La chica del tren, escrito por Paula Hawkins, se convirtió en un éxito de ventas en 2015 considerándose como la heredera de Perdida debido a su gran parecido en la trama que envuelve a Rachel. Enseguida las productoras se dieron cuenta de su éxito y Universal Pictures se hizo con los derechos de la novela para adaptarla a la gran pantalla. Con varios problemas de casting, el reparto ha quedado establecido por Emily Blunt como Rachel, Justin Theroux como Tom, Haley Bennett como Megan y Luke Evans como Scott. Lo completan Rebecca Ferguson, Allison Janney, Edgar Ramirez y Lisa Kudrow.