ZOOTOPIA

La llegada de ¡Rompe Ralph!, Big Hero 6 y especialmente Frozen (El reino de hielo) han supuesto un completo nuevo renacer para Disney. La factoría del ratón Mickey había visto como el paso del dibujo al pixel la había sobrepasado y cada vez empezaban a quedar más lejos los grandes éxitos conseguidos durante los años noventa. No solo Pixar la adelantaba, también Dreamworks, e incluso BlueSky había conseguido un gran éxito con Ice Age. Para volver a entenderse, Disney dio primero un paso atrás y volvió a casarse con un estilo más tradicional en Tiana y el sapo, una película que aunque lejos de las grandes obras maestras del estudio, era sin duda su mejor producción en años. La llegada de Zootrópolis supone un ligero bajón al respecto de sus últimas obras, pero aún así, y siendo un Disney menor, nos encontramos con una obra realmente digna y divertida. Una obra que además contiene lo que también debería un salto importante en la forma de crear personajes dentro de la propia compañía, algo que también ha venido fraguándose durante sus últimos películas y que en esta película da un salto total posicionando de una vez por todo a la compañía Disney dentro de los valores del mundo contemporáneo.

Zootrópolis nos sitúa en ciudad en la que conviven animales de todo tipo. Allí, una pequeña conejita sueña con convertirse en policía, todo un reto porque jamás un conejo ha llegado a ser policía, una profesión reservada para animales mucho más feroces. Gracias a su talento y su esfuerzo Judy se enfrentará a todas las trabas que le pongan el camino y llegará a convertirse en policía, donde mientras que investiga el caso de la desaparición de una nutria se topará de bruces con lo que resultará ser una conspiración mucho mayor. Todo esto está contando como una entretenida película detectivesca o casi procedimental que jamás baja el listón y que sabe ser siempre lo suficientemente estimulante y entretenida gracias a un guión inteligente que incluso se permite lujos de género como pequeños giros argumentales perfectamente hilados y lo suficientemente sencillos como para que los más pequeños no le pierdan tampoco jamás la pista a la película.

ZOOTOPIA

Pero lo mejor de Zootrópolis se encuentra sin duda en el personaje de Judy. Es un personaje fuerte, firme en su convección alejada de estereotipos femeninos, no solo busca una meta ambiciosa sino que la logra siempre por sí misma. Sí, es cierto que el personaje es solo un conejo, pero aún así, el de Judy es sin duda el personaje más importante que ha creado Disney en muchos años. Durante los últimos años hemos visto como poco a poco los personajes femeninos de Disney se iban despojando de la figura frágil que tenía antes, pero aún así, estos personajes seguían encerrados en roles estereotipados. Zootrópolis va un paso más allá y crea a la mujer fuerte de hoy. Así que vale, es una coneja, pero es un comienzo muy importante y que debería ir más allá en las siguientes películas.

Lo peor de todo es que Zootrópolis no tendrá la relevancia que se merece (del mismo modo que tampoco la tuvo Big Hero 6), y ha sido la propia Disney la que ha preferido reservarla para un mercado más flojo como el de Febrero en lugar de estrenarla en Navidades. Sí, Disney sabe que Zootrópolis es una obra menor, así que si este es el nivel menor que nos ofrece Disney a estas alturas podemos ir preparándonos para otro buen puñado de grandes películas… y que las grandes sean tan divertidas e importantes como ésta.

3.5_estrellas

Ficha técnica:

Título original: Zootopia Director: Byron Howard Guión: Jared Bush  Música: Michael Giacchino Fotografía: Animación Distribuidora: Walt Disney Pictures Fecha de estreno: 12/02/16