_EPR1365bis

Ironman, aparte de ser un superhéroe, también es un triatlón. De hecho considerado el más exigente entre estas competiciones, el máximo tiempo con el que se puede completar dicha carrera ronda las 17 horas. Como no, hay mucha gente que no consigue entrar en el tiempo o abandonan a mitad de la cursa. En la película, el sueño de Julien es participar en este triatlón. Pero Julien es tetrapléjico, así que no puede completar la carrera por él mismo; sino que necesita la ayuda de su padre para poder participar y conseguirlo. La persecución de su sueño es lo que desencadena en una serie de hechos que complican la llegada a su meta personal.

Lo más molesto de la película es su primera media hora, es complicado introducir a unos personajes y querer contar sus problemas para poder abalanzarse a lo que viene siendo el quid de la cuestión. Y es tan complicado que el director Nils Tavernier, primerizo en el oficio, no sabe cómo hacerlo sin caer en dramatismos acelerados y situaciones buscadas; que no encontradas. Todo ello conforma que la presentación de la película y de sus personajes se precien con un cierto desasosiego y desgana. Recurre a la música melodramática a los tres minutos -literalmente- de haberse iniciado la historia  y eso le perjudica y desmerece su presunto realismo. La música suena y te recuerda que estás viendo un relato plenamente subjetivo en el que intentarán sumergirte en una odisea problemática de la cual es necesario que sientas pena de una manera inmediata. Puede ser que muchos ni lo lleguen a notar si se acercan sin recelo al relato, pero la precaución no es mala en estos casos y eso te deja fuera durante sus primeras escenas -algunas bastante chistosas de lo buscadas que están-.

_EPR2132

No digo que sea fácil narrar un drama y tratar el tema de la discapacidad. Pero el hecho de recurrir a la música melancólica y a conversaciones precipitadas que te señalan directamente dónde está el problema, pues no… No cuela. El primer contacto con cada uno de los personajes es incluso odioso, la película no te da la oportunidad de intuir o visualizar en cada uno de ellos “opciones” de cómo pueden ser; todos están diseñados bajo un perfil bastante infantil, el guión se sobre explica y eso molesta. La puerilidad con la que se constituye la historia consta de la irreflexión que desemboca en el drama rápidamente y se reafirma en unas pautas claras y sencillas; no vaya a ser que no podamos sentir pena si no nos enteramos bien de la “tragedia”. Y eso, no beneficia -como quizás estaba pensado en un principio- sino que molesta; que no somos tontos, que vemos cosas, que establecemos relaciones y conexiones y llegamos a conclusiones por nosotros mismos. Aún así, la sencillez de la película ya se intuye en sus primeros diez minutos, cosa que sí que debería ser perjudicial; pero en cierto modo, ayuda. Por lo menos ya sabes qué es lo que te esperas y no te chirría cuando te topas con ciertas cosas porque eres consciente de que no hay otro final y no hay otra historia. Te acostumbras, te acomodas e intentas buscar algún tipo de entretenimiento en su desarrollo.

Por suerte no juega con la desventaja de empeñarse en alargar una trama que no da más de sí, sino que una vez cumple sus claros objetivos -ya, como hemos dicho, predecibles- se cierra y no se entorpece yendo más allá. Así que, una vez pasa “la amargura” de la primera media hora, en la que la película te lo cuenta todo pero sin necesidad de hacerlo; a partir de aquí, te das cuenta de que sus intenciones velaban por contar una historia con un trasfondo bastante simplón pero sin querer ir más allá. Un relato que quiere centrarse en la superación personal y en la reconciliación familiar a través de esta propia superación. En la que, si eres capaz de dejarte llevar y hacer “oídos sordos” en ciertos momentos de la película, supongo que; puedes disfrutar de la sencillez de una familia y sonreír con ellos. Porque detrás de la superación que se narra, las pretensiones están en la reivindicación de un positivismo en las limitaciones de cada uno… Que todo se puede lograr. Pero vaya, que no, que ya está muy visto.

2_estrellas

Ficha técnica:

Título original: De toutes nos forces Director: Nils Tavernier Guión: Laurent Bertoni, Pierre Leyssieux, Nils Tavernier Música: Bardi Johannsson Fotografía: Laurent Machuel Reparto: Jacques Gamblin, Alexandra Lamy, Fabien Héraud, Sophie de Furst, Pablo Pauly,Xavier Mathieu, Christelle Cornil, Fred Epaud, Sandra Leclercq Distribuidora: A Contracorriente Films Fecha de estreno: 26/06/2015