Al contrario de lo que ocurre en la categoría de Mejor guion original, la categoría de Mejor guion adaptado es bastante floja este año. Ninguna de las películas nominadas destaca especialmente por su libreto, y en algunos casos, éste es incluso el punto más negativo de la película. Además de tener alguna ausencia fragrante, que comentaremos al final del texto. Pasemos a analizar cuáles han sido los guiones nominados este año:

El francotirador de Jason Hall

TA3A5741.DNG

Hall es casi un novato, había escrito anteriormente dos guiones tan poco destacados como los de American Playboy y El poder del dinero, ahora de la mano de Clint Eastwood consigue su primera nominación al Oscar. Adaptado directamente de las memorias de Chris Kyle, la mayor baza de su guión está en la creación del personaje principal, pues Kyle, sin perder jamás el punto de visión de este tipo, es capaz de ir confeccionando un alegato antibélico desde la visión de un verdugo que está absolutamente convencido de la necesidad de su trabajo. Aunque no sea un guion redondo, ni es tampoco la mejor baza de la película, sí que me parece uno de los mejores guiones nominados. A priori no parte como favorito, pero teniendo en cuenta lo floja que es la categoría, y que las principales candidatas a llevarse el premio a Mejor película cuentan con guiones originales, no me parecía descabellado que acabase alzándose con el premio, sobre todo porque hay que tener en cuenta que el éxito de la película intentará ser premiado de algún modo.

The Imitation Game de Graham Moore

cumberbatch-turing

Moore debuta en el cine con el guion The Imitation Game, y recibe, además, su primera nominación al Oscar por adaptar la biografía de Alan Turing que escribió Andrew Hoghes. Ya he comentado en varias ocasiones que The Imitation Game me parece una película bastante fallida, y si tuviera que señalar cuál es el punto más negativo de la película, lo primero que señalaría sería su libreto. Su principal problema reside en la ilógica construcción de su personaje principal, si bien es cierto que la mayor parte de la película no deja de ser una cinta de espías muy bien escrita, cuando se debe centrar en la figura de Turing, no hace más que evidenciar un montón de problemas de construcción. Todo esto, que aparece primordialmente en la parte final, parecen casi anexos incluidos a última hora para intentar tocar todos los temas que conciernen a la figura de Turing, aunque sean completamente inconsistente con respecto a lo que nos han venido mostrándonos. Los Oscar también suelen resultar bastante ilógicos, y es por eso que The Imitation Game es la gran favorita para ganar, especialmente después de haberse alzado con el premio del gremio de escritores. Pero ojo, no me atrevería a apostar por ella como una ganadora fija, y más adelante explicaré porqué.

Puro vicio de Paul Thomas Anderson

INHERENT VICE

Aunque hace dos años se olvidaron de nominar a The Master, la Academia vuelve a demostrar un año más que pese a que Paul Thomas Anderson no sea santo de su devoción, no le pueden negar su talento como escritor. Ésta es su cuarta nominación tras las conseguidas por Boogie Nights, Magnolia y Pozos de ambición. Vaya por delante que estamos ante la obra más inferior de Anderson, pero también es su trabajo menos personal. Imaginamos que adaptar la novela de Thomas Pynchon no habrá sido nada sencillo, ¡y eso que algunos aficionados al autor me han comentado que es su novela más accesible! La locura y el caos se apoderan de un libreto provocativamente confuso. Todo parece salido de las páginas de Pynchon, como un batiburrillo de ideas y personajes sin pies ni cabeza, que acaban formando un retrato sobre la paranoia y la angustia estadounidense bastante notable. Partiendo de la base de que Anderson no ha ganado aún el Oscar por ninguno de sus trabajos anteriores, y que éste aunque de base sea posiblemente el más complicado es también el menos sobresaliente de todos, y del hecho de que es sin duda el más inaccesible de todos los nominados, Anderson tendrá que seguir esperando a que se acuerden de él en los Oscar.

