Jimmys Hall

Con cinco décadas de cine a sus espaldas y próximo a cumplir los 80 años resulta lógico que Ken Loach anunciase su retirada antes del estreno de su última película Jimmy’s hall. Pero también te recorre una sensación de pena, cuando un cineasta como Loach, máximo estandarte del cine político durante la segunda mitad del Siglo XX, decide dejar el cine. Tenía esperanzas que al menos Loach dejase el cine por todo lo alto, con una de sus grandes películas. En los últimos años curiosamente me han atraído más sus comedias como Buscando a Eric o La parte de los Ángeles, que dramas fallidos como Route Irish o Un mundo libre. Pero cualquier trabajo con la firma de Loach siempre es recibido con los brazos abiertos. Por desgracia Jimmy’s hall está lejos de sus grandes obras, es una película agradable de ver, pero nunca interesante, y nunca tan implicada, más allá de la temática que trata, como otras de Loach. Como si el cineasta ya la hubiera dirigido desde su sillón de jubilado con un beneplácito que no acaba de seducir, como una película para viejos que no arriesga, y si algo le pedimos a Loach es que siempre arriesgue en su discurso.

En Jimmy’s hall, Loach se acerca a uno de los capítulos más vergonzosos de la historia de Irlanda. La deportación de James Gralton, un líder comunista que fue deportado de su propio país en 1933 con la excusa de que era un extranjero, ya que tenía la doble nacionalidad estadounidense. Loach se acerca a la figura de Gralton en 1932, Gralton había vivido en Estados Unidos durante un largo periodo de tiempo, volvió durante la Guerra de Independencia de Irlanda, para volver años después a su país, justo cuando un año después fue deportado. Me gusta como plantea el panorama Loach, remitiéndonos a una de sus últimas película, lo que narra Jimmy’s hall sucede más de diez años después de El viento que agita la cebada, película que se basaba directamente en esa guerra de independencia. La paz está instalada en el país británico, sin embargo, el ambiente sigue claramente igual de compungido que en mitad de la guerra que narraba en la película protagonizada por Cillian Murphy, y la opresión católica hace verdaderos estragos entre aquellas personas de tendencias comunistas que simplemente quieren vivir su vida sin atenerse a restricciones morales.

Jimmys Hall

Loach plantea pese a todo una película donde la política queda bastante más de lado, más allá de la situación. Jimmy’s hall es una película que habla sobre la liberación del ser humano, su necesidad de acercarse a las artes, y de cómo la iglesia ve estas prácticas, tan alejadas a las santas enseñanzas como algo pagano e infame, casi diabólico. Uno de los mejores momentos de la película es el protagonizado por el cura del pueblo dando un discurso en la misa en la que habla de los movimientos pélvicos de los bailes de los muchachos la noche anterior en ese salón regido por Gralton como algo influido por Satán. Pero esto tiene también una connotación negativa, Loach trata esto de una manera exageradamente liviana, casi superficial, no hay implicación, incluso aborda, aunque sea levemente, una trama romántica que lastra terriblemente a la película, e incluye algún momento tan bochornoso como el del baile a oscuras.

Saco una lectura muy clara de Jimmy’s hall y es que es una película que tiene mucha bondad y mucho corazón, pero también siento que es una película a la que le falta pasión y sobre todo muchísima garra. Y Loach es un tipo que no sabe ser sensible, saber implicarse con sus personajes, con sus ideales, pero no con sus sentimientos, y es algo terrible cuando una secuencia que debería ser tan emocionante como la que cierra la película, demuestra la falta de carácter de todo lo que ha contado el realizador británico.

Jimmys Hall

La pena te corroe cuando un cineasta como Ken Loach anuncia su retirada, por supuesto, pero lo peor de todo es que Jimmy’s hall, que no es una mala película, no me parece una obra digna para cerrar la filmografía del autor de Mi nombre es Joe, una película menor en la filmografía de un cineasta siempre tan interesante. Una película que se deja ver y ya, pero no revuelve nada en el espectador, eso que precisamente ha hecho tan bien este señor durante cincuenta años.

3_estrellas

Ficha técnica:

Título Original: Jimmy’s Hall Director: Ken Loach Guión: Paul Laverty Música: George Fenton Fotografía: Robbie Ryan Reparto: Barry Ward, Simone Kirby, Andrew Scott, Jim Norton, Brian F. O’Byrne, Francis Magee, Karl Geary Distribuidora: Vértigo Fecha de estreno: 21/11/2014