3

Sección oficial en Sundance y el Festival de Gijón. Mejor film internacional en el Festival de Edimburgo. Nominaciones en los Independent Spirit Awards y en los Premios Gotham. No quiero hacer una crítica de esta película.

Después de darle mil vueltas, de comentarla con diversas personas y dejar que repose durante días he llegado a la conclusión de que no os puedo aportar nada especial. A vosotros, fieles lectores, que buscáis una razón para ir a ver o no una película, informaros con un análisis de la actualidad cinematográfica o incluso ver si el “crítico” (nótese el entrecomillado) de turno está de acuerdo con vuestra opinión personal. Me temo que no puedo (no quiero) explayarme en referencias y comentarios escritos con un vocabulario adecuado. Tampoco puedo extraer lecturas del guión y/o interpretaciones del lenguaje visual. Sólo puedo hablaros de tú a tú de lo que me parece un despropósito absoluto. Pero como entiendo que esta cinta tiene un público que la va a amar y adular y lo respeto, desde aquí advierto a cualquier hipster gafapasta “mira que indie soy/no me gusta el cine comercial” que puede dejar de leer e irse corriendo a su cine más cercano a verla. Además que os voy a llenar de spoilers. Y voy a ser muy explícito.

Está película esta mal. Mal de verdad. Para empezar fuerte, una cinta que muestra (y se recrea en mostrar) a una niña de 15 años desnuda y follando sin parar me parece enfermiza y de mal gusto. “No, pero es que la actriz es mayor de edad”. Pues muy bien. Pero en la realidad que crea esta ficción (la diégesis), esta niña tiene 15 años. Y si fuera algo puntual, pues vale, pero a la sexta escena de sexo o después de un plano de dos minutos de sus pechos de niña de 15 años a mi me causa rechazo. Porque no soy un enfermo, vamos. Seguimos con los diálogos del palo de “me tengo que echar vaselina en la boca porque su polla es gigante”, “quiero que alguien me folle desesperadamente” o “vamos a decir a esos dos chicos de la barra que somos prostitutas y a ver qué sacamos haciéndoles una mamada”. Todo esto complementando una trama, una vez más, enfermiza, en la que la dichosa niña mantiene relaciones sexuales constantes con el novio de su madre. Todo mezclado con una estética indie desmedida cuya única misión es llenar tumblr de GIFs de mierda y dar carnaza a los pseudo-emo. Podría seguir hablando de escenas que buscan llamar la atención con su supuesto atrevimiento y que lo único que hacen es desagradar, pero paso (Para muestra, un botón: la protagonista, después de perder la virginidad con el novio de su madre, se pasa el dedo por sus partes para llenarlos de sangre y pintar en el brazo de él una cruz).

15

Dejando de un lado mis valoraciones de estas escenas, incido en que esto esta mal. Esta película está siendo tachada de magnífico ejemplo de liberación y aprendizaje sexual y de bandera por los derechos de las mujeres. Cualquier persona que se considere feminista se da cuenta del peligro que supone siquiera insinuar que una niña de edad cercana a la de la protagonista vea esta película. La interpretación que realiza del amor, las relaciones sexuales y la adolescencia es completamente errónea y contiene un mensaje tan tóxico como que nadie tiene porque quererte siempre que sirvas para follar. Me da igual la labor de los actores, la dirección o incluso si de la pantalla sale oro líquido para que todos nos hagamos ricos. Este mensaje esta MAL. Esto sale de la mente de una persona predispuesta a la depresión que, de alguna manera, quiere plasmar sus frustraciones y su necesidad de llamar la atención a través del sexo para que alguien la valore. No soy ningún psicólogo pero ese pensamiento autodestructivo y despojado de cualquier tipo de amor propio del que hace gala la protagonista (y que, además, se alza como la gran moraleja de la película) debería ser algo a remediar, no algo que celebrar.

Podría justificar y expresar todo esto de una manera mucho más clara pero no estáis aquí para eso. Estáis aquí para saber si vais a ver la película indie del año o no. Y yo os digo que sí, que vayáis a verla. Se llama Yo, él y Raquel y a lo mejor todavía la pilláis en algunas salas.

0_estrella

Ficha técnica:

Título original: The Diary of a Teenage Girl Director: Marielle Heller Guión: Marielle Heller Música: Nate Heller Fotografía: Brandon Trost Reparto: Bel Powley, Alexander Skarsgård, Kristen Wiig, Christopher Meloni, Margarita Levieva, Madeleine Waters, Abby Wait, Quinn Nagle Distribuidora: Sony Fecha de estreno: 27/11/15

 

  • jennajez

    So would you be fine with a movie about a 15 year old boy having sex with a MILF? You probably would. That movie already exists (American Pie).

  • baphomet

    A ver, varias cosas por las que esta crítica está mal, mal y mal:

    1. Las chicas de quince años tienen relaciones sexuales y hablan de sexo. Que una película lo muestre no me parece razón para escandalizarse.

    2. No veo ese “mensaje tóxico” del que hablas en la película ni que su “moraleja” sea que hay que tirarse a todo lo que se mueve. Más bien al contrario, se presta mucho a lecturas críticas con la vivencia de la sexualidad que en cierto modo le “imponen” a la protagonista.

    3. La protagonista en cuestión expresa varias veces su deseo de ser querida incondicionalmente, que entra en conflicto con esa sexualidad objetificadora a la que se somete en varios momentos. Pero lo dice muy claro: lo que de verdad desea es ser querida.

    4. No sé quién la ha tachado de “magnífico ejemplo de liberación y aprendizaje sexual y de bandera por los derechos de las mujeres”, yo no he leído nada de eso en ninguna parte. Y si lo leyera, me parecería una estupidez, porque la película no es ningún panfleto feminista, es una aproximación al despertar sexual de una adolescente buscando sinceridad en la forma de contarlo.

    5. Insisto sobre el punto anterior. El hecho de que la película sea muy explícita y no ahorre detalles sobre el despertar sexual de su protagonista la hace auténtica, no moralizante. Que una película muestre un comportamiento en pantalla no implica que esté lanzando un mensaje “favorable” a ese comportamiento. Si eso fuese así, Scorsese estaría en la cárcel hace mucho tiempo por enaltecimiento del crimen organizado. Y en el caso de esta peli, deja bastante clara la “distancia moral” desde la que la plantea.

    6. Si te gusta esta película es por que eres un “hipster gafapasta ‘mira que indie soy/no me gusta el cine comercial'”, o bien un enfermo, o bien un pseudo-emo asiduo de Tumblr. Eso es argumentación y lo demás son tonterías. Y una enorme muestra de respeto por tus lectores, por cierto.

    Un saludo de un hispter gafapasta.