En un momento social en el que las personas, y cuando digo personas me refiero a los adolescentes, viven “adictos” a consumir todo aquel material audiovisual que está prefabricadamente construído para su consumo, una película como Cada día puede ayudar mucho a que se esfuercen en aquello de que “la belleza está en el interior”, claro que ya puestos a arriesgar, igual hubiese sido mejor darlo todo.

El director que empalagó a millones de adolescentes con Todos los días de mi vida (2015) vuelve dispuesto a repetir la fórmula de drama romántico para adolescentes con gente guapa. Aunque en honor a la verdad el segundo de los propósitos aquí ha sido algo más arriesgado y ha apostado por una diversidad muy necesaria en el cine sobre todo en el que está enfocado al consumo fácil y rápido de nuestros jóvenes.

Cada día es una historia de amor adolescente mágica – vamos a decir que muy original- que logra fascinar cuanto más se atreve a arriesgar, pero su principal problema resulta ser ese mismo, que no arriesga lo suficiente con una propuesta tan llamativa como la de un adolescente condenado a despertarse cada día en un cuerpo distinto sin poder hacer nada para remediarlo o impedirlo. Premisa que se complica aún más cuando esa persona llamada “A” un repentino día se enamora de Rhiannon, una adolescente de 16 años, un día en el que el espíritu está ocupando el cuerpo de su abusivo novio, a partir de ahí la cosa se complica.

El film que está a mitad de camino entre una versión descafeinada de City of Angels (1998) y Más allá del tiempo (2009) innova y se agradece, pero tiene el enorme lastre de ser una adaptación de una novela juvenil pensada por y para millennials y se queda en la superficie de los aspectos más interesantes de la película. Claro que es en estas ocasiones cuando surge el dilema de si para proponer algo “transgresor” y al final no aportar nada ¿es mejor no hacerlo que hacerla y no llegar? El debate está abierto, pero la realidad es que el camino hacia la diversidad sexual y de valores en los productos para adolescentes cada vez son más un arquetipo de reclamo comercial que un verdadero paso adelante.

Cada día, no va a donde tiene que ir, pero si a donde promete, y eso la convierte pese a todo en una película honesta para con su público, que por otra parte seguro la considerará altamente fascinante.

Título original: Every Day Director:  Michael Sucsy Guión:  Jesse Andrews Música: Elliott Wheeler Fotografia: Rogier Stoffers Reparto:   Angourie Rice, Justice Smith, Maria Bello, Debby Ryan, Colin Ford, Lucas Jade Zumann, Owen Teague, Jacob Batalon, Ian Alexander, Katie Douglas Distribuidora: Filmax Fecha de estreno:  20/04/2018