AMVY_D02_00331

Dicen que la elaboración compulsiva de listas es la antesala de la esquizofrenia, como también lo es la verdadera cinefilia (añado yo), y cuánto más lo será por tanto la elaboración de listas de películas. Cómo nos gusta a los cinéfilos elaborar listas pre-esquizofrénicas de las mejores películas de este u otro autor, ordenándolas por orden de preferencia. Mira que un director con una obra tan reducida hasta la fecha como JC Chandor debería a priori ser presa fácil en este juego mentalmente perturbador. Y sin embargo yo soy incapaz de ordenar de mejor a peor (o de más a menos extraordinaria) las tres películas del realizador de New Jersey.

Si su primera película, Margin call, es la crónica insuperada y acaso insuperable de los desmanes (made in Lehman Brothers y asimilados) que han conducido al planeta a la crisis financiera de la que aún no ha salido, y su segundo esfuerzo, Todo está perdido, triunfaba en el ambicioso intento de transmitir la angustia casi sin palabras de un hombre condenado a muerte en un barco que flota a la deriva en el océano (tremendo Robert Redford), Chandor factura esta vez un thriller agónico y tenebrista que nos relata la angustia de Abel Morales, un hombre de negocios de origen hispano que lucha contra las mafias y el fisco en el Nueva York de 1981, tratando de hacer prevalecer su negocio en medio de un ambiente de temor y extorsión. 1981 fue, estadísticamente, el año de mayor criminalidad en la historia de la gran urbe americana (de ahí el título) y este contexto histórico le sirve a Chandor para introducirnos en este relato negrísimo y ambiguo con pulso firme y capacidad hipnótica. El guión del propio Chandor está perfilado con suprema inteligencia y la fotografía de Bradford Young juega un papel esencial en la creación de la atmósfera opresiva y oscura a la cual nos transportan ambos ayudados por unas actuaciones estelares. De menor a mayor importancia, destacaremos a David Oyelowo, que no tiene la oportunidad de lucimiento que exhibía en la infravalorada Selma, pero que en todo caso da muestras de granítica solvencia, y a la explosivamente sensual (dentro de su frialdad indescifrable) Jessica Chastain en el papel de la esposa de Morales, rol al que dota de la intensidad y el misterio requeridos. Por encima de ellos, no obstante, brilla una nueva estrella en el firmamento cinematográfico actual, como dice el topicazo: Oscar Isaac ya nos conquistó dando vida al Llewyn Davies de los hermanos Coen, pero aquí, en un registro radicalmente distinto, nos depara un retrato destinado a hacer historia entre las grandes interpretaciones masculinas de comienzos de este siglo. Isaac ejecuta una auténtica creación del personaje que carga con todo el peso de la narración, el protagonista absoluto. Porque por encima de otras cosas que esta película también es, la tercera obra de Chandor se impone como la disección equívoca y sin embargo impecable de un personaje cuyas acciones y motivación nunca dejan de ser discutibles (y esa discusión, trasladada más allá del patio de butacas, es uno de los alicientes de la obra) pero al cual solo podemos admirar y del cual solo podemos enamorarnos. Isaac no habría podido alcanzar este logro sin el guión y la dirección de Chandor, pero la sutileza que le otorga a su plasmación de Abel Morales lleva marchamo propio.

AMVY_D02_00318

No tengo claro que no lo sea y no tengo claro por qué no, pero tímidos indicios nos permiten aventurarnos a decir que El año más violento no es la obra maestra que se queda a centímetros de ser. Alguna inconsistencia en el comportamiento de algún personaje, alguna floja actuación por parte de algún actor en el papel de un personaje no menor… Puede que no sea una obra maestra. Puede que sea tan solo una extraordinaria película por la cual deambula, como acertadamente ha sido señalado, el dominio de la tensión dramática y el hálito moral del cine de Sidney Lumet.

Un último aviso. Quien cometa la atrocidad de ver la película doblada, se perderá la distinción entre el uso del inglés y el español por parte de los personajes, según la escena. Hay atrocidades que a veces quedan maravillosamente subrayadas.

4.5_estrellas

Ficha técnica:

Título original: A Most Violent Year Director: J.C. Chandor Guión: J.C. Chandor Música: Alex Ebert Fotografía: Bradford Young Reparto: Oscar Isaac, Jessica Chastain, Albert Brooks, David Oyelowo, Christopher Abbott,Peter Gerety, Elyes Gabel Distribuidora: Warner Bros. Fecha de estreno: 19/03/2015