SHArch_HFarocki_09 (1)

Hoy ha empezado ya oficialmente L’Alternativa, para mí ha empezado con una sesión doble: la primera sesión de cortos (de tres) y el largometraje Sauerbruch Hutton Architekten.

Los cortos vistos hoy han sido: Short, La Reina, My Dad, The Claustrum, Symphony no. 42, Traversées, Drive with Care y The Kiss.

Symphony no. 42 ha sido con diferencia el mejor de los cortos, una divertida historia con toques surrealistas y de humor sobre animales comportándose como humanos. Una divertida vuelta de tuerca al mundo. Le siguen La Reina, que nos cuenta la historia de una niña a la que convierten reina del carnaval en contra de su propia voluntad, teniendo que sufrir al soportar una corona de 4 kilos en la cabeza sujetada por bridas y pegamento; y Drive with Care, documental que nos relata con toques de humor ácido el día a día de una profesora estadounidense en un internado elitista.

Por otro lado, también hemos visto cortos peores. Empezando por The Claustrum, historia basada en los estudios psicoanalíticos de tres mujeres en situaciones psicológicas que les sirven de prisión y refugio al mismo tiempo. Lo que parte de una trama interesante desemboca en el aburrimiento, el espectador está constantemente bombardeado de información, lo que hace que se fije en los subtítulos y no la pantalla, y acaba perdiendo el interés. Luego está The Kiss, found footage español que nos muestra un corto llamado The Kiss (originalmente filmado por Thomas A. Edison) desde 20 formatos de cámara diferentes. El director, presente en la sala, quería expresar que se pierde información de un relato a la hora de positivar los negativos, editar… Lo que acaba mostrando es el mismo corto 20 veces, solo que cada vez se ve el doble de difuminado y vemos manchas blancas en un fondo negro. Y por último, y bastante peor que los dos anteriores, está Short, de Robert Todd. El corto (supuestamente) va de: la luz duerme y sale y vuelve a dormir a lo largo de la orilla del día. Lo que vemos: enfoca una planta con el diafragma de la cámara totalmente abierto (vemos la pantalla totalmente en blanco, la imagen está quemada), y luego cierra el diafragma de golpe y pasa de blanco, a gris, a negro en cuestión de segundos. Luego lo hace con una flor. Luego con una verja. Y otra vez. Y otra vez. Y otra vez. Así durante 5 minutos. Yo no sé qué pretendía el señor Todd con este corto, pero a mí me ha provocado el aburrimiento absoluto y darme cuenta de que he desperdiciado 5 minutos de mi vida.

Para finalizar la jornada hemos sido testigos de la obra póstuma de Harun Farocki (falleció prematuramente este año), Sauerbruch Hutton Architekten. El film nos plasma en forma de documental un estudio sobre una firma de arquitectos berlinense. Matthias Sauerbruch y Louisa Hutton son dos arquitectos que se proponen construir un edificio. El espectador es testigo de cómo se plantea la construcción de un edificio, cómo se escogen los colores, las sillas, las ventanas, los mangos de las puertas… Lo que a simple vista parece algo tedioso, se convierte en interesante a partir de cómo lo cuenta Farocki. Es admirable como a partir de algo tan simple como la arquitectura consigue llamarnos la atención. Aunque se queda en eso, interesante, no va más allá. No nos engancha totalmente la historia, no nos conmueve o emociona, pero tampoco aburre.