Capitán Kóblic – Intensidad moderada

El producto cinematográfico argentino goza de un buen momento desde la segunda mitad de los años 90 y principios del milenio, con obras de todo tipo y premiadas por todo el mundo. Uno de los grandes nombres que surgieron fue el del actor Ricardo Darín, quien es el actor por excelencia de la escena argentina. Esta vez lo volvemos a ver en un thriller sobre la dura dictadura argentina, Capitán Kóblic.

Capitán Kóblic nos sitúa en la Argentina de finales de los años 70, durante su etapa dictatorial. El piloto Tomás Kóblic (Ricardo Darín) decide desaparecer y desertar del ejército para huir de su cometido: ser el piloto de los aviones desde los que tiran a los prisioneros vivos al mar. Kóblic huye para escapar del mundo militar, pero las sospechas del comisario Velarde (Oscar Martínez) le colocan en el punto de mira. Un thriller bélico que por momentos se asemeja más a un western que a cualquiera de los otros dos géneros mencionados anteriormente, lo cual es algo positivo, ya que le añade bastantes capas de lectura a una película que peca de un ritmo un poco tedioso. Pero vayamos en orden y por partes.

Kob_F3

 

El retrato de la dictadura es bastante aterrador, ya sea por las escenas sobre los llamados vuelos de la muerte (ese seguimiento inicial de personaje es angustiante y agobiante) o por la muestra de los personajes autoritarios, en especial del imponente comisario Velarde, a quién el secundario Oscar Martínez encarna con un poderío gigantesco y roba todas las escenas en las que aparece. Por otra parte, Ricardo Darín nunca defrauda, siempre cumple a la perfección, pero este no es, quizás, uno de sus trabajos donde brilla más. Y aquí nos tenemos que detener un momento en la actriz española Inma Cuesta, quién adopta un marcado acento argentino para interpretar su papel. Me sorprendió de primeras, y aunque te chirría durante un buen tramo de la película, te olvidas por completo que la actriz fue, en algún momento, una mujer española. Lástima que su personaje no esté a la altura de su trabajo en pantalla. Entrando en materia de guion, el suspense funciona a ratos y tiene momentos muy potentes de forma puntual, sobretodo centrados en los duelos de presencia escénica (y los de verdad) entre el protagonista y el antagonista. El problema de base que tiene la película de Sebastián Borensztein es una falta de situaciones y de acción narrativa durante gran parte de ella. Después de un potentísimo inicio no hay nada más allá que algún cruce entre personajes y un desarrollo de ellos durante demasiado tiempo de metraje, algo que no hacía tanta falta viendo la resolución de todo (una resolución también a la altura de la primera parte de la película). Hay un vacío rítmico que no ayuda a crear interés en lo que les pasa a los personajes de la película, y eso repercute en las sensaciones que podamos tener al ver Capitán Kóblic. Por suerte, una atmosfera tocada por el western y una sensación de desasosiego constante suman puntos.

Con sus puntos fuertes y los que no lo son tanto, Capitán Kóblic se coloca como un buen thriller del cual disfrutar en cine, ya que, a pesar de su dilatada lentitud en el tramo medio, lo que explica y cómo lo explica tiene un buen valor.

 

3_estrellas

 

Ficha técnica:

Título original: Capitán Kóblic Director: Sebastián Borensztein Guión: Sebastián Borensztein, Alejandro Ocón Música: Juan Federico Jusid Fotografía: Rodrigo Pulpeiro Reparto: Ricardo Darín, Oscar Martínez, Inma Cuesta Distribuidora: DeAplaneta Fecha de estreno: 17/06/16