Yo acuso, es el grito que lanzan los exhibidores españoles tras conocer la noticia de que Mulán se estrenaría en Disney+ el 4 de septiembre a un precio de 30$. Todo esto debido a los numerosos retrasos que ha tenido por el Coronavirus respecto a la fecha original (marzo de 2020).

En la noticia que adelantábamos hace unos días, Disney confirmaba que Mulán se estrenaría en cines donde no hay Disney+ como Rusia y China, o en lugares donde los cines estén abiertos dependiendo de las autoridades sanitarias, en este caso España. Ahora bien, aquí Bob Chapek, CEO de Disney, era ambiguo sin confirmar si la película se estrenaría simultáneamente en los cines y en la plataforma.

Según informan algunos medios, Disney España habría confirmado que Mulán no se estrenará en cines sino en la plataforma oficial de la compañía. Una medida que no ha sentado nada bien a la Federación de Cines de España (FECE), acusando a Disney de haber engañado al público para disfrutar de la película y que películas como Padre no hay más que uno 2 pueden atraer a la gente para ir al cine.

Por esta razón, la Federación de Cines de España (FECE) ha lanzado un comunicado diciendo lo siguiente:

–      Una vez que la mayoría de las salas de cine en España (75%) están de nuevo abiertas al público, el enfoque de toda la industria debería estar centrado en que el público regrese a los cines para disfrutar de la experiencia única de ver películas en la pantalla grande.

–      Para garantizar la supervivencia de TODA la industria, es necesario que el nuevo contenido se lance primero en los cines respetando la ventana actual, siendo ambos elementos esenciales para la buena salud de TODOS los sectores de la industria cinematográfica.

–      Una estrategia de estreno primero en cines y luego en las ventanas sucesivas, es un modelo de negocio probado y crucial para garantizar que el público pueda disfrutar de una amplia gama de películas y que el año pasado atrajo a más de 100 millones de espectadores a los cines españoles, manteniendo, un año más, el cine como la principal oferta de ocio cultural de los españoles.

–      Si bien, desde que comenzó la crisis, desde el lado de la distribución indicaban que “estamos todos juntos en esto”, los acontecimientos recientes dejan más claro que nunca que este sentimiento debe estar respaldado por acciones, no solo por palabras.

–      En el caso concreto de “Mulán”, las salas de cine consideran que se ha engañado al público que esperaba poder disfrutar de la película en salas de cine, como así se ha estado publicitando desde el primer momento en que se presentó la película.

–      Todo el sector se enfrenta a desafíos sin precedentes y por ello más que nunca, las decisiones deben tomarse con una perspectiva a largo plazo. Si desde los principales estudios de Hollywood, se obliga a los cines a esperar hasta que el sector salga de la crisis en los EE. UU, será demasiado tarde para muchos cines españoles y europeos que están ya preparados para recibir los grandes estrenos.

–      El éxito cosechado por la película de Santiago Segura, “Padre no hay más que uno 2”, que ha conseguido unas excelentes cifras de taquilla, similares a la etapa pre-pandemia, es una prueba contundente de que existe una fuerte demanda del público por ver nuevo contenido en pantalla grande.

–      Por último, las salas de cine consideran que es necesario el compromiso de toda la industria, especialmente de los principales estudios de Hollywood, para garantizar la salud futura de todo el sector. Al hacerlo, se asegurarán que la industria cinematográfica en general, se recupera y regresa de esta crisis más fuerte y resistente que nunca.