Si ya es difícil que se hagan películas sobre el Camino de Santiago, lo es aún más que sean dignas de comentar. Road movies se han hecho muchas, y precisamente dentro de este subgénero se encuentra The Way, la última película en la que Emilio Estévez se ha puesto tras las cámaras, y que habla de este “paseo largo” que ha movilizado a millones de personas por todo el mundo a lo largo de cientos de años. En los primeros años como director Estévez pasó tan desapercibido como sus proyectos, a pesar de que siempre consiguió contar con grandes actores en sus películas (Wisdom, el delincuente, Dos chalados y un fiambre…). Sin embargo con el paso de los años ha evolucionado, con Bobby (2006) lo intuíamos y con The Way lo confirmamos, aunque con mucha discreción. Quizá todo sea culpa de Martin Sheen, ya que no hay proyecto de su hijo en el que él no esté y su presencia es cuanto menos atractiva.

The Way cuenta la historia de Tom Avery (Martin Sheen), un reputado oftalmólogo de California, viudo, que un día recibe una llamada desde Francia en la que se le comunica que su hijo Daniel ha fallecido en un temporal en los Pirineos. A pesar de que la relación con él nunca fue muy buena, Tom, desolado, viaja a Francia, y descubre que Daniel comenzaba a hacer el Camino de Santiago, por lo que decide hacerlo por él.

Martin Sheen, primero por la izquierda, en una de las secuencias de ´The Way´ rodadas esta semana

Desde el primer minuto notamos que The Way es una película muy personal, Estévez la hizo con ilusión y logró crear un filme agradable y sencillo al disfrute de todo el público. El objetivo era contar una historia sobre la renovación espiritual y a partir de ahí comenzar a luchar contra la adversidad y marcar como principal meta la superación, y ante todo Estévez dejó claro que no era una película basada en el catolicismo, cuando se habla del Camino muchas veces surgen comentarios religiosos, en esta película no, esas ideas superpuestas deben olvidarse antes de ver el filme. Al ser una película sobre el Camino de Santiago se convirtió en algo muy especial para mí, por eso estas líneas están cargadas de subjetividad, lo cierto es que The Way la disfrutarán mucho más los auténticos peregrinos, aquellos que conocen de cerca la experiencia, porque en ella se refleja a la perfección lo que significa hacer este viaje, en la película se ve como Tom conoce a gente y al día siguiente se tiene que despedir de ella sin saber si volverá a verlas, recorre mundo, se relaciona con la solidaridad del gentío, el buen humor y la libertad que se respira en unos parajes bellísimos que la película muestra con gran delicadeza. A pesar de todo The Way también supone un acercamiento hacia los espectadores que ignoran este tema, y lo hace de la mejor manera posible porque es muy complicado hoy en día encontrar una película que se ajuste tanto a la realidad como ésta, aunque como en todo producto la veracidad se puede cuestionar.

Destacar la magnífica interpretación de Martin Sheen, perfecto mostrando la evolución de su personaje, que pasa de la completa seriedad y frialdad al afecto y la cercanía, en parte gracias a la buena química entre todo el reparto. Visualmente la película es preciosa, Emilio manejó muy bien la cámara y no se excedió en la utilización del flashback, además la música es capaz de erizarte el vello en los momentos que menos esperas. Tiene fallos, como cualquier película, por eso al desarrollarse en España no faltan los tópicos de los toros y los gitanos (con fiesta incluida), pero tampoco se abusa de ello y pronto lo olvidamos al ver la entrega de Sheen. Es curioso que tenga que venir un estadounidense a mostrarnos la finura de este recorrido, resulta intrigante.

En definitiva, The Way no sólo es contemplar la caminata de un grupo de personas, es disfrutar de su cambio, intentar sentir la bondad que desprende cada uno de sus actos. Es una película simple pero llena de sentimiento.

  • bueno…..
    pues habra que verla :)

  • “Es una película simple pero llena de sentimiento”.

