Seguimos con el repaso de las nominaciones a los Oscar con la categoría a Mejor actriz de reparto. Al igual que ocurre con la categoría masculina, este año aquí ha habido muy pocas alternativas (aunque sí unas cuantas más que en aquella), y también es de las categorías más claras del próximo domingo. Pueden jugarse todo su dinero a la victoria de Patricia Arquette, porque a buen seguro que no lo van a perder.

Emma Stone por Birdman

Emma Stone

El caso de Emma Stone es de esos que el tiempo me ha acabado por quitar la razón. Esta actriz tiene a su alrededor un gran vulgo de fans desde sus inicios. Siempre he dicho que aunque fuera una actriz correcta, que tampoco la había visto estar mal en ninguna película, no había hecho nada para convencerme de que esos fans tenían razón y que estábamos ante una actriz a tener en cuenta. Pero 2014 ha cambiado esa idea que tenía gracias a dos películas: Magia a la luz de la luna y Birdman, por la que ha logrado su primera nominación al Oscar. En una película en la que todos los actores destacan, Stone consigue aguantar bastante el peso de las impresionantes interpretaciones de sus dos compañeros de reparto. Sin llegar a estar deslumbrante, lo cierto es que está más que bien en su papel de hija yonqui con la mirada algo ida. La nominación se debe principalmente a cierto monólogo contra su padre, uno de esos momentos que resultan verdaderamente fáciles de premiar, y si no tuviera a su lado a Patricia Arquette, probablemente acabaría ganando el Oscar. Es muy joven aún (apenas tiene 26 años), y si sigue el camino que ha iniciado este año, más pronto que tarde el Oscar acabará en su estantería, aunque éste no sea su año.

Patricia Arquette por Boyhood (Momentos de una vida)

descarga

Fue icono sexual en los 90, algo que le debe principalmente a David Lynch Tony Scott, y aunque fue la más destacada de los hermanos Arquette (de hecho, no es casualidad que David y Rosanna estén completamente perdidos), jamás encontró un papel que le permitiese demostrar su talento. Eso ha cambiado gracias a Richard Linklater y su Boyhood, que le ha traído también su primera nominación al Oscar. Curiosamente, aunque Boyhood sea una película que se sustenta primordialmente en sus actores, y todos están bastante bien (no me amedranto tampoco en defender a los injustamente criticados Ellar Coltrane y Lorealai Linklater), ninguno tiene algún momento realmente espectacular, con la excepción de Arquette. Pasar de sex-symbol a madre coraje es algo que siempre gusta en la Academia, y además la actriz nos regala algún momento brillante, como el de la despedida de su hijo cuando éste va a la universidad, uno de esos que gusta tanto poner en los vídeos de los Oscar. Lo ha ganado todo, y con merecimiento, y el Oscar también será suyo. No sabemos si algún día volveremos a ver a Arquette en los Oscar, aunque de momento se ha garantizado mantenerse en el candelero unos años más gracias a la televisión protagonizando el nuevo spin-off de la serie C.S.I, pero ésta parece una de esas oportunidades que solo aparecen una vez en la vida.

Keira Knightley por The Imitation Game

AP FILM REVIEW THE IMITATION GAME A ENT

Knightley me parece una de esas paradigmáticas actrices de escaso talento que, sin embargo, siempre han conseguido estar en boca de todos y ser muy respetada. Cosa que no entiendo. La segunda nominación de esta actriz llega en un año en el que curiosamente realizó una interpretación que me parece de las mejores de su carrera, pero hablo de Begin Again, no de The Imitation Game. Le debe su nominación primordialmente a los hermanos Weinstein, que han sabido promocionarla a la perfección y aprovechar que, aunque no ocurre tanto aquí como en la categoría de Mejor actor, estamos ante un año con poca rivalidad. Ha estado presente en todos los premios, pese a que, para quien esto escribe, sea el punto más negativo de una película que ya de por sí no me parece buena. No tiene opciones de ganar. Es una categoría bastante clara, y si existiese alguna alternativa, tampoco sería ella. De todas formas, Knightley parece saber elegir bastante bien todo lo que hace, y aunque me aterra la idea, es bastante probable que pronto vuelva a la carrera por el Oscar, e incluso llegue a ganarlo alguna vez.

Meryl Streep por Into the Woods

INTO THE WOODS

Lo de Meryl Streep va de récords: esta es su decimonovena nominación al Oscar, y teniendo en cuenta que aún tiene 65 años, es fácil pensar que le quedan unas cuantas más, sobre todo teniendo en cuenta que haga lo que haga estará nominada. Y precisamente por este motivo está nominada por Into the Woods, porque sí, Meryl, como siempre, está realmente fantástica en el musical. Además, por primera vez en su carrera, se atreve a meterse en estas lides. Es Meryl y es un reto, así que ya saben: nominación. Aún así, considero que en Into the Woods brillan mucho más que ella Emily Blunt y Anna Kendrick, aunque ambas se hayan quedado sin nominación. Sintiéndolo mucho por sus fans, este año Streep no ganará. Además, su último Oscar está demasiado reciente y no es un papel lo suficientemente fuerte como para lograr el cuarto Oscar, un Oscar que no tengo ninguna duda de que ganará, y si me apuran, no me extrañaría que la acabásemos viendo recibir un quinto Oscar y rompiendo el récord que aún ostenta Katharine Hepburn, aunque para eso aún tendremos que esperar.

Laura Dern por Salvaje

Laura Dern

23 años ha tenido que esperar la otra chica Lynch de la categoría para conseguir su segunda nominación al Oscar. Una nominación que además viene un año después de la nominación de su padre por Nebraska. Con Dern este año me pasa un poco lo mismo que con Keira Knightley, considero que este año hizo una interpretación brillante, pero no en la película por la que está nominada, sino en Bajo la misma estrella. En Salvaje está bastante bien, las pocas escenas que tiene se las roba a Reese Whitherspoon, y aún así, tampoco me parece un papel verdaderamente destacable. Teniendo en cuenta que se ha colado en el quinteto de nominadas a última hora, entre un amplio cupo de candidatas, el premio ya ha sido la nominación y no tiene ninguna posibilidad de ganar. Dern tiene perfil de ganadora del Oscar, y es probable que si en años venideros vuelve a la carrera con un papel con fuerza, especialmente como secundaria, acabe ganando un Oscar de esos de reconocimiento a una trayectoria. La duda es si sabrá toparse con dicho papel, pero lo que está claro es que este año no será el suyo.

Las olvidadas

Sin título-1

Entre el grueso número de candidatas, y teniendo en cuenta que aún no he podido ver a dos de ellas (a Carmen Ejogo por Selma y Jessica Chastain por El año más violento) sí que echo en falta a Rene Russo. Lo tenía todo para haber entrado finalmente. En los diez últimos años tan sólo la habíamos visto en unos breves papeles secundarios en Thor y su secuela, y ahora, la que fuera otra sex-symbol de los noventa, volvía con un papel complicado en el que le plantaba cara a un perturbado Jake Gyllenhaal en Nightcrawler. Su merecida nominación al BAFTA nos hacía pensar que a lo mejor este año podría haber llegado la primera nominación para ella, un comeback en toda regla de esos que tanto gustan en la Academia, pero por desgracia finalmente quedó fuera.

Después de su nominación al SAG, Naomi Watts era otro de los nombres que sonaba con fuerza para acabar entrando gracias a su interpretación en St. Vincent. Además es una actriz que gusta a la Academia, y que ya ha estado nominada en dos ocasiones. En este caso, la verdad es que me congratula su ausencia, pues al contrario que Melissa McCarthy, que sí estaba fantástica, a Watts la vi realmente forzada en su papel de prostituta de Europa del Este.

Lo que desde luego hubiera sido la auténtica repanocha hubiera sido la nominación de Tilda Swinton por Snowpiercer (Rompenieves). Desde luego que méritos no le faltaban, y de hecho los premios de la crítica se acordaron de ella en numerosas ocasiones, pero la cinta coreana de Bong Joon-ho era demasiado osada para los gustos de la Academia. Por mucho que les gusten las transformaciones físicas (y la de Swinton era notable).

¿Quién ganará?: Patricia Arquette

¿La alternativa?: Igual que el Oscar a Mejor actor de reparto, éste también está decidido. La estatuilla a la Mejor actriz de reparto ya tiene el nombre grabado.