slow2

Slow West es un western hecho en pleno 2015, cosa que ya es toda una declaración de principios en sí misma. Hablamos de un género que ha sufrido idas y vueltas, que ha desaparecido del mapa muchas veces para siempre volver, y que poco a poco se ha ido convirtiendo en carne de reformas, revoluciones, desmitificaciones constantes. Desde aquel Sam Peckinpah que ponía el punto de mira y el propósito de existir de sus westerns en puntos muy distantes e incluso opuestos a los clásicos como Ford y Hawks, hasta un Jim Jarmusch que jugaba a experimentar con la propia historia del género, el contexto histórico y los códigos cinematográficos.

Slow West es una película que coge la idea preciosista de Malick en su opera prima, el ritmo de Jarmusch en Dead Man, la épica adaptada a la cinematografía actual, similar a la idea de los Coen en Valor de Ley y que agrega una serie de molestos mensajes moralistas demasiado obvios y explícitos que impiden disfrutar completamente de la película. Sus planos son imponentes y complejos, con momentos de verdadera belleza visual sostenida en los paisajes y en la manera de construir los planos que tiene el director. El ritmo es pausado, calmo, tal y como lo anuncia el título, pero lo es en un sentido que todo el filme sirve como antesala a un potente final. Las actuaciones se presentan como uno de los puntos fuertes de la película, con un brutal Michael Fassbender interpretando a un personaje que tiene mucho de los héroes clásicos del western y con un magistral elenco de secundarios, destacando a Ben Mendelsohn. La música no es un elemento muy relevante en la película, pero acompaña a los momentos necesarios de ella de una forma sutil y correcta.

slow1

La película de John Maclean encuentra sus principales defectos en una historia que nunca termina de cuajar, en una empatía con los personajes que no aparece y en jugar con un género sin acabar de quedar claras las pretensiones. Eso añadido a los múltiples mensajes políticos que tiene la película (lo trágico del aniquilamiento de los nativos americanos, lo malvado y corrupto de una sociedad centrada en el dinero, elemento que es capaz de derrotar cualquier amistad y amor) los cuales en sí no tienen nada de malo, pero que hacia el final se vuelven más obvios (sobre todo en una escena concreta que no nombraré por no hacer spoilers) rompen un poco la atmósfera, el ritmo y la coherencia del filme. Proponer una historia que dentro suyo trae alguna moraleja sobre algún tema concreto no es nada nuevo ni resulta algo molesto, pero sí lo es el uso de todos los recursos cinematográficos y de la propia inmersión que supone ver una película como herramientas al servicio de aquella moraleja. Slow West no llega a ese nivel, pero sí es algo que en algunos momentos muy concretos de la obra se nota.

Por poner ejemplos de películas modernas que consiguen una armonía en todos estos campos, podría citar algunos como A Field in England, que aunque no es un western en el sentido más estricto de la palabra (éste que nos atañe tampoco lo sería si tomamos como referentes a los clásicos norteamericanos) sí tiene muchos aspectos del género. En aquella película la moraleja sobre el poder y la demencia de aquellos tiempos, el poderío audiovisual y el ritmo como elemento narrativo se toman de la mano y se concretan en una poderosa obra que transmite una serie de sentimientos con mucha fuerza. También podríamos hablar de la ya citada Valor de Ley, la cual con una historia algo nimia (en comparación con los clásicos westerns) y con un estilo muy formal, consigue transmitir frescura dentro del género al mismo tiempo que nos sumerge en su narrativa compleja que oscila entre el humor, el drama, lo absurdo y la épica, como es usual en la filmografía de los Coen. En todo caso, venimos viviendo una revolución constante en el género desde hace años y me parece a mi que esta manera de hacerlo, tal y como la plantea Maclean, resulta poco atractiva.

slow3

Slow West no es un fallo total, ni siquiera es un fallo, pero sí tiene problemas y pequeños detalles que impiden disfrutar de una obra que sí tiene aspectos positivos muy bien explotados y que son una de las razones por las que uno acaba un poco decepcionado al ver que, aún existiendo esos aspectos positivos, hay elementos que empañan el aspecto general de la película. Por otra parte, son pocos minutos, así que creo que si a alguien le interesa saber cuál es el estado del género en mitad de la segunda década del siglo XXI, le llama la atención un elenco de actores que siempre son sello de calidad y además espera disfrutar de unos bellos paisajes muy bien captados por la cámara, este filme puede hacerse ameno e incluso algo interesante.

2.5_estrellas

Ficha técnica:

Título original: Slow West Director: John Maclean Guion: John Maclean Música: Jed Kurzel Fotografía: Robbie Ryan Reparto: Michael Fassbender, Kodi Smit-McPhee, Ben Mendelsohn, Brooke Williams, Rory McCann, Jeffrey Thomas, Caren Pistorius, Kalani Queypo, Stuart Martin, Tawanda Manyimo, Madeleine Sami, Michael Whalley, Andrew Robertt, Erroll Shand, Ken Blackburn Distribuidora: Betta Pictures Fecha de estreno: 16/10/2015