Pasamos a la segunda jornada del festival, un día en el que ha predominado el género documental con una de cal y una de arena, terminando con una hermosa película que ha sobrepasado todas mis expectativas.

Hitchcock/Truffaut

cinema-movil-hitchcock-truffaut

Empezamos con este fascinante documental que deconstruye cinematográficamente la figura del maestro del suspense a través de las famosas entrevistas que llevó a cabo François Truffaut en los sesenta a lo largo de ocho días, en la cual ambos directores se servirán un poco de espejos para reflejar la forma de entender el cine de cada uno. Dicha entrevista, a su vez, se intercalada muy acertadamente con testimonios y aportaciones actuales de cineastas como David Fincher, Wes Anderson o Martin Scorsese, los cuales terminan de conformar un interesantísimo análisis de la obra Hitchcock, repasando sus temas más recurrentes, sus fijaciones, su marcado estilo, y examinando algunas de las escenas y secuencias más importantes de su filmografía.

He de reconocer que no soy muy objetivo en cuanto a la valoración de este documental, ya que soy un fanático declarado de Hitchcock y, como tal, he disfrutado con el como un enano. Sin embargo, creo se trata de un documental muy disfrutable por cualquier persona que tenga un mínimo interés en el cine, ya que en el fondo no deja de ser eso, una “masterclass” sobre cine.

En definitiva, un muy interesante documento que ofrece muchos y distintos puntos de vista sobre la filmografía del cineasta británico y que, en definitva, no deja de ser un sentido –y merecido- homenaje a uno de los directores más importantes e influyentes de la historia del cine. Muy recomendable.

O Futebol

ofutebol01-thumb

Acompañados por el director y productor de la película, proseguíamos con la segunda jornada del festival con este docudrama que desarrolla la relación entre un padre y su hijo que, tras veinte años sin verse, deciden reencontrarse en Brasil con el mundial de fútbol de 2014 como telón de fondo.

Lo que a priori pudiera sugerir un apasionante documental trasladando el amor brasileño por el futbol a la relación paterno-filial protagonista resulta finalmente ser una insulsa y francamente aburrida película que desperdicia flagrantemente todos los interesantes elementos que tenía a su disposición.

A pesar de que el padre es un personaje carismático y ocurrente, y que da lugar a los momentos más lúcidos y divertidos del film, no entiendo porqué se descuida el otro lado de esa relación y se nos cuenta algo más del otro protagonista, su hijo. En otras palabras, se trata de una narración inexcusablemente lenta, fría e irregular que no logra hacer que conecte con lo que se nos muestra en pantalla, dejándome imaginando la gran historia que podría haber sido y que, tristemente, no es.

The summer of Sangaile

15284-1-1100

Llegaba en un estado mental cercano al coma y todo hacía pensar que iba a perecer de sueño en esta última sesión, pero tal fue la sorpresa con esta chica llamada Sangaile, que a los diez minutos de proyección ya estaba igual de embobado que ella observando los aviones.

La película narra la historia de Sangaile, una chica que sufre –a diversos niveles- una importante crisis de identidad y que, en un verano, conoce a Auste, con la que comenzará una relación que cambiará todos sus esquemas.

‘Sangaile’ recuerda descaradamente a La vida de Adèle, y no sólo por los temas que trata, sino por la forma en que lo hace. Y que no se me malinterprete, esto es muy bueno, aunque quizás se vea un poco ensombrecida por la colosal –y tan reciente- obra de Abdellatif Kechiche. De igual modo, el gran acierto de esta película es la sutil y sensible aproximación que lleva a cabo Alanté Kavaïté, realizando un admirable trabajo de dirección que fluye en todo momento a ras de piel y que te pone en los zapatos de las dos chicas protagonistas desde la primera mirada a la última.

Fascinante por otro lado la introspectiva mirada que ofrece a cada uno de los personajes y cómo la utiliza para desarrollar a los personajes de un modo lógico y muy humano, que en ningún momento flojea respecto al análisis psicólogico que se desprende de la historia. Igual el final peca de ser un poco facilón en cuanto a su reflexión, pero por otra parte no deja de ser coherente en cuanto a lo que representan los personajes.

En definitiva, una auténtica joya que ha conseguido elevar seriamente el nivel de lo visto hasta ahora en esta edición del festival.