethan Coen maduraron, dejaron de lado su faceta cómica y centraron sus filmes en algo más que eso, aunque casi siempre dejaban algún toque lleno de comicidad en sus trabajos. No es país para viejos nos descubrió a unos hermanos totalmente diferentes a los que conocíamos, aquellos que nos conquistaron con El gran Lebowski o Arizona Baby.

Por segunda vez en su carrera Ethan acompañó a Joel en la dirección, la primera vez que trabajaron juntos detrás de las cámaras fue en Ladykillers y desde entonces no se han vuelto a separar. No country for old men consiguió inquietar a muchos espectadores, era extraño encontrarse con una película sin aparentes signos de comedia coeniana siendo de los mismos, pero quizá ésto suponía un paso hacia delante en la carrera de los hermanos, al explorar nuevos terrenos podrían evolucionar como autores. El resultado final dio lugar a copiosas discrepancias, muchos sentenciaron a los Coen calificando a ésta como su peor película y la más sobrevalorada y otros les aplaudieron por su exitosa osadía. He aquí la controversia del principio.

No es país para viejos da comienzo cuando Llewelyn Moss (Josh Brolin) encuentra una camioneta rodeada por varios hombres muertos. En la parte trasera hay un cargamento de heroína y dos millones de dólares. Cuando Moss coge el dinero, provoca una reacción en cadena de violencia, que la ley, representada por el desilusionado sheriff Bell (Tommy Lee Jones), no consigue detener. Moss intenta huir de sus perseguidores, especialmente del misterioso cerebro de la operación.

cigurh1

No es para menos que lo más sorprendente y trascendental de la película fuese Javier Bardem, que desde la espectacular primera escena de la estrangulación deja patidifusos a los espectadores con su silenciosa crueldad e indeferencia, así se convirtió en el protagonista absoluto del filme, un ser vil y distante que con su peculiar apariencia apuntaba al éxito más inmediato, inconmensurable. Los Coen crearon a través de su figura a uno de los asesinos en serie más carismáticos y coreados de la última década, sus métodos eran tan fríos y escalofriantes como la propia película, a la que se la acusó de flemática y apática en su conjunto. El carácter de los personajes está muy bien definido y la destreza en la dirección de los hermanos consigue mantener en vilo al público que contempla atento tres historias cuyo hilo conductor a veces flojea pero que no deja de intrigar. Los Coen asombraron con unos angustiosos planos creando una atmósfera realmente inquietante que aguantaron muy bien las escenas de tensión. Además, el nulo empleo de música durante todo el metraje permitió lucirse a los técnicos de sonido, donde el silencio únicamente se rompía por el sonido de un pomo de puerta que salía disparado. Un verdadero ejemplo de cómo hacer cine.

La historia puede enganchar o no pero la adaptación que hicieron los hermanos de la novela de Cormac McCarthy dio lugar a alabanzas por ambos bandos, el cinematográfico y el literario. Destacar por igual la exquisita fotografía, las road movie nos regalan instantáneas inmemoriales en muchos ocasiones y aquí Roger Deakins (incondicional de los Coen) no fue menos. Originales y atrayentes también las grandes actuaciones de Josh Brolin y Tommy Lee Jones.

Es fácil darse cuenta de que esta película lleva el sello de los Coen, y aún habiéndose salido de los registros a los que nos tienen acostumbrados lograron conquistar a gran parte del público, marcando el filme con un estilo más reservado. No es país para viejos es una persecución a vida o muerte (literalmente) plagada de violencia y sangre fría que deja, además de una realización soberbia, escenas inolvidables protagonizadas en su mayoría por un asesino, con pelucón incluido, que la historia del cine recordará.