    Esa frase hace que me den bastantes ganas de verla, cuando las cosas se hacen con amor, dedicación y mucho sentimiento, eso traspasa la pantalla, y para mi el cine más que para analizarlo, es para disfrutarlo en base a sensaciones y emociones, por ende, veré The Way.
    Además ya había oído de ella y los Sheen me simpatizan bastante, eso sí nunca he leído sobre el Camino de Santiago, así que también aprenderé.

    Saludos amiga, espero que estés muy bien. Un abrazo!

  • HOLA MI BEA !
    SOY YO PABLO, EN VISTA QUE TIENE EL LIBRO CERRADO PASO A SALUDARTE POR AQUI.
    ESPERO ESTES MUY BIEN.

    DISCULPA LA BREVEDAD NUEVAMENTE PERO NO PODIA ACTUALIZAR Y NO SALUDARTE :)

    ABRAZOS !

  • @Mario: Pues ya me contarás, gracias por leer la entrada ;D.

    @Christian: Me emociona mucho tu comentario Christian, creo que es muy importante que las películas se hagan con pasión, y para mí “The Way” lo es y quise poner esa frase. Esta película la sentirá profundamente la gente que conozca esta experiencia pero sin duda alguna también los que se estrenen. Esperaré tu opinión sobre ella cuando la veas.

    Un abrazo enorme compañero, gracias por estar por aquí.

    @Pablo: Gracias por tomarte la molestia de saludar por aquí, espero que todo te vaya bien y disfrutes del tiempo libre que el trabajo te deje.

    Gracias a todos, un placer teneros por aquí ;).

  • Saludos de nueva cuenta BeaClane

    The Way me hizo suponer algun otro tipo de film, pero ya acompañandolo con la subjetividad de tu letra nos demostró como Sheen en su actuación dejo en claro cual sería su proposito.

    Mas alla de viajar a través de uno de los caminos y veredas mas conocidos por España (igual y luego me explicaras porque siendo honesto, no lo conozco o había oido hablar de él), Sheen nos transmite lo que es ese cambio en su ser al viajar y conocer a diferentes tipos de personas, conocer otro tipo de culturas que jamas uno ha conocido o que simplemente uno le presta algo de atención.

    Si bien, 128 horas fue algo magnifico y reflexivo, espero y The Way no sea la excepción.

    Besos Bea y espero saber de ti

    TQM

    Isaac Q.

  • Es la primera crítica que leo sobre The Way. El trailer me gustó, aunque estaba claro que su aire telefilmesco no se lo quitaba nadie. Es un placer siempre ver a un Sheen en pantalla y es el más mayor…mucho mejor.

    Un beso Bea!

    Muchas gracias por todos los comentarios venecianos!!Un sol!

  • @Isaac Q.: Es normal que haya sido algo subjetiva pero siempre intento ajustarme a la realidad y creo que no me fui mucho por las ramas. De todas formas la película es muy personal, eso sí se nota desde el principio.

    Ya te he explicado más o menos en lo que consiste el Camino de Santiago. Ahora bien, ni punto de comparación con “127 horas”, lo que un huevo a una castaña. Pero si llegas a verla espero que la valores como se merece.

    Gracias por tus comentario Isaac.

    @Emilio Luna: “The Way” pasó muy desapercibida, se estrenó en Noviembre del año pasado y aún no conozco a nadie más que la haya visto, de todas formas mi experiencia me llevó a darle al play y no me arrepiento en absoluto. Desde que vi “Apocalypse Now” me enamoré de Martin Sheen, por eso en los últimos días he visto un par de sus películas (“Malas tierras”, “The Way”…), seguiré con ello.

    De nuevo muchas gracias Emilio, me tendrás por tu página no sólo con lo festivales sino siempre. ¡Un abrazo enorme!

  • la pelicula la vi cuando estaba en un hotel en buenos aires, la recomiendo es muy buena

  • @Monica: Muchas gracias por tu comentario, a mí la película también me gustó ;).