La teoría del todo de Anthony McCarten

the-theory-of-everything-eddie-redmayne-2-3

Primera nominación para Anthony McCarten, que además, como productor de la película, también la ha recibido en la categoría reina. McCarten adapta la novela autobiográfica de Jane Hawking para contar la vida del físico Stephen Hawking. Es sin duda el guion de corte más convencional de los nominados, un libreto de corte clásico perfectamente estructurado, que cumple a la perfección con su cometido. Los personajes están diseñados con claridad, y sus relaciones muy bien trabajadas. Como decíamos, no es una obra de esas que destaca en exceso, pero que es una piedra más para los buenos resultados de la película. Ganó el BAFTA en casa, y eso puede ser una pieza importante para tenerla en cuenta de cara a una posible victoria. Aún así, tampoco parte como favorita para ganar.

Whiplash de Damien Chazelle

Whiplash

Primera nominación para Damien Chazelle, en uno de sus primeros trabajos (hay que recordar que él firmó el guion de la española Grand Piano). Lo que ha ocurrido este año con Whiplash en esta categoría es bastante curioso, y aquí van las dudas que comentaba al hablar de la gran favorita: The imitation game. El guion de Whiplash ha estado siempre presente en la carrera, pero en la categoría de guion original, sin embargo, los Oscar decidieron que debería competir en la categoría de guion adaptado, ¿por qué? Hace unos años Chazelle firmó un pequeño corto con una escena de la película que ya había escrito para conseguir la financiación para el proyecto. Es un libreto a todas luces original, pero este pequeño detalle sirvió para que la Academia decidiese que debería competir como guión adaptado. Esto también nos presenta serias dudas, porque Whiplash ha conseguido hacer su presencia notoria durante la carrera, pero lo ha hecho en una categoría mucho más competida en la que tenía mucho más complicado ganar, ¿podrá alzarse con el Oscar al mejor guion? Es aquí donde aparecen mis dudas, puesto que no lo vería en absoluto descabellado. No en vano, es sin duda el mejor de los guiones nominados. La película de Chazelle ha recibido un gran reconocimiento desde que ganase el Festival de Sundance el pasado mes de enero, y además del seguro premio a J.K. Simmons, y un probable premio a Mejor sonido, no sería de extrañar que le dieran este tercer Oscar para hacer también de ella una pequeña gran ganadora. Su libreto es fantástico, todo se basa en la construcción de esos dos personajes autodestructivos, en su perfecto análisis sobre la obsesión a través de ellos. Es cierto que Whiplash es una película que destaca más en el plano visual, pero no sería justo ningunear el cuidado trabajo de escritura que tiene detrás.

Las olvidadas

Sin título-3

Para quien esto escribe, Perdida no es solo la olvidada, sino que es la gran olvidada en general. Es una de las películas del año y su presencia debería haber sido bastante notable. Creo que una de las ausencias que más me duele es sin duda la de esta categoría (junto a la de Fincher en dirección, que ya hablaremos de ella). Ha sido el guion más premiado del año, partiría, junto a The imitation game como la gran favorita para ganar. Gillian Flynn, no solo ha hecho crecer su novela, sino que ha llevado un material que no era más que simple entretenimiento, a convertirse en un cuidado y perturbador estudio sobre el matrimonio y la función de los medios de comunicación en el mundo en el que vivimos. El problema no es que el guion de Perdida debiera estar nominado, el problema es que debía haber sido la clara ganadora.

Aunque desde luego que no al nivel de Perdida, el trabajo de James Gunn en Guardianes de la galaxia, también podría haber merecido su reconocimiento, es sin duda mejor que el de muchas de las nominadas. Marvel lleva años haciendo las cosas muy bien, Guardianes de la galaxia es posiblemente su película más conseguida hasta la fecha, cuenta con cinco personajes perfectamente esquematizados, y está escrita con gracia, apoyándose en referencias y dando con ello un resultado muy divertido. Además, ha sido una de las películas más taquilleras del año (de hecho, es junto a El francotirador, la película más taquillera de todas las nominadas este año), y el gremio de escritores ya se acordó de ella.

¿Quién ganará?: The Imitation Game

¿La alternativa?: Whiplash