  • …traigo
    sangre
    de
    la
    tarde
    herida
    en
    la
    mano
    y
    una
    vela
    de
    mi
    corazón
    para
    invitarte
    y
    darte
    este
    alma
    que
    viene
    para
    compartir
    contigo
    tu
    bello
    blog
    con
    un
    ramillete
    de
    oro
    y
    claveles
    dentro…

    desde mis
    HORAS ROTAS
    Y AULA DE PAZ

    COMPARTIENDO ILUSION

    CON saludos de la luna al
    reflejarse en el mar de la
    poesía…

    ESPERO SEAN DE VUESTRO AGRADO EL POST POETIZADO DE ESTALLIDO MAMMA MIA, TOQUE DE CANELA ,STAR WARS, CARROS DE FUEGO, MEMORIAS DE AFRICA , CHAPLIN MONOCULO NOMBRE DE LA ROSA, ALBATROS GLADIATOR, ACEBO CUMBRES BORRASCOSAS, ENEMIGO A LAS PUERTAS, CACHORRO, FANTASMA DE LA OPERA, BLADE RUUNER ,CHOCOLATE Y CREPUSCULO 1 Y2.

    José
    Ramón…

  • Después del comentario de aquí arriba no se si el mío valdrá mucho pero bueno… xD

    El caso es que comenzó con el mundo cinéfilo en serio un año después de esta peli (allá por 2009) y con el blog en dic. de 2010 así que esta me queda un poco lejos, pero tengo previsto verla junto a “There will be blood”

    Buena entrada, un saludo!^^

  • @Jose Ramon Santana Vazquez: Bonita poesía pero a mí los copia y pega… Me van poco ;D.

    @Domive: El tuyo vale igual o más que el anterior, por lo menos me demuestras que te has leído la entrada así que, que no te quepa duda de que valoro más éste que cualquiera que pase a dejar un C&P.

    Es una película que es tan amada como odiada así que sólo puedo ofrecerte mi opinión, ya me comentarás cuando la veas qué tal. Y me uno a lo de ver “Pozos de ambición”, yo tampoco lo he hecho.

    Gracias por pasarte compañero, ¡un abrazo!

  • De acuerdo contigo en que es visualmente perfecta. A mí, personalmente, me encantó, sobre todo la primera mitad cuando vemos con angustia cómo el personaje de Josh Brolin intenta huir del enorme embrollo en el que se metido un poco tontamente.
    Vaya, ahora me apetece volver a verla ;)

  • @Reyloren: Es agradable encontrar a alguien que comparta mi opinión, más cuando esta película ha traído de cabeza a tanta gente. Estoy de acuerdo en que la primera mitad es genial, luego se descuelga un poco con lo ocurrido ccon Brolin… Pero al igual que a ti, a mí me encantó.

    Gracias por comentar, ¡un abrazo!

  • Yo encontré muy buena la película, las actuaciones de Bardem y Tommy Lee Jones y sobre todo, la hermosa fotografía de Roger Deakins. Además la dirección de los Coen es notable como siempre.
    Pero lo más interesante de lo que escribes, es que precisamente eso, cada vez analizas y describes mejor las cosas Bea, creo que la mejor descripción posible del filme es: “Los Coen asombraron con unos angustiosos planos creando una atmósfera realmente inquietante que aguantaron muy bien las escenas de tensión”. Eso se vive en casi todo el metraje. Muy buena crítica amiga.
    Y ojalá veas “There will be blood”, a mi gusto es la primera (y quizás única) obra maestra del siglo XXI, es impresionante verla por primera vez.

    Un abrazo Bea!

  • @Christian: Me hizo muy feliz leer tu comentario anoche, de estos halagos no se cansa una nunca, me alegra saber que has notado una mejoría en mis críticas, espero que sea así y siga por este camino. Por lo que escribo queda claro que la película me gustó mucho, a pesar de que para la mayoría está sobrevalorada a mí me pareció maravillosa.

    Quizá hoy mismo vea “Pozos de ambición”. Gracias por la recomendación Christian. Y mil gracias por pasarte de esta forma tan agradable por mi Blog, eres genial. ¡Un abrazo!