Inicio / Especiales / Asesinos catódicos II: Dexter

Asesinos catódicos II: Dexter

dexter-season-7-michael-c-hall

Es difícil explicar la fascinación que pueden llegarnos a producir a algunos de nosotros los asesinos en serie. Es difícil entender lo que puede llegar a pasar por las cabezas de estos individuos, incapaces de diferenciar lo que esta bien de lo que esta mal a ojos de la sociedad que hoy habitamos, por eso cuando la cadena Showtime puso en marcha la serie Dexter en 2006, la propuesta parecía de lo más interesante.

La serie se disponía a explicarnos la historia de un psicópata, Dexter Morgan, pero a través de sus ojos, siendo este mismo el narrador que nos guiase por su propia locura. Si bien es cierto que en cine hay bastantes ejemplos de este planteamiento (Maniac por ejemplo), en televisión, la mayoría de las veces los shows sobre asesinos en serie suelen ser planteadas como una caza y captura de éstos, privándonos del auténtico conocimiento del por qué de su naturaleza.

No era fácil llevar esto a cabo ya que por un lado debía de tener la suficiente fuerza visual como para atrapar al espectador con el horror que podía llevar a cabo un monstruo de este nivel, y por otro la serie tenía que conseguir que el espectador sintiese una mínima empatía con Dexter para poder llegar a entender qué demonios pasaba por su cabeza y engancharnos semana tras semana.

Una de las grandes diferencias con la televisión de hace unos años reside en la existencia de cadenas de cable como HBO, Showtime o Netflix, dispuestas a realizar productos muchísimo más adultos que lo que la televisión estaba acostumbrada a hacer, sin ellas no hubiese sido posible sacar adelante el proyecto. Así, una serie como Dexter, podía mostrar una violencia, tanto visual como argumental, imposible en cadenas en abierto, sin que la moral yanqui la destrozase a las primeras de cambio.

dexter001

Como en otras ocasiones el origen del personaje lo encontramos en la literatura ya que la serie nace de la novela El oscuro pasajero de Jeff Lindsay, publicada en 2004. Posteriormente Lindsay publicó ocho libros más sobre el personaje (el último este mismo año) pero debemos de tener claro que únicamente el primero de ellos se vincula a la historia de nuestro personaje televisivo. La serie decidió distanciarse del material original y seguir su propio camino para poder ser así más sorprendente para el público. Dexter empezó su emisión en 2006 y tras 8 temporadas de 12 episodios cada una, en septiembre de 2013 llegó a su polémico final.

Pero, ¿qué hace tan especial a Dexter para haber sobrevivido ocho años en antena? A parte de lo comentado en los primeros párrafos, uno de los mayores aciertos en Dexter es la propia paradoja que el personaje principal plantea. Dexter se gana la vida atrapando a asesinos (un asesino atrapando a otros como él), trabajando para la policía de Miami como experto forense en sangre. Dexter Morgan, consciente de su mortal naturaleza, ha sido capaz de reconducir sus necesidades “especiales” realizando sus crímenes bajo un cierto código ético, Dexter solo mata a quien se lo merece. Pero no estamos ante un justiciero al uso, ya que los propios asesinatos de Dexter demuestran su locura y obsesión con la sangre y la muerte.

Showtime rompía así la primera barrera que podía tener el espectador para sentirse cercano a Dexter, ya que de alguna morbosa manera el personaje representaba los deseos ocultos, casi animales, que cualquiera puede sentir ante el horror de los crímenes sin resolver de la sociedad americana. Hay que destacar que la propia evolución del personaje a lo largo de la serie nos llevará tanto a nosotros como al mismo Dexter a cuestionarnos sobre si ese código es suficiente o si no es más que una mera excusa para saciar los instintos que tiene su oscuro pasajero.

screen-shot-4-dexter-and-rita-dexter-7292751-1920-1080

Una de las decisiones más importantes a la hora de llevar esta historia a la pequeña pantalla era la elección del actor para representar a Dexter Morgan y debemos decir que la elección fue un acierto descomunal. Michael C. Hall conocido previamente por su papel en A dos metros bajo tierra representando a David Fisher, el menor de dos hermanos que llevan una funeraria, gay y exageradamente histriónico, distaba mucho de lo que se iba a necesitar para Dexter, pero desde el primer minuto de la serie Michael C. Hall se transforma en alguien único, en uno de esos personajes recordados para siempre en la historia de la televisión.

Otro de los aciertos de la serie son las relaciones que Dexter tiene con el resto de personajes secundarios de la serie, profundizando así en la humanidad que este tiene o no, porque por definición los psicópatas suelen ser sociópatas, incapaces de sentir realmente relaciones de afecto. Así, por ejemplo, nos encontramos con Debra Morgan (Jennifer Carpenter), la hermanastra de Dexter, policía también y absolutamente convencida de que la ley está por encima de todo, lo cual llevará a Dexter a ocultarle su doble vida y a hacerle reflexionar sobre lo que siente hacia ella y sus propios secretos.

O a Rita Bennett (Julie Benz), la novia de Dexter, madre de dos hijos de una relación anterior y que aparentemente representa la coartada afectiva perfecta de nuestro protagonista. Dexter esconde detrás de esta familia perfecta su incapacidad para amar, o por lo menos eso piensa él en un principio ya que esto también cambiará durante la serie.

La estructura de la serie se planteó como un misterio a resolver durante cada temporada, un asesino rival que ponía a prueba el intelecto de Dexter, mostrándonos a nuestro protagonista como un cazador, en vez de ser cazado, situación que podía cambiar en cualquier momento  si alguien descubría la autentica naturaleza de Dexter, jugando con ello a lo largo de toda la serie. Para enfrentarse a Dexter, Showtime fue eligiendo a grandes actores como Jimmy Smits (La ley de los Angeles), John Lithgow (Cosas de marcianos) o Edward James Olmos (Galactica o Corrupción en Miami), los cuales interpretaron a otros interesantes asesinos, cada uno con su propia historia haciendo que cada temporada fuese absolutamente diferente de la anterior.

dexs7e7_0009

No deseo entrar aquí en detalles sobre las sinopsis de cada temporada porque lo único que provocaríamos es chafaros la sorpresa a la hora de enfrentarse con la serie si aún no la habéis visto, pero si merece la pena destacar que, a grandes rasgos, la serie se nos muestra como un viaje en la mente de Dexter donde en su inicio se nos presenta a alguien con una manera de vivir muy clara, enfermiza pero claramente estructurada, y que irá evolucionando, haciendo plantearse a nuestro protagonista si todo lo que cree es cierto o no, donde descubrirá que es lo que realmente le importa o no, redescubriéndose hasta lo más profundo de su ser.

Formalmente la serie está bien resuelta, quizás no invente nada, pero está dirigida con solvencia mostrándonos un mundo oscuro y violento, el de la mente de Dexter, en contraste con un Miami luminoso, lleno de vida, a ritmo de salsa. Es digno de destacar esos créditos de inicio que perdurarán como uno de los mejores que hayamos podido ver, donde se nos muestra a Dexter realizando tareas cotidianas como lavarse los dientes, preparándose el almuerzo o atándose los cordones de su calzado de tal manera que nos recuerda con cada acción a alguna practica que un asesino realizaría, como cortar con un cuchillo carne, asfixiar a alguien con un cordel,…

No podemos concluir este artículo sin hacer mención a lo polémico de su final, los creadores de la serie decidieron acabar el viaje de Dexter de una manera no muy bien recibida por el publico en general. Es difícil hablar del tema sin destripar nada, por lo que aquellos que no la hayan visto y no quieran conocer el final, que se salten el siguiente párrafo.

Episode 812

Alguien como Dexter, un psicópata sin posibilidad de redención, alguien fiel a su propia naturaleza, no podía tener un final feliz, y realmente ese no fue el problema. El verdadero problema fue que cuando todo el mundo esperaba lo peor, un final conclusivo al cien por cien, una muerte que permitiese escapar al personaje de su maldito destino, los guionistas en un ultimo giro hacían sobrevivir a Dexter de una situación imposible en medio del mar sin una explicación plausible y dejando a Dexter vivo, marchándose de Miami y viviendo un vida miserable alejado de todo y como un zombi sin deseos de nada, en un eterno en stand-by. Quizás la productora de la serie resistiéndose a cerrar del todo la leyenda de Dexter decidió esto último para dejar una puerta abierta a un regreso, quizás decidieron que era un final más trágico para Dexter que no pudiese acabar por fin con su desgracia, pero no era el final que esta gran serie merecía.

Para todos aquellos dispuestos a dejar que su lado más oscuro salga a flote, no dejéis escapar la oportunidad de descubrir todo aquello que Dexter os puede mostrar y sobre todo sed buenos porque nunca se sabe si él puede estar esperándoos en la esquina de esa calle por donde pasáis cada noche dispuesto a daros vuestro merecido.

Sobre Alex Vargas

Alex Vargas
A los treinta y supermotivado al ver Clerks decidí estudiar cine. ¿Si Kevin Smith podía por qué no yo? El cine y la televisión siempre me han parecido un mundo increíble y qué mejor que formar parte de él. Ya más mayorcito y con un montón de rodajes en las espaldas ruedo con unos colegas la tercera peor película de la historia del cine español según IMDb: Mallorca Zombie, y ahora estoy dispuesto a atacar vuestras mentes con mis opiniones y criticas.
Ir hacia arriba