El director de cine Jonathan Demme ha fallecido en la ciudad de Nueva York a la edad de 73 años debido a un cáncer de esófago y complicaciones en una afección cardíaca.

Ganador del Oscar por El silencio de los corderos, Demme sufría desde hace tiempo varias complicaciones en su estado de salud, que incluso llegó a realizar trabajos como el concierto de Justin Timberlake con The Tennessee Kids. Apadrinado por Roger Corman, fue el paso previo hacia la serie B y el thriller. Su primera gran película sería Chicas en pie de Guerra, con Kurt Russell y Goldie Hawn como protagonistas. Luego, se desarrollaría en el rodaje de varios conciertos, comedias como Algo salvaje, con Jeff Daniels y Melanie Griffith, y Casada con todos con Alec Baldwin.

En la década de los 90 alcanzó el estrellato gracias a El silencio de los corderos, basada en una novela de Thomas Harris con Anthony Hopkins como Hannibal Lecter y Jodie Foster como Clarice, ganando cinco premios Oscar, y Philadelphia, película sobre la homofobia y el contagio del sida con Denzel Washington, Antonio Banderas y Tom Hanks como protagonistas, ganando este último el Oscar a Mejor actor. En la entrada al S. XXI, Demme perdería su frescura rodando su particular versión de Charada con La verdad sobre Charlie, El mensajero del miedo, La boda de Rachel, A Master Builder y Ricki, su último trabajo con Meryl Streep.