Nightcrawler

Nightcrawler, debut en la dirección de Dan Gilroy, y por la que ha sido nominado al Premio Gotham al Mejor nuevo director coje en el fin de semana de Halloween el testigo de Ouija como número 1 en la taquilla americana. Con un discreto presupuesto de poco más de 4 millones, la película por la que Jake Gyllenhaal ha tenido que someterse a un brusco cambio de imagen perdiendo cerca de 15 kilos, consigue imponerse por un margen mínimo de 9 mil dólares al filme de terror dirigido por Stiles White.

No ha sido un fin de semana de grandes cambios en la taquilla, y tan sólo cabe destacar el tortazo que se ha dado No confíes en nadie. Un thriller dirigido por Rowan Joffé (hijo del director de La misión Roland Joffé) y protagonizado por Nicole Kidman, Colin Firth y Mark Strong que en casi 2.000 salas, ha pasado a duras penas los dos millones de recaudación, y se ha quedado en el puesto 14, muy lejos del top 10. Peor aún le han ido las cosas a Saw, que volvía a los cines aprovechando su décimo aniversario y la festividad de Halloween. La película de James Wan se reestrenaba a lo grande, en más de 2.000 salas, y ha conseguido 650.000 dólares. Apenas 315 dólares por sala. Tampoco Horns, el filme de terror dirigido por Alexandre Aja y protagonizado por Daniel Radcliffe se estrenaba de manera limitada en 100 salas, y logra 104.000 dólares. Poco más de 1.000 dólares por sala.

La mejor media por copia se la lleva Birdman de Alejandro González Iñarritu, que en su tercera semana sigue subiendo como la espuma. Esta semana ha aumentado a 231 salas, casi 200 más de las que tenía, y ha logrado 2 millones y medio de dólares, más de 10.000 dólares por sala. También sigue de maravilla en su segunda semana Citizenfour, el aplaudido documental sobre Edward Snowden se expandía 32 salas en las que logra 210.000 dólares y una media de 5.700 dólares por cine.

taquilla