A veces cuando estás perdido y no sabe cómo seguir, la mejor opción es pararte, resetear y encontrarte a ti mismo. Para reconectar con todo aquello que un día te hacía feliz, porque la esencia quizá siempre estuve ahí pero muy mal llevada. Eso es lo que acertadamente debieron pensar los ejecutivos de Paramount Pictures a la hora de cancelar las siguientes entregas por perpetrar bajo el emblema de la Saga Transformers, afortunadamente alguien detuvo la maquinaria a tiempo y hoy estamos hablando de una estupenda película familiar que nada o muy poco tiene que ver con las últimas nefastas entregas de Michael Bay. Bumblebee es un faro de luz cálida en medio de la niebla, es como ese hijo que regresa a casa por Navidad y que a pesar de vuestras diferencias o reproches del pasado, simplemente te alegras de que por fin vuelva al hogar.

Si a finales de los 90 en los Oscar hubiese existido la categoría de mejor película de animación, nadie podría negar que probablemente El gigante de hierro (1999, Brad Bird) hubiese ganado la estatuilla. Ahora casi 20 años después Travis Knight, artista al frente del estudio de animación de Laika rescata esa esencia que hizo tan especial a aquel gigante de hierro y la rescata a modo de homenaje en Bumblebee, la primera película de la saga Transformers que te llegará al corazón. Algo que en gran parte es gracias al buen hacer de un buen guión firmado sorprendentemente por una mujer Christina Hodson. No es casualidad que el primer guión atinado de esta franquicia haya sido llevado a cabo por una mente femenina, esa es desde luego una de las decisiones más acertadas de esta nueva entrega.

La siguiente mejor decisión recae en la elección de la actriz protagonista. La nominada a un Oscar de la Academia Hailee Steinfeld que derrocha ternura y talento llevando la película entera a sus espaldas y redefiniendo aquello considerado como “roles de género” dentro del cine familiar. Ella es femenina pero a su manera, no le interesa nada de aquello que supuestamente interesa a las adolescentes típicas, y lanza un mensaje de rebeldía tan adorable y necesario como entrañable. El tándem se completa con Bumblebee, el pequeño de los Autobots que nos regalará junto a su intrépida amiga una de las escenas más bellas de este 2018 que está a punto de acabar.

No es ningún secreto que la química entre un robot y un ser humana puede llegar a conmover de una forma mágica, lo vimos en Inteligencia Artificial (Steven Spielberg, 2001), en Big Hero 6 (Chris Williams, Don Hall, 2014) en la ya mencionada El gigante de hierro y en la muy anterior Cortocircuito (John Badham, 1986), pero pese a eso hemos tenido que esperar hasta hoy para que el estudio detrás de los coches transformers se diese cuenta de que lo único que hacía falta para remontar la saga era de aquello que los blockbuster contemporáneos carecen: alma.

 

Bumblebee es una emocionante y emotiva película para toda la familia que rescata el espíritu de la adorable nostalgia ochentera siendo muy entretenida de principio a fin. Es un muy digno blockbuster digno del mejor cine de entretenimiento y efectos especiales, pero es sobre todo una película sobre el amor y la capacidad de superación, el único mensaje que debería llegar a las nuevas generaciones. Algo que el director de la brillante Kubo y las dos cuerdas mágicas (2016) sabe ejecutar como nadie.

Otro de los muchos valores a tener en cuenta de esta producción es que pese a estar ambientada a finales de los 80 no abusa de las referencias a la cultura popular puestas con calzador para empatizar y/o conectar con un espectador ávido de nostalgia. Bumblebee es consecuente con el contexto y el desarrollo de su producción, pero se esfuerza en tratar de ser original y tener su propia personalidad, y eso probablemente es el mayor de sus atributos.

Si estás listo para emocionarte con un carismático robot amarillo y una encantadora adolescente en busca de sí misma Bumblebee es tu película.

Título original: Bumblebee Director: Travis Knight Guion:  Christina Hodson Música: Dario Marianelli Fotografía: Enrique Chediak Reparto:  Hailee Steinfeld, John Cena, Pamela Adlon, Stephen Schneider,Jorge Lendeborg Jr., Jason Drucker, Kenneth Choi, Ricardo Hoyos, Abby Quinn, Angela Basset, Justin Theroux Distribuidora: Paramount Pictures