Aclamada en las últimas ediciones de los festivales de Locarno y Gijón, la última cinta Hong Sang-Soo títulada El hotel a orillas del río nos acerca a la vida de cinco personas, a la melancolía, al humor, al final de la vida. a la sinceridad, a la intimidad. Y a un poeta que conecta todo ello tras llamar a sus hijos para que le visiten.

El director surcoreano se reafirma en su última película en su estilo más que nunca. Un estilo y un cine intimista, que invita al espectador, a través de los detalles más pequeños, a invadirse de las emociones de sus personajes. A comprender. A sentir. A dejarse llevar por una historia como ya ocurriese en las maravillosas The Day After ó On the Beach and Night Alone.

En este caso, la historia de un poeta que llama a sus hijos para que le visiten en el hotel en el que se aloja, después de mucho tiempo sin verlos. La historia de dos chicas que se ven envueltas en una espiral de melancolía, entrelazándose dentro de la espectacular y cuidada fotografía en blanco y negro, funcionando bajo un tempo lento que maneja el director en su filmografía. Tiempos que son cuidados en los espectaculares planos que cuidan hasta el más último detalle en objetivo de promover un cine absolutamente íntimo, haciendo poderosas imágenes para catalizar los sentimientos de sus protagonistas.

Dos de los aspectos más característicos y particulares del cine de Sang-soo se ven de nuevo reflejados aquí: la enorme y mágica capacidad para dar una absoluta naturalidad en el papel de sus intérpretes. A través del guion, de los movimientos de cámara y de la búsqueda de una expresividad sencilla la película se envuelve de unas actuaciones espectaculares, destacando especialmente Gi Ju-Bong y Kim Min-Hee. Y el segundo aspecto es el uso de la música. El director utiliza de nuevo una única pieza musical que únicamente se hace eco en los momentos idóneos para brindar el dramatismo necesario a planos que sin la aparición de la melodía no lo serían de la misma forma. Síntomas de un estilo absolutamente único y particular.

El hotel a orillas del río es una película sumamente metafórica. De la muerte al amor. Del existencialismo a la poesía (narrada y visual). De lo imperfecto a lo artístico. Y así de forma sucesiva durante todo el metraje. Puro cine de autor al servicio de los amantes del género o de todos aquellos que busquen una historia íntima en la que se habla, en gestos, detalles y palabras, de algunos de los aspectos más bellos y melancólicos de lo que llamamos vida. En resumen: una maravilla de película que no se pueden perder.

Título original: Gangbyub Hotel Director: Hong Sang-soo Guión: Hong Sang-soo Fotografía: Kim Hyeong-Gyu Reparto: Gi Ju-bong, Kim Min-hee, Kwon Hae-hyo, Song Seon-mi, Yu Jun-sang Distribuidora: Good Films/La aventura audiovisual