640_the_program_ben_foster

Muchos de nosotros crecimos viendo los hitos del ciclismo en aquellos calurosos veranos de hace años en los que hombres de miles de nacionalidades se exponían a la búsqueda de los límites del cuerpo humano sentados sobre dos ruedas e intentando coronar algunas de las etapas más duras del ciclismo mundial. El Tour de Francia no solo es la prueba más dura de este deporte, sino un hito en sí mismo por la complejidad que conlleva y por la exigencia física y mental que exige a quienes se atreven a jugar en esta liga ansiando ser aplaudido en los Campos Elíseos de la ciudad de las luces. Y, durante años, Lance Armstrong fue el emperador de las montañas, de la contrarreloj y el rey absoluto de la extenuación humana en búsqueda de la excelencia.

Muchos quedamos hipnotizados por los hitos conseguidos por el ciclista estadounidense, pero también muchos otros fueron los que sospecharon que, o bien había realizado un pacto con el Diablo para que le concediese un talento sobrehumano, o Lance utilizó diversas técnicas ilegales para engrandecer su potencial, corromper su cuerpo y ganar de manera ilegal los siete títulos que le fueron oficialmente arrebatados en el año 2012 tras la conclusión de las investigaciones que demostraron que no solo él se dopaba, si no que era el líder, capo y señor del dopaje en el ciclismo y el que captaba a nuevos esclavos del oxígeno extra, la testosterona o los esteroides. Y, tanto de su auge como de su caída, nos habla The Program.

armstrong-xlarge

El principal problema al que se enfrenta esta cinta es que se mueve a caballo entre una película biográfica con algunos toques sueltos de investigación periodística y un documental al uso acerca de una figura histórica del deporte. Algo así como si cogiésemos la maravillosa Senna y la mezclásemos con algunos toques de Spotlight. Y la jugada sale absolutamente nefasta. Algo realmente curioso teniendo en cuenta el gran carisma que se atisba tras las cámaras, pues a nivel técnico es de sobresaliente. Los porcentajes en los que mezcla ambas temáticas son de una proporción tan variable que el espectador medio puede sufrir las consecuencias de un montaje muy irregular, des lineal y en el que parece que sigamos a Lance haciendo su vida normal y corriente años tras año. Se echa absolutamente en falta en el metraje más minutos de investigación. De cómo el mundo y los periodistas deportivos creyeron que el mito era solo eso, un hombre normal que compraba la capa del heroísmo de la velocidad a un precio desorbitado que le pasaría factura de por vida. Es una película que se lleva dejar por la inercia de la historia, con un tono realmente impersonal, sobrio y en absoluto emocionante. Y, aunque uno de sobra sepa bien cuál será el final de algo así, me vuelvo a reiterar en el ejemplo arriba citado: todos sabíamos que Ayrton Senna falleció en un trágico accidente, pero el documental homónimo te llega a sorprender en el momento en el que relata dicha tragedia, algo que en absoluto ocurre en The Program, donde todo es más que previsible y no cuenta nada nuevo que no supiésemos.

Lo que sí es innegable es la magistral actuación de Ben Foster. Pocas veces se puede ver una adaptación tan camaleónica y realmente espectacular a un personaje histórico. El carisma de Ben salva los muebles de una película que hace aguas desde los primeros (aunque técnicamente impresionantes) fotogramas. Y es una lástima, pues de haber arriesgado más, de haber tenido un guion más carismático y arriesgado, podríamos haber estado ante uno de los documentales mejor realizados y más completos de los últimos años. Pero la realidad es muy diferente. Y es que, al igual que Lance, The Program va cayendo como una torre de naipes (y disculpen una metáfora tan tópica) que se intenta apoyar en una fotografía fantástica y en una interpretación magnífica, pero que inevitablemente cae cuando los cimientos que deberían sostenerla no tienen la solidez necesaria para hacerlo. Podría haber sido mucho más, quizá no haya querido serlo. O, directamente, no puede.

2_estrellas

 

Ficha técnica:

Título original: The Program Director: Stephen Frears Guión: John Hodge Música: Alex Heffes Fotografía: Danny Cohen Reparto: Ben Foster, Chris O’Dowd, Jesse Plemons, Guillaume Canet, Lee Pace, Dustin Hoffman, Denis Ménochet, Elaine Cassidy, Laura Donnelly Distribuidora: Vértigo Films Fecha de estreno: 22/06/16