weone_foto_galeria_4493full-zA7fQpc15LPZ4SN3

Espero no sorprender a nadie al señalar que el cine de terror es un género que atraviesa unos tiempos bastante difíciles en los últimos años, en los que ha sido reducido a un mero campo de cultivo de sagas y remakes-reboots sobreexplotados y de dudosa calidad. Tanto es así, que en los últimos cinco años sólo puedo recordar un par de ejemplos realmente remarcables, entre los que se encuentra Expediente Warren (James Wan, 2013) y la ópera prima australiana que ocupa este texto.

The Babadook es la prueba fehaciente de que puede hacerse una gran película de terror sin pretensiones de reinventar nada, demostrando que sabiendo contar la historia tienes al espectador en tus manos de principio a fin. Y para ello ha tenido que llegar una primeriza llamada Jennifer Kent para dar un agradecido golpe sobre la mesa con una película que trata al espectador con el respeto e inteligencia que se espera a estas alturas.

Creo que su mayor acierto recae en sus decisiones narrativas, planteando un juego de perspectivas en el que poco o nada es lo que parece, que va evolucionando a lo largo del metraje, y que recuerda muchísimo a Hitchcock en ciertos momentos (véase Vértigo, por ejemplo). De este modo, la madre y su hijo son los absolutos protagonistas en torno a los cuales se desarrolla una tensión narrativa que los somete a un desgaste psicológico progresivo y constante, el cual se extiende sin remedio al espectador. Kent no sólo demuestra un innegable talento y tacto a la hora de tratar temas  tan dolorosos como la pérdida y la depresión, sino que se atreve a ofrecer un interesantísimo enfoque basado en alegorías y metáforas que conforman un escalofriante imaginario de monstruos internos, el cual refleja a la perfección la violencia y el terror que puede darse alrededor de una persona a la hora de atravesar diversas crisis psicológicas, tanto dentro como fuera de la mente. The Babadook me lo ha hecho pasar realmente mal, no tanto por los sustos como por su estremecedora atmósfera y ciertas secuencias en el tercer acto, auténticos escalofríos.

weone_foto_galeria_4803full-NXaDHZNy8EZ1u09Z

La narración además se ve apoyada en un despliegue audiovisual acertadísimo, que prescinde de los efectismos y trucos baratos tan habituales en el género para basar su atmósfera en la sugestión y en la sutileza, creando una serie de conceptos que son presentados de forma deliberadamente abstracta pero que con el paso de los minutos van adquiriendo cada vez más significado (es impresionante todo lo que puede llegar a representar un simple sótano). El sonido juega un papel importantísimo en la historia, reforzando esa dualidad de puntos de vista que se da en la película y haciendo al espectador partícipe de lo que escucha (o cree escuchar) cada personaje.

Las interpretaciones son el último gran pilar dramático de la cinta, con un impresionante recital de Essie Davis, en un trabajo visceral que va sumando más y más capas en cada secuencia. Aún más sorprendente resulta la interpretación de un jovencísimo Noah Wiseman, sobre el cual recae prácticamente la mitad de la película y que aguanta el tirón con una madurez sobrecogedora.

The Babadook no sólo tiene el mérito de representar un estimulante oasis en medio de ese desierto en el que se encuentra el género del terror, sino que además puede presumir de ser un interesantísimo thriller psicológico que parte de los miedos y traumas internos de sus personajes para sumergirnos en una estremecedora e inmersiva experiencia, que hará las delicias de todos los fans del terror ávidos de una propuesta hábil e inteligente para variar.

weone_foto_galeria_4502full-FLNvOfDS5qlCRUJb

Sin duda, de lo mejor que ha dado el cine este 2014.

PD: Si la película hubiese tenido el valor de cerrar con su penúltima escena (ese último momento en el sótano), hubiese rozado la perfección para mi gusto. Un claro ejemplo en el que se puede observar la diferencia entre acabar bien y acabar genial una historia, con apenas cinco minutos de diferencia.

4_estrellas

Ficha técnica:

Título original: The Babadook Director: Jennifer Kent Guión: Jennifer Kent Música: Jed Kurzel Fotografía: Radek Ladzcuk Reparto: Essie Davis, Noah Wiseman, Daniel Henshall, Hayley McElhinney, Barbara West, Ben Winspear, Tiffany Lyndall-Knight, Tim Purcell Distribuidora: eOne Spain Fecha de estreno: 16/01/